Los lunares son unas manchas más o menos oscuras en la piel, normalmente en forma redondeada. Todas las personas tenemos lunares, unos más grandes que otros y pueden aparecer por todo el cuerpo, por eso no debemos de preocuparnos.

La mayoría suelen ser benignos, y no causan ningún tipo de molestia o dolor, pero a muchas personas no les gusta tener lunares, o al menos alguno que tengan un algún lugar específico.

Aunque la cirugía sólo es recomendable para quitar los lunares cancerígenos, muchas personas optan por someterse a ella y quitarse esos lunares que no le gustan nada. De hecho esta es la forma más segura y efectiva de quitarse un lunar, puesto que estarás atendido y aconsejado por médicos expertos.

Si tú también eres de estas personas que está deseando quitarse algún lunar pero no quieres pasar por un quirófano, entonces sigue leyendo, pues en el este artículo de doncomos.com vamos a mostrarte cómo quitar lunares sin cirugía de forma fácil y sin dolor.

Cómo se forman los lunares

Los lunares son el cúmulo de células pigmentadas llamadas melanocitos o nervus. Este cúmulo se produce desde la formación del embrión, cuando se van distribuyendo por la piel las células que más adelante producirán la melanina en la cantidad que indiquen los factores hereditarios, hormonales, etc. Estas células se reparten uniformemente exceptuando algunos cúmulos en ciertas zonas.

Estas células se activarán para producir la melanina durante la infancia, y en este momento será cuando aparezcan los lunares. Además también pueden aparecer algunos lunares por la toma de algunos medicamentos o debido a la exposición al sol.

Señales de que es un lunar canceroso

Como ya dijimos la mayoría de los lunares son benignos, pero siempre se deben observar por si aparece alguno nuevo que podría ser canceroso o si alguno benigno se convierte en cancerígeno.

Algunas de las señales más destacables que deben llevarte al médico sin dilación, es que su borde sea irregular, su color haya cambiado o de tamaño, mide más de seis milímetros de diámetro, las dos mitades presentan distinto tamaño, si ha crecido de tamaño mucho en poco tiempo, si el lunar sangra, o pica.
Cómo quitar lunares sin cirugía

Forma segura de eliminar un lunar

La opción más segura de quitarte un lunar siempre es mejor acudir a un dermatólogo profesional. Este será el único que puede asegurarte que el lunar es canceroso o no. Si es canceroso o potencialmente canceroso, la única forma segura de retirar las células malas será a través de la extracción profesional. Sea un lunar bueno o malo, ponerte en manos de un dermatólogo para quitarte un lunar será la mejor decisión que puedas tomar.

Si todavía no tienes un dermatólogo puedes pedirle derivación a tu médico de cabecera, acudir a uno privado, o al alguna clínica de salud que pueda propiciarte un servicio de extracción de lunares seguro.

En la revisión médica el profesional examinará a fondo si el lunar podría ser canceroso. Si el dermatólogo ve que el lunar presenta síntomas de melanoma o algún tipo de cáncer de piel, el médico te mandará a hacer una biopsia y así comprobar si hay células cancerosas. Para ello solo necesita tomar una muestra del lunar y mandarla a examinar al laboratorio.

Si el resultado es positivo entonces el médico paralizará la extracción del lunar y te pondrá el mejor tratamiento que pueda ir en tu situación. Si el resultado es negativo entonces podrás decidir si quedarte con el lunar o en cambio seguir adelante con la extracción.

Elimina tu lunar con cirugía

Esta siempre la mejor opción, ya que no sólo es el método más seguro y que menos cicatriz te deja, sino que antes del procedimiento se podrá saber si es cancerígeno o no. Además suele ser una de las primeras opciones cuando se detecta un lunar canceroso, sobre todo si es un lunar grande.

La extirpación quirúrgica no es tan complicado como se puede pensar, en cambio es un proceso ambulatorio rápido. Normalmente no lleva más de unos pocos minutos.

Para evitar el dolor te aplicarán una inyección de anestesia local. A continuación el dermatólogo realizará un corte profundo por el que extraerá el lunar y los tejidos de alrededor, así se evita que el lunar vuelva a crecer. La herida se cerrará con unas suturas especiales que no dejarán cicatrices muy marcadas.

Además es posible que el médico decida quemar la zona para cauterizar la herida y evitar que el lunar vuelva a aparecer, esto normalmente se realiza cuando se elimina un lunar pequeño. Además si se trata de un lunar pequeño con un pequeño corte bastará para eliminarlo, y después no será necesario siquiera poner puntos de sutura.

