Despertar de una fiesta o reunión, buscar las fotos en tus redes sociales y con pavor observar lo horrible que luces en todas. Te desetiquetas, o incluso borras la foto antes de que todo el mundo pueda ver qué tan feo o fea pareces. Al comprobar la foto sólo puedes fijarte en la papada, las cartucheras, la tripa, las imperfecciones… ¿Te identificas con ello, verdad? Bueno, no olvides que nuestros peores críticos somos nosotros mismos.

Erróneamente se relaciona el ser guapo o guapa con salir bien en una foto, pero esto no es cierto. Hay personas que sin ser nada del otro mundo logran aparecer en las fotos como un o una Top Model, y por el contrario hay personas que son guapísimas y aparecen feas en las fotografías.

El ser fotogénico es algo que a algunas personas les sale de manera natural, pero a otras muchas no. Pero no te preocupes, estás de enhorabuena, porque  la fotogenia es algo que se puede entrenar.

¿Que necesitas para salir bien en las fotos?

  • Una cámara.
  • Un fotógrafo (excepto para los selfies)
  • Iluminación adecuada.
  • Una pose natural.
  • Una sonrisa natural.
  • Vestir ropa que favorezca a tu cuerpo.
  • En el caso de las mujeres, llevar el maquillaje adecuado.
  • Tomar en cuenta los consejos de los expertos que te vamos a detallar a continuación.

