Cómo tratar las varices

Nuestro sistema circulatorio es una de las áreas de nuestro cuerpo más delicada. Este puede sufrir de muchos padecimientos desde la hipertensión, los problemas específicos a nivel del corazón, enfermedad que afectan directamente la circulación de la sangre o también, temida por mujeres y hombre, las varices.

Las varices son un padecimiento que afecta a las venas, ocasionado que estas se hinche o agranden y tienen como consecuencia su mal funcionamiento. Este engrandecimiento se da sobre todo en las piernas (también en los glúteos y muslos) y puede deberse a que se acumula una gran cantidad de sangre en una zona específica de las venas, especialmente cuando la persona pasa mucho tiempo parada.

Lamentablemente las mujeres son las que mayormente se ven afectadas. Las también llamadas venas varicosas afectan más a las damas ya que las mismas pasan por muchos cambios en sus procesos hormonales a lo largo de su vida. Otro factor que se le suma a este es el embarazo, el cual genera un cambio pronunciado en su organismo incluyendo al sistema circulatorio.

Aunque no por esto se descarte que los hombre pueden llegar a sufrir de varices. Ambos tienen posibilidades muy altas de que las mismas aparezcan, sobre todo cuando se habla de que tienen un carácter genético (o hereditario), también se pueden agregar factores como el  ritmo de vida que lleven y la edad.

Te recomendamos leer también los post: Cuáles son los beneficios de la presoterapia y Cuáles son los beneficios del drenaje linfático

Las varices pueden ser diferenciadas según su tipo en tres categorías. Las de grado I son aquellas que vemos más frecuentemente, logran distinguirse en nuestra piel con un color entre azul y morado. Podemos observar como este tipo de varices simulan algo parecido a una araña o a una estrella, aunque en la mayoría de los casos solo significara un problema en el entorno estético.

Otro tipo de varices, que se pueden encontrar en nuestro cuerpo, son las que se denominan grado II. En esta etapa es bueno que pongas mucha atención ya que generan otro tipo de consecuencias más notorias, entre ellas dolores, calambres o sensación de picazón u hormigueo.

En cuanto al grado III de las varices, es común que veas que se van haciendo cada vez más grandes y los síntomas anteriores más recurrentes, a todo esto se le suma un cambio prolongado de la coloración de tu piel. Y para finalizar con los tipos está el grado IV en donde aparecen las temidas ulceras, las cual son sumamente delicadas y complicadas a la hora de aplicar tratamiento.

Las causas de las varices también pueden variar según el grado en el que se encuentren. Una de las más comunes es que las válvulas, que se encargan de transportan la sangre nuevamente hacia el corazón, estén en un estado defectuoso por cuestiones hereditarias.

Otro caso serían los coágulos de sangre que se acumulan en ciertas zonas del organismo evitando así que pueda circular la sangre por las venas libremente, a este tipo de casos se le conoce como tromboflebitis.

Siempre el consejo experto

El experto que determinará tu tipo de varices, y lo que puedes realizar para librarte de ellas, es el llamado especialista en cirugía a nivel vascular. El mismo, por medio de estudios, determinara la razón y consecuencias de las varices en tu organismo. Uno de los estudios más utilizados para su correcto diagnósticos son las ecografías tipo Doppler  la cual examina detalladamente el aparato circulatorio sobre todo en la partes afectadas.

Algo que debes tener en cuenta es que su prevención es muy mínima pero que mayormente podemos evitar que se agraven aprendiendo a tratar las varices adecuadamente cuando estas aparecen en el cuerpo. Perder peso ayuda a reducir las varices.

¿Que necesitas para tratar las varices?

  • Medicamentos recetados por un experto
  • Calcetines de compresión
  • Agua fría
  • Protector solar
  • Vinagre de manzana
  • Aloe vera
  • Ajo
  • Chile Picante

