El café además de ser una bebida muy tomada en el mundo, trae varios beneficios usándolo de modo externo, especialmente para el cuidado de nuestro cuerpo y la belleza, no es sino mirar los ingredientes de muchas de los productos que nos venden a altos costos en diferentes tiendas y notar que uno de los ingredientes principales es la cafeína.

Así que tú misma puedes hacerte en tu casa una mascarilla económica a base de café; en doncomos te explicamos cómo hacer una mascarilla de café para que le des más vitalidad a tu rostro y le devuelvas el brillo.

Cuando bebes un café, muchas veces buscas mantenerte despierto y esto se da gracias a sus propiedades estimulantes, estas mismas aparecen en el cuidado fácil cuando utilizamos el café  en forma de mascarilla, ya que al penetrar un poco en la piel, hace que la circulación mejore y por lo tanto ayuda a optimizar la apariencia de la piel dejándola más joven y fresca.

Una gran ventaja es poder usar productos que son completamente naturales y no un montón de componentes químicos que pueden resultar nocivos.

Estas sencillas recetas son bastante económicas y las podrás realizar con materiales que tienes en casa, verás unos excelentes resultados desde la primera aplicación; puedes probar haciéndolas una o dos veces por semana.
Cómo hacer una mascarilla de café

¿Que necesitas para hacer una mascarilla de café?

Café y leche

  • 3 cucharadas de poso de café
  • ¼ de taza de leche.

Café y agua

  • 1 cucharadita de agua o aceite
  • 1 cucharadita de café soluble

Café y yogur

  • 2 cucharadas de poso de café
  • 2 cucharadas de yogur
  • 1 cucharada de miel

Café y crema hidratante

  • 1 cucharada de poso de café
  • 1 cucharada de crema hidratante

Café y cacao

  • 2 cucharadas de poso de café
  • 2 cucharadas de cocoa en polvo
  • 4 cucharadas de leche en polvo

Café, miel y huevo

  • 1 cucharada de poso de café
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal marina
  • 1 cucharada de miel

Instrucciones para hacer una mascarilla de café

Café y leche: toma 3 cucharas de poso de café (filtro), o sea el café usado y ¼ de taza de leche, mézclalos en un recipiente, no puede quedar muy líquida la preparación, si este es el caso hecha un poco más de café, aplica la mascarilla por todo tu rostro evitando que te caiga en los ojos, tampoco apliques alrededor de tu boca, masajéate un poco y deja actuar durante 20 minutos, enjuaga haciendo masaje principalmente en la zona de nariz y frente. Aplícate una crema humectante.

Café y agua: te servirá para ver tu piel más radiante, mezcla en un recipiente una cucharadita de café soluble o en grano y una cucharadita de agua (si tu piel no es grasa puedes reemplazar el agua por aceite y te dará una solución con más consistencia), deja reposar el preparado por 1 hora,  aplícate la mezcla en tu cara en forma de mascarilla, teniendo cuidado con tus ojos y alrededor de tu boca, espera hasta que tome una consistencia dura y lávate con bastante agua.  Puedes hacer esto con una cucharada de poso de café.

Café y yogurt: mezcla muy bien en un recipiente 2 cucharadas de poso de café, 2 cucharadas de yogur natural y una cucharada de miel, aplícate la mezcla por todo tu rostro y masajea suave, deja actuar por 15 minutos y lávate con agua tibia. Esta mascarilla es muy útil para reducir la grasa en la piel.

Café y crema hidratante: toma una cucharada de poso de café y una cucharada de una crema hidratante y mezcla bien, aplícate la mezcla en tu cara con la ayuda de una brocha o con tus manos, deja actuar por 30 minutos y enjuaga con agua fría.

Café y cacao: en un recipiente mezcla 2 cucharadas de poso de café, 2 cucharadas de cacao en polvo y 4 cucharadas de leche en polvo entera, empieza a agregar agua hasta que tome una consistencia parecida a la de la mayonesa, aplícate la preparación sobre tu cara, deja actuar por 25 minutos y enjuaga con agua tibia.

Café, miel y huevo: hecha en un recipiente el huevo, la cucharadita de poso de café, la cucharada de miel, la cucharadita de sal marina y la cucharadita de azúcar, mezcla muy bien, aplícate la preparación sobre el rostro, espera que se seque y enjuaga muy bien.

Cómo hacer una mascarilla de café

Consejos para hacer una mascarilla de café

  • Cuando te hagas los masajes con el café, debe ser muy suave para no ir a dañar tu piel.
  • Estas recetas no te funcionaran con café descafeinado, pues la cafeína es la que ayuda a lograr los efectos deseados.
  • Las mascarillas con café ayudan a desinflamar, así que es útil que te la hagas cuando estás muy cansada o después de haber dormido mal.
  • Este es un artículo informativo,  no olvides consultar a tu médico.
  • Este tipo de mascarillas sirven también para la celulitis y las ojeras.
  • El café usado que solías botar ya te sirve para hacerte mascarillas muy buenas para tu piel.
  • Si tu piel es muy sensible, prueba primero en una pequeña zona, por si te pica, en este caso te enjuagas y ya, tampoco es problema, a no ser que tengas una alergia al café.
¿Te ha gustado?
13 usuarios han opinado y a un 92,31% le ha gustado.