Los granos y el acné es un fenómeno hormonal que viven las personas cuando inician el período de pubertad. Es de lo más habitual que aparezcan granos de acné en el rostro, y en las diferentes partes del cuerpo, durante el tiempo en el que se experimentan todos estos cambios en el cuerpo. Sin embargo, no a todo el mundo le afectan de la misma manera.

¿Que son los granos y el acné?

Los estudios sitúan que 8 de cada 10 adolescentes sufren el problema del acné y los granos en su rostro, además de algunos adultos aunque la proporción es mucho más baja en estos casos. Las partes íntimas como el pené tampoco están exentas. El acné es algo tan frecuente que se considera algo intrínseco del período de pubertad que viven todas las personas, cuando empiezan a experimentar aquellos cambios que le llevarán de la niñez hasta la vida adulta. Sin embargo, esta explicación no es muy reconfortable cuando te levantas te miras al espejo y ves un enorme grano en el medio de tu cara. El acné es un problema de la piel que aparece en diferentes formas como espinillas, o también pueden aparecer como un grano o un quiste, entre otros. Es algo genético y si los padres te comentan que sufrieron acné, tendrás más opciones de desarrollarlo durante tu momento de la pubertad. Sin embargo, no es motivo para preocuparse ya que en la mayoría de casos, los granos acaban desapareciendo cuando finaliza el período adolescente.

El tipo de acné más frecuente entre los adolescente se conoce científicamente como “acné vulgaris”, y aunque pueda estar relacionado con vulgar por parecido etimológico, la realidad es que significa que este es más frecuente y más fácil que pueda acabar apareciendo. Las partes del cuerpo donde se suele encontrar con más facilidad es la cara, el cuello, los hombros, la parte superior de la espalda junto con el pecho. Los folículos capilares de la piel cuentan con glándulas sebáceas, que contienen sebo (la grasa que se encarga de lubricar el pelo y la piel). Durante gran parte de la vida, dichas glándulas crean la cantidad adecuada de sebo. Sin embargo, cuando se acerca el período de madurez, las glándulas sebáceas empiezan a fabricar una mayor cantidad de sebo y éstas se pueden volver hiperactivas. Si existe un exceso de sebo, y demasiado células dérmicas muertas, los poros se pueden llegar a obstruir. Si esto ocurre, las bacterias pueden llegar a quedar atrapadas e iniciar el período de reproducción dentro de los propios poros. La piel se empieza a hinchar y enrojecer y aparece lo que se conoce como acné. Granos y puntos blancos.

Si el poro se obstruye pero se mantiene en la superficie se conoce como punto blanco. En cambio, si un poro se obstruye pero se mantiene abierto y la capa superior tiene la posibilidad de oscurecerse se conoce como punto negro o espinilla. Finalmente, la pared del poro se abre permitiendo que el sebo, las células de piel muertas y las bacterías se puedan abrir paso bajo la piel y formen los conocidos granos rojos. En algunos casos, los granos tienen la punta llena de pus, debido a la forma en que reacciona el cuerpo ante la infección bacteriosa. Aunque es menos probable, también podemos encontrarnos con nódulos, que son bultos de mayor tamaño infectados en forma de quiste y que pueden llegar a provocar dolor. Incluso, los quistes de mayor tamaño que pueden parecerse al acné pueden acabar siendo diagnosticados como forúnculos provocados por infecciones de estafilococos.

Beneficios de quitar los granos

Con todo, eliminar los granos de cualquier tipo de todas las partes del cuerpo llevará a enormes beneficios para nuestra satisfacción personal. Los más destacados son los siguientes:

  • Mayor higiene en la cara. Obviamente, el acné en la cara no da otra sensación que de suciedad y de falta de higiene, aunque podamos ir lo mejor aseados posibles. Eliminar los posibles puntos negros que puedan aparecer nos permitirá dar una imagen de mayor higiene.
  • Contar con una mejor autoestima. Obviamente, muchos adolescentes se pueden sentir inseguros por los granos que tengan en la cara. Por tanto, la única solución para subir la moral y su autoestima es eliminarlos de forma definitiva.
  • Evitar que deje marcas para el futuro. Tratar correctamente los granos también nos permitirá evitar dejar cualquier tipo de marca en el rostro y evitar que se puedan volver a reproducir en el corto plazo. Es necesario invertir en buenos productos.
  • Aprender procesos para el futuro. Los granos son el principio, pero en un futuro aparecerán otros problemas de belleza que deberemos saber solucionar. Algunos de los más destacados son la pérdida del cabello, las canas o las arrugas, entre otros.