El procedimiento es tan sencillo que después de ella podrás seguir con tu vida como si nada, de hecho, hasta podrías conducir. Tan sólo debes seguir las instrucciones finales que te dé el médico para curar y cuidar la herida y evitar posibles infecciones. Además te dará cita para retirarte los puntos de sutura.
Cómo quitar lunares sin cirugía

Remedios caseros

Si no deseas pasar por quirófano y tus lunares son benignos entonces podrías intentar estos remedios caseros para quitar lunares sin cirugía, pero debemos tener claro que estos remedios no han sido 100% comprobados.

Vinagre de manzana. Muchas personas afirman que este remedio funciona y disminuye la apariencia de los lunares. Tan solo necesitas vinagre de manzana, mojar un algodón en el vinagre, poner el algodón sobre el lunar y luego debes envolverlo con una venda. Debes dejar el algodón sobre el lunar durante una hora. Este tratamiento debes repetirlo todos los días, pero si ves que la piel se te irrita entonces deja de hacerlo.

Ajo. Otras personas afirman que el ajo ayuda a eliminar los lunares. Es posible que este método sirva de verdad, puesto que el ajo tiene propiedades medicinales y antisépticas. Para este tratamiento necesitas un ajo muy fresco y que no esté reseco. Parte el diente de ajo a la mitad, coloca una mitad del ajo sobre el lunar y fíjalo con una venda. Debes dejarlo sobre el lunar toda la noche. Igual que antes repite el proceso todos los días hasta que se haya eliminado y si sufres de irritación deja de hacerlo.
Cómo quitar lunares sin cirugía

Cáscara de plátano. Algunas personas están convencidas de que la cáscara de plátano ayuda en la desaparición de los lunares. Además es un perfecto hidratante para tu piel. Sólo necesitas coger una cáscara de plátano y ponértela sobre el lunar durante una hora. Repite el proceso todos los días hasta que el lunar haya desaparecido.

Bicarbonato sódico. También puedes hacerte una pasta usando una cuchara pequeña de bicarbonato de sodio y mezclándola con dos gotas de aceite de ricino. Ponte la pasta sobre el lunar que quieras hacer desaparecer y déjala actuar durante toda la noche. Repite el proceso todas las noches hasta que el lunar desaparezca.

Aceite de árbol de té. Coge un bastoncillo y mójalo en el aceite de árbol de té, luego frota el lunar con él. Debes hacer esto dos veces al día. Otra opción complementaria es mojar un algodón en el aceite y ponértelo en el lunar, sujétalo con una tirita o venda y déjalo actuar durante toda la noche. Debes hacer este remedio natural todos los días hasta que desaparezca el lunar. Si presentas alguna irritación deja de hacerlo.

Advertencias

No te rasques, estrujes o manipules un lunar.

Nunca intentes eliminarte un lunar en casa quirúrgicamente hablando.

Nunca intentes arrancarte el lunar en casa, pues sí, podrías desprenderlos pero comenzarías sangrar, y te quedaría una cicatriz muy marcada y además el lunar puede volver a aparecer en el mismo lugar.

No uses cremas que se vendan como eliminadoras de lunares. Estas cremas suelen conseguirse por internet, de forma que las venden como tratamientos no invasivos y económicos para eliminar los lunares sin cirugía. Estas cremas no te dirán si el lunar es canceroso o no, y podría ser muy peligroso aplicar esta crema sobre este tipo de lunares, ya que podrían incluso incrementar el proceso de crecimiento. Además estas cremas suelen traspasar el lunar, excavar la piel dejándote con pozos profundos o incluso haciéndole feas cicatrices o daños irreparables.

Nunca te quites un lunar con láser. Este método lo ofertan algunos centros estéticos y salones de belleza, pero tampoco sabrás si el lunar tiene células cancerosas o no. Si fuese canceroso el láser no tratará las células cancerígenas. Además, el láser te dejará cicatrices peores que las que te dejaría un cirujano.

Intenta proteger siempre tu piel y tus lunares de los rayos solares, por eso antes de salir de casa siempre debes proteger tu piel con factor de protección solar superior a 15, mantén tapados tus lunares lo más que puedas. Evitar usar bronceadores y aceites.
Cómo quitar lunares sin cirugía

En este artículo hemos querido presentarte algunas alternativas para quitarte lunares sin cirugía, pero ellas no han sido comprobadas y asegurados sus resultados. Los lunares pueden ser muy bonitos, y la mayoría sólo nos molestan estéticamente si nos obsesionamos con ellos, por ello no hay motivos médicos para quitártelos.

¿Te ha gustado?
9 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.