Instrucciones para salir bien en las fotos

  1. Adopta la pose perfecta. Puedes practicar ante un espejo o una cámara, hasta encontrar cuál es el ángulo que más te favorece y cuál es tu mejor sonrisa. Puedes probar tu lado derecho o tu lado izquierdo. Recuerda que la cara no es completamente simétrica, por lo tanto probablemente luzcas mejor de un lado o del otro. Familiarízate con esa pose para que te salga lo más natural y relajada posible ante la cámara. Estírate, coloca tus hombros hacia atrás y relaja tus labios.
  2. Sonríe. Adopta una sonrisa natural, ya que una sonrisa forzada aparecerá mal en la foto. Tiene que estar acorde a tus ojos. El squinching es un truco para suavizar la sonrisa, ya que tienes que sonreír con la mirada. Consiste en entrecerrar un poco los párpados, no es conveniente abrir los ojos al máximo puesto que perjudica a la expresión del rostro y puedes parecer asustado o asustada. Hacer este truco da mayor confianza y seguridad. Cuando practiques el teeging (sonreír mostrando la fila superior de los dientes) apoya la punta de tu lengua por detrás de ellos, casi sin que se vea. Este truco te ayudará a que parezca más natural y la sonrisa no sea excesivamente grande.
  1. Presta atención a tu mandíbula. Si eres de las personas que aparece con papada en las fotos, seguramente tengas tendencia a subir la barbilla para evitarlo. No lo hagas, lo que hacen los profesionales es adelantar la cabeza unos centímetros para acercarla al objetivo de la cámara. Quizás te sientas estúpido o estúpida, pero los expertos aseguran que no sólo evita que te aparezca papada, sino que además adquieres una pose sexy y segura de ti mismo/a.
  2. Viste la ropa adecuada. Usa prendas que sepas que te hacen lucir bien. La ropa ha de tener el corte favorecedor para tu tipo de cuerpo. Averigua qué tipo de colores te quedan bien con tu cabello y resalta la tonalidad de tu piel. Cuando uses prendas con diseños, cerciórate de escogerlas con cuidado. Dependiendo de la forma de tu cuerpo, la ropa con diseños pueden quedarte mal. Las que tienen diseños más pequeños pueden lucir muy recargadas en una foto. Si quieres aparecer más delgada, elige prendas más oscuras. Si por el contrario eres muy delgada, quizás te siente mejor llevar un vestido ligero de colores claros.
  3. Evita salir totalmente de frente. Podemos inclinar un poco la cabeza pero no de manera excesiva. Debemos evitar salir totalmente de frente dado que es muy poco favorecedor. Inclina tu cuerpo 45° lejos de la cámara en lugar de tomarte la foto completamente derecho. Es un ángulo que tiene efecto adelgazante y luce mejor ante la cámara. Puedes colocar tu mano en la cadera, inclinar de forma leve tu cuerpo y girar tu rostro hacia el objetivo. Gira el torso para que uno de los hombros esté más cerca de la cámara que el otro. Lo que enfoques directamente hacia la cámara lucirá más grande, así que si no quieres resaltar alguna parte de tu cuerpo, ten en cuenta que estas partes deberán estar más alejadas del objetivo para poder esconderlas mejor. Recuerda lo que comentamos antes, echa los hombros un poco hacia atrás y adopta una postura estirada enderezando tu espalda. La pose puede marcar una gran diferencia entre salir bien o mal en una fotografía.
  4. Coloca bien tus brazos y tus piernas. Evita aparecer rígido o rígida en las fotos. En lugar de mantener tus brazos rectos, pegados al cuerpo y rígidos, dóblalos para darles y aléjalos un poco de tu cuerpo para darles vida. Esto reducirá el volumen de tu cuerpo y le dará mejor forma. Mantén las manos relajadas y dobladas un poco también. Inclina la pierna delantera y apoya el peso sobre la trasera.
  5. Utiliza el maquillaje adecuado. En el caso de las mujeres, el maquillaje puede ser uno de nuestros mejores aliados, o el peor enemigo dependiendo del uso que hagamos de él. Aprende a resaltar las áreas adecuadas para ayudarte a lucir esbelta en las fotos. Evita usar productos con factor protección. Estos rebotan mucho la luz, sobre todo con el flash, por lo que te hará parecer muy pálida y plana en las fotos. Por ello intenta prescindir de cremas y maquillajes que contengan algo de SPF. Los acabados satinados y mates, tanto de bases como de sombras de ojos; favorecen mucho en las fotografías. Ayudan a controlar mejor los brillos y la luz, además de que aportan profundidad a los rasgos. Hay que tener en cuenta que por lo general las fotografías tienden a aplanar nuestro rostro, por eso es conveniente invertir un poco de tiempo en contornear e iluminar la cara para una buena foto. Repasa bien tus cejas, ya sea con un lápiz o una sombra del mismo color que tu cabello para que quede lo más natural posible y con un arco bonito. Las pestañas son marcos que resaltan nuestra mirada en las fotografías, usa un rizador o una máscara de pestañas negras para subirlas.  También conviene llevar una polvera compacta para retocarnos y evitar cualquier brillo no deseado, sobre todo si tienes la piel grasa. Utiliza colorete para tus mejillas, para subir un poco más de lo habitual el tono del rubor; dado que las fotografías tienden a palidecer un poco los colores.
  6. Péinate y haz lucir tu cabello. Es importante que la cara no aparezca demasiado despejada. Es preferible ponerse algo de pelo sobre los hombros, un mechón sobre la frente, o algo que aporte un poco de volumen a tu cabello. También puedes tratar de pasar tus manos sobre él para abultarlo. Usa productos para el peinado con moderación. Si el pelo está húmedo o tieso por usar una cantidad desproporcionada de un producto, no lucirá bien en la foto.
  7. Busca la iluminación idónea. Utiliza una fuente de luz suave para tomar fotos más favorecedoras. Trata de colocar la luz detrás, encima y frente a ti para encontrar el mejor lugar. Los fotógrafos expertos indican que las mejores horas de iluminación son una hora antes y una hora después del atardecer. Evita las luces que produzcan sombras muy pronunciadas en tu rostro. Esto puede acentuar las imperfecciones. Las luces demasiado brillantes también pueden resaltar las arrugas y otros puntos.  Busca la iluminación que cree un resplandor uniforme desde la frente hasta el mentón, pasando por las mejillas.  El selfie perfecto será siempre en interior y con la cara enfocando al foco de luz, bien sea una ventana o una lámpara.

Consejos para salir bien en las fotos

  • Deja de pensar en lo mal que sales siempre en las fotos, relájate y déjate llevar.
  • Tómate muchas fotos. Mientras más fotos tomes, mayor probabilidad habrá de tener una foto en la que salgas perfecto o perfecta.
  • Siéntete seguro de ti mismo. Eres único, con unos rasgos únicos. Olvídate de los defectos y sácate el mayor partido para lucir bien en las fotos.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.