El Jade es una piedra preciosa de color verde, naranja o blanco. Se piensa que tiene propiedades relacionadas con la suerte, por eso en China, tan creyentes en este tipo de artilugios, los orientales suelen llevar consigo alguna piedra de Jade, incluso los vendedores se dedican a tallar figuras sobre la piedra para su venta.

Como es una piedra tan requerida en muchos lugares, es muy común que haya imitaciones de la misma. Quizá tú es lo que buscabas, una piedra que se parezca al Jade pero sin pagar el precio que costaría ésta. En ese caso no hay problema, pero si lo que te interesa es adquirir una piedra de Jade verdadera aquí te enseñamos cómo saber si una piedra es Jade o si, por el contrario, es una imitación, y sobre todo que no te engañen en la tienda.

Instrucciones para saber si una piedra es Jade

  1. Primero de todo tienes que saber cómo es el Jade verdadero y que solamente existen dos tipos:
  2. Jade de jadeíta. Es una especie muy cara que se obtiene de Myanmar, lo que antes era Birmania.
  3. Jade de nefrita. Este es el más común y el 75% del Jade es de este tipo. Se extrae de las minas de Columbia Británica y se exporta al resto del mundo.
  4. Ahora tendrás que saber cómo son las imitaciones, que al ser más abundantes sea mucho más sencillo para ti. Son muchos los materiales que se hacen pasar por Jade, así que en cuanto los reconozcas sabrás que no es la piedra verdadera. El color es muy parecido, pero la calidad de la piedra no es la misma, y obviamente para aquellos que crean en las capacidades de otorgar suerte no la obtendrán de una piedra que no sea la original.
  5. Si tienes ante ti una piedra de Jade, o crees que lo es, no se rallará, así que coge un cuchillo y ralla la superficie de la piedra. Si se raspa es que la piedra que tienes ante ti no es Jade.
  6. Lupa 10x. con una lupa de diez aumentos podrás ver mejor el interior de la piedra y saber si es o no original. Míralo con una luz brillante cerca, que bien puede ser la de un flexo. Tienes que ver que hay un patrón fibroso dentro de la gema, si por el contrario ves que hay capas, es que no es verdadera, porque una de las capas será Jade, pero unida a otras no originales.
  7. Coge la piedra de Jade y ponla en tu puño durante un minuto para que adquiera tú temperatura corporal. Pasado este tiempo suéltala en una superficie como una mesa y espera un poco. Tócala de nuevo. Si al tocarla está fría es que es verdadera, pero si mantiene el calor es falsa. Y es que el Jade original recupera la temperatura ambiente al poco tiempo, mientras que las falsificaciones retienen el calor corporal.
  8. Con tu propia uña pásala por el Jade. Las piedras originales presentan pequeñas grietas, por lo que sí es verdadera tendrán que notar cambios de textura al pasar tu uña.
  9. Color uniforme. Las piedras de Jade verdaderas no tienen el mismo tono, es decir, en la misma piedra hay variaciones, por lo que si la piedra que tienes contigo es totalmente uniforme, es una imitación.
  10. El Jade pesa más de lo que parece a simple vista. Así que lanza la piedra al aire y cógela antes de que caiga. Si notas que es más pesada de lo que pensabas, es verdadera, pero si la notas ligera, es falsa.
  11. Si ves que tiene burbujas de aire, no es verdadero. Eso es el resultado de un proceso químico para hacer que la piedra en cuestión parezca Jade, pero que no lo es.
  12. Tanto la jadeíta como la nefrita son piedras que brillan mucho, así que si el acabado que ves es más bien mate, la piedra será falsa.

Si quieres hacerte con una piedra original, estate muy atento a las maneras de saber si una piedra es Jade. Ráscala, mírala a la luz, obsérvala con una lupa y mira si la temperatura de la piedra es fría. Estas son las pruebas más básicas y que podrás hacer en una tienda sin problemas. No dudes en comprobarlo antes de adquirir una piedra y cuantas más observes mejor experto te harás y sabrás cómo saber si una piedra es Jade.

Consejos para saber si una piedra es Jade

  • En el caso de que te dediques al mundo de la joyería, es seguro que tendrás alguna lupa para mirar con detenimiento cada parte de la piedra y ver si es o no Jade. En caso de que seas un aficionado, pero te apasione el mundo de las piedras preciosas, podrías adquirir alguna lupa o microscopio con el que poder observar cómo son las piedras más a fondo. Así conocerás un poco más de su composición y podrás hacerte un experto en conocer si son o no falsificaciones.
  • Si quieres comprar una piedra de Jade ten mucho cuidado de dónde lo haces. Hay muchas falsificaciones muy buenas y podrían cobrarte el precio de una original por una que no lo es. Compra en una joyería y huye de los mercadillos o espacios en los que es más probable que te vendan algo que no era lo que querías comprar.
  • Si conoces a alguien que sepa de joyas y tu objetivo es comprarte una piedra de Jade, llévatele. Él sabrá mejor que tú si lo que vas a comprar es verdadero. Además así también te puede enseñar a diferenciarlas y aprenderás de la mano de un experto y de una persona de confianza que sabes que no te va a mentir.
  • Puede que quieras una piedra verdadera o que prefieras una falsa, pero que no te engañen en la tienda donde la vayas a adquirir. Si sabes que lo que vas a comprar es una imitación y te lo quieren vender a precio de original, dilo. Si es una imitación y no te lo dicen es ilegal. Tú podrás elegir si quieres comprarla o no, pero no te la podrán vender a precio de una verdadera porque no lo es. Lo importante es que tú tengas claro cómo diferenciarlas y antes de llevártela a casa hagas las comprobaciones necesarias. Puede que aun así te engañen porque la imitación sea muy buena, pero al menos habrás probado y no te tomarán por tonto en la tienda.
  • Examina con detenimiento el Jade para saber si es o no verdadero. Si conoces a alguien que se dedique al mundo de las piedras preciosas, podrías pedirle ayuda y que te dejase sus Jades para que tú ensayes y practiques para saber si es o no verdadero. Cuantos más hayas visto y más comprobaciones hayas hecho, te será mucho más fácil reconocer una piedra verdadera de una falsa.
  • Haz todas las comprobaciones que creas necesarias antes de salir de la tienda y si después de ello todavía no tienes claro que sea verdadera y quieres una original, mejor no la compres.
  • Si quieres una piedra verdadera, lo mejor es que vayas a una joyería. Allí es menos probable que te estén vendiendo algo falso, a no ser que lo especifiquen. Igualmente tú haz siempre las comprobaciones que creas necesarias antes de adquirir una piedra que podría, o no, ser Jade.
¿Te ha gustado?
15 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.