Vencer las durezas de los pies es fácil, además, como todo en la medicina, es mejor si realizas un tratamiento preventivo con el cual puedas evitar tener que utilizar un tratamiento más agresivo para eliminarlas cuando ya haya pasado demasiado tiempo.

¿Cómo tratar las durezas de los pies y por qué surgen?

Las durezas de los pies aparecen cuando no cuidamos esta parte de nuestro cuerpo con especial cuidado. Las durezas de los pies son también conocidas como hiperqueratosis y se dan cuando la piel de nuestros pies, principalmente de los talones, se engrosa debido a la fricción que se aplica sobre ella. La piel actúa creando una dureza para evitar que los tejidos se vean afectados por el sobreesfuerzo en esa zona. No obstante, en ocasiones, aunque surja la dureza, los tejidos se pueden ver relativamente dañados y causar cierta molestia cuando aparecen las durezas.

Uno de los principales motivos que provocan la aparición de las durezas es el uso de un calzado incómodo o de un calcetín que no protege lo suficiente. Tratarlas es muy sencillo y puede hacerse desde nuestro propio hogar. En este post vamos a recomendarte algunos tratamientos caseros para hacer frente a las durezas de los pies. No obstante, siempre es recomendable acudir a la consulta de un podólogo para que te ayude a luchar contra este problema.ser modelo, semi

¿Que necesitas para tratar las durezas de los pies?

Para tratar las durezas de los pies vas a necesitar

  • Manzanilla
  • Miel
  • Ajos
  • Aceite de oliva
  • Gasa

Instrucciones para tratar las durezas de los pies

Paso a paso para tratar las durezas de los pies

  1. Prepara una relajante infusión de manzanilla y miel para tus pies. Para hacerla debes de utilizar 4 bolsas de manzanilla y 1 litro de agua. Pon un cazo al fuego y espera a que el agua rompa a hervir. Una vez hecho, retira el agua del fuego y sumerge en ella las bolsas de manzanilla. A su vez, vierte 4 cucharadas soperas bien colmadas de miel dentro de la mezcla. Deja que todo repose unos 4 minutos. Después, retira las bolsas de manzanilla y vierte la mezcla en el bidé. Ya sólo tienes que remojar los pies en esta mezcla y masajear suavemente la zona afectada por durezas. Cuando termines, aclara los pies, sécalos suavemente con una toalla de algodón e hidrátalos con una buena crema corporal, insistiendo en la zona de las durezas. Ponte unos calcetines para terminar de absorber la crema. No olvides vaciar el bidé y aclararlo.manzanilla para tratar las durezas de los pies
  2. Prepara una cataplasma de ajos y aceite de oliva. Otra manera de tratar las durezas y evitar que éstas te duelan, es preparar cataplasmas de ajo con aceite de oliva. Sólo tienes que triturar un ajo y picarlo en un mortero y añadirle una buena cantidad de aceite de oliva, un chorro generoso. A continuación, con los pies y las manos limpias, debes extender la mezcla sobre las durezas utilizando los dedos de las manos. Una vez la mezcla esté bien extendida, cúbrela con una gasa o una venda y ponte un calcetín. Este tratamiento es ideal para utilizar por las noches, antes de ir a la cama. Puedes mantener la gasa durante unas 3 o 4 horas para ayudar a que la piel se ablande y de este modo las durezas vayan desapareciendo poco a poco. Una vez te quites la cataplasma, no olvides lavarte bien los pies y echarte una buena crema hidratante con alto contenido en urea.tratar las durezas del os pies

Consejos para tratar las durezas de los pies

Un último consejo para tratar las durezas de los pies

Si las durezas de tus pies se han convertido en un auténtico fastidio, lo mejor es que acudas a un podólogo para que te ayude a eliminarlas por completo. No obstante, desde doncomos insistimos con el tema del calzado. Cuida tus pies con un buen calzado a lo largo del año y verás cómo, muy pronto, las durezas desaparecerán para siempre y nunca volverán a molestarte en los pies.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.