Instrucciones para tratar las varices

  1. Cambia tu vida
    Ante la aparición leve de las varices lo primero que te va a recomendar tu médico para tratarlas es que cambies la forma en que manejas tú día a día. Inicialmente en no tener largos tiempos de esperas de pie y que dejes el habito de cruzar las piernas al sentarte. Sumado a esto te pedirán que al dormir intentes mantener elevadas tus piernas para mejorar la circulación en tu organismo.
    De igual manera es momento de mover el cuerpo, por ello para tratar las varices te recomendamos que empieces a hacer actividad física prolongada, sobre todo ejercicios que obliguen a tus piernas a activarse.
  2. Más y más cambios
    También las varices son una señal de que debemos cambiar nuestra alimentación. Sobre todo si tienes sobre peso, debes colocarte inmediatamente en dieta para buscar adelgazar de forma sana. Esto para que las presiones en tu venas, ocasionadas por tu contextura, disminuya considerablemente.
    Si eres fanático de la ropa muy apretada te contamos que debes cambiarla igualmente. Para tratar las varices se recomiendan prendas que te queden holgadas en tu cintura y piernas, esto para mejorar la circulación. Al igual de que si te gustan los tacones muy altos para grandes tiempos de esperas hay que eliminarlos de tu vida inmediatamente para que tu padecimiento no empeoren.
  3. Calcetines de compresión
    Otro paso para tratar las varices, recomendado por los médicos, es el uso de calcetines de compresión. Estos harán una presión suave en tus piernas teniendo como consecuencia que la sangre ya no pueda acumularse en zonas específicas de las venas.
  4. Evita el sol y báñate con agua fría
    El frio es extremadamente beneficioso para el tratamiento de las llamadas varices, Por lo contrario el sol puede llegar a empeorarlas. Por ello recuerda usar protector solar y evita pasar mucho tiempo expuesto a la radiación del gigante amarillo. Así como también te recomendamos que te des baños de agua fría y acompáñalos con masajes de geles que también le generen sensación de frescura a tu piel.
  5. Remedios caseros
    Existen algunas sustancias que se encuentran en la naturaleza ideales para tratar las varices y que pueden ayudarte mucho en la relajación de tus venas. El ajo ayuda mucho como un desinflamatorio natural, al igual que el chile picante que es recomendado para un alivio prolongado.
  6. Otro de los remedios caseros más comunes son los que implican la crema de áloe vera o el vinagre de manzana con los cuales es bueno darse algunos masajes para propiciar la relajación y desinflamación de las vías por las cuales se devuelve la sangre.
  7. Medicamentos
    En el caso de que ya las varices te estén ocasionando muchos síntomas molestos como dolores o abultamientos más graves, es momento de tomar medicación. Alguno de los tratamientos más comúnmente usados en estos casos son los que utilizan fármacos, según el resultado que se desee obtener. Esto lo determinara un medico competente en el área.
    Si lo que se desea es que el tono venoso vaya aumentando y así pueda haber una mejor movilización de sangre se recomiendan sustancias como la centella asiática o troxerutina. En cambio si lo que queremos es que no se acumule la sangre o se convierta en coágulos se recomiendan los anticicatrizantes, anticoagulantes y antibióticos.
  8. La cirugía para los casos más graves
    Ya en el caso de que, más que tratarlas, quieras eliminarla por las fuertes molestias que te ocasionan la solución es la cirugía. Este tipo de soluciones se llevan a cabo ya cuando las varices han dejado de ser un problema solamente estético (aunque algunas personas la aplican también en estos casos) y han pasado a ser oficialmente una enfermedad.
    En estos procedimientos quirúrgicos buscan eliminar los tumores desde la raíz del problema. Según la gravedad del paciente se pueden hacer procedimientos como la llamada escleroterapia o microescleroterapia, para casos más leves; cirugía a base de láser, en la cual no se necesita inyectar ni cortar en ningún lado de la piel; ablación endovenosa, para el bloqueo de las varices; o la flebectomía ambulatoria donde se hacen cortes más elaborados en búsqueda de la eliminación.


Estos son solo algunas de las cirugías utilizadas para tratar las varices y algunas personas deciden realizárselas solo para mejorar en la parte estética, pero realmente se recomienda por parte de los médicos cuando ya la enfermedad pueda traer consecuencias mayores en los que la padecen.

Consejos para tratar las varices

A pesar de que los tacones altos no son recomendados para poder tratar las varices con facilidad. Los tacones un poco más bajos sí los podrás seguir utilizando ya que ellos sumados a algunas caminatas pueden ayudar a una mejor circulación. Aunque también te recomendamos pasar la mayor parte del día con zapatos que sean cómodos para tus pies.
Impide el uso de anticonceptivos orales ya que generan pueden empeorar tus varices debido a los cambios hormonales que estos causan. Y si estas embarazada los masajes en todo el cuerpo deben ser parte de tu día a día si quieres evitar molestias futuras.
Las varices pueden ser un problema al que todos estamos expuestos, lleva una vida sana, evita estar mucho tiempo estático o de pie y a la hora de medicarte siempre consulta a tu médico para evitar la aparición de varices en un posteriormente. Sobre todo presta mucha atención a tus padres y abuelos, ya que si en tu familia son propensos a la aparición de este padecimiento es momento de que tomes medidas al respecto.

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.