La rosa mosqueta es una planta medicinal natural muy conocida por todos nosotros por los innumerables beneficios que tiene para nuestro cuerpo y para nuestra salud en general. Aun así, aunque conocemos la rosa mosqueta a grandes rasgos, muy poco de nosotros somos conscientes de la multitud de aspectos positivos que tiene para nuestro organismo, tanto a nivel interno como externo. De hecho, su máximo y más conocido beneficio es la mejora que provoca en nuestra piel gracias a sus propiedades potencialmente hidratantes, nutritivas, reafirmantes y cicatrizante. Así, lo solemos usar en forma de jabón de rosa mosqueta, gel, crema hidratante o aceite. En esta misma línea, a nivel interno también podemos usar beneficiosamente la rosa mosqueta; para aliñar las pastas dulces o bien, tomarla en forma de infusión. En este último caso, si tomamos rosa mosqueta podremos disfrutar de sus cualidades analgésicas, digestivas, depurativas e incluso anti-inflamatorias. Por tanto, una vez más una planta natural puede servir de substituto a un medicamento artificial: una experiencia muy recomendable.

Ahora bien, aunque la rosa mosqueta tiene muchos usos y modalidades, lo cierto es que la forma más frecuente y popular de ser utilizada es en formato de aceite de rosa mosqueta. En este caso, puede ser usada por motivos muy diferentes pero en todos ellos ayuda a nuestro cuerpo de forma muy positiva. Por ello, hoy en doncomos.com te explicamos cómo utilizar el aceite de rosa mosqueta para que sepas en qué momentos usarlo y potencies sus cualidades medicinales naturales.

Instrucciones para utilizar el aceite de rosa mosqueta

  1. En primer lugar, vamos a conocer cómo se produce el aceite de rosa mosqueta. Y es que en este sentido, el aceite se elabora a partir de las semillas y las flores de esta planta. Ten en cuenta, que se deben escoger las semillas, ya que no todas sirven del mismo modo. En este caso, una vez se han elegido las semillas y las flores más adecuadas, se debe dejar secar y posteriormente moler ambas cosas para extraer las propiedades tanto de la flor como, sobre todo, de las semillas.Cómo utilizar el aceite de rosa mosqueta
  2. Una vez conocemos el origen del aceite de rosa mosqueta, debemos centrarnos en sus propiedades para saber seguidamente cómo usarlo. Tal y como hemos expuesto anteriormente, la rosa mosqueta tiene muchas propiedades tanto a nivel interno como externo. Pero ahora, vamos a centrarnos en sus propiedades a nivel externo y, especialmente, en sus beneficios para la piel.
  3. En primera instancia, cabe destacar sus propiedades hidratantes intensivas y regenerativas retrasando el envejecimiento de la piel. En este sentido, puedes aplicarlo para retrasar la aparición de arrugas, celulitis y piel de naranja, ya que tiene propiedades antioxidantes y cuenta potencialmente con vitaminas A, C y E. En su misma línea, el aceite de rosa mosqueta también potencia la elaboración de colágeno por parte de nuestra epidermis. Por todo ello, usa el aceite de rosa mosqueta tanto para tu rostro como para tu cuerpo; reducirás y retrasarás la aparición de arrugas en la cara y el cuerpo, así como celulitis.Cómo utilizar el aceite de rosa mosqueta
  4. Por otro lado, la rosa mosqueta también tiene propiedades de cicatrización de heridas leves y marcas en la piel. En este sentido, seguimos en la línea del apartado anterior; la regeneración de la piel ayuda a reducir y eliminar también las estrías y las cicatrices. Así, aplica a tu piel corporal -zonas que tengas con estrías, culo, pechos, muslos- y a tu rostro el aceite rosa mosqueta. Con ello, conseguirás que tu piel tenga una textura y una tonalidad mucho más uniforme y natural.Cómo utilizar el aceite de rosa mosqueta
  5. En caso de que tengas una cicatriz -más o menos grande- de una herida o un corte, puedes usar el aceite de rosa mosqueta de un modo más potente y concentrado durante los primeros días después de la cura para evitar que quede la marca. Con ello, lo más indicado para evitar que la cicatriz se penetre en la piel, deberás aplicar cuanto antes posible tu aceite rosa mosqueta, ya que regenerará e hidratará la herida curada.
  6. También puedes usar el aceite de rosa mosqueta para cuidar el cuero cabelludo y el pelo; sus propiedades beneficiosas para la piel también son aplicables para el cabello y las uñas. Si tienes el cabello pobre o débil aplícate un par de veces por semana aceite de rosa mosqueta en el cuero cabelludo y en las puntas; regenerarás y mejorarás tu melena dándole hidratación, anti-encrespamiento y brillo.Cómo utilizar el aceite de rosa mosqueta
  7. Por último, te explicamos cómo aplicarlo: debes usarlo una vez al día durante varias semanas seguidas para potenciar sus efectos. Así, pon en la palma de tu mano unas gotas de aceite de rosa mosqueta y repártelo por la zona que desees y necesites; es recomendable que des un masaje con la palma y la yema de los dedos para que penetre bien en la zona escogida.

¿Que necesitas para utilizar el aceite de rosa mosqueta?

  • Aceite de rosa mosqueta -puedes comprarlo en farmacias, supermecados, droguerías, parafarmacias, etc.-.
  • Tiempo.
  • Constancia.
  • Dedicación.

Consejos para utilizar el aceite de rosa mosqueta

  • A día de hoy, puedes comprar el aceite de rosa mosqueta en diferentes comercios, ya que está muy implementado. Así, el precio puede variar mucho según la marca, el tamaño y el tipo de escojas -puede ir de 3 euros hasta 15 euros aproximadamente-.
  • Intenta tener constancia a la hora de aplicar el aceite, la constancia es básica para que sus efectos se vean realmente.

 

¿Te ha gustado?
51 usuarios han opinado y a un 92,16% le ha gustado.