Solucionar todos los problemas relacionados con el acné pueden llevarse a cabo poniéndose en manos de profesionales, utilizando productos naturales o bien aprendiendo a realizar cualquier tipo de remedio casero que se pueda elaborar en nuestro hogar. Evitar productos como el chocolate también ayudará.

Cómo quitar los granos

Los granos es algo que todos tenemos pero que queremos eliminar a toda costa, ya que la presencia de acné contribuye al estrés y la baja autoestima. Es casi similar a curar una herida. Sin embargo, a la hora de combatir los granos nos encontramos con muchos mitos, remedios que no sabemos si resultarán o si, en cambio, van a empeorar aún más el problema. Por esta razón, te traemos algunos remedios que han sido probados científicamente y que, por tanto, tienen una base en la que sostenerse. En algunos casos, es tan simple como lavarse la cara dos veces ya que como hemos explicado antes una de las causas por las que aparece el acné se da cuando los poros de la piel se bloquean debido a la acumulación de sebo, suciedad y sudor. El cuerpo va a detectar estos elementos y los va a interpretar como una amenaza reaccionando con la creación de acné y granos. Así, lavarse la cara y mantener una buena higiene puede ser una gran solución. Sin embargo, si lo haces con un jabón común vas a crear una piel seca, y este es otro de los factores que contribuye a la formación de acné. De esta forma, debes usar un jabón especial para el acné y que sea rico en ácido salicilico o peróxido de benzoilo.

Sin embargo, una de las grandes preguntas que se respira en el ambiente es si es posible la prevención de los granos. La respuesta es sí. La ausencia de algunas vitaminas, como el zinc, pueden acabar desencadenando problemas de acné que puedan suponer la aparición de granos. Esta vitamina tiene una importancia vital tanto para el cuerpo como para la piel. La deficiencia de zinc puede provocar brotes y, por tanto, mantenerlo en cantidades que sean consideradas saludables en tu dieta diaria es crucial para todos aquellos que quieran prevenir problemas de acné, o en cambio, quieran llegar a solucionar los actuales. Porque el consumo de alimentos con zinc tiene la capacidad de quitar los granos si lo deseas. Actúa como antioxidante y también puede ayudar a tener un sistema inmunológico totalmente sanos, trabajando en la prevención de heridas. Asimismo, una dieta equilibrada también nos ayudará a prevenir la aparición de los granos. Todos los productos industriales ricos en azúcar como la bollería, el chocolate o todo tipo de dulces no hacen más que contribuir a la creación de acné. En cuanto a remedios para prevenir la aparición de granos también encontraremos las cremas solares. No ayudarán a quitar los granitos ya existentes, aunque una exposición demasiado pronunciada al sol puede también provocar que nuestra piel tenga una reacción que tienda a la creación de acné. Por ello, especialmente en verano pero también en invierno, es recomendable el uso de este tipo de protectores para asegurar un correcto cuidado de nuestra piel.

La exfoliación de la cara es otro de los grandes remedios para quitar los granos o el acné. La mayoría de las personas piensan que usar este tipo de tratamiento solo tenderá a empeorar las cosas, algo que es totalmente falso. La exfoliación te ayudará a eliminar todos los posibles granos de tu rostro y también todas aquellas células muertas de la superficie para que la misma se muestre más fresca, limpia y muestre un mejor aspecto. Por si mismo, el cuerpo va a tender a exfoliar la cara cada 28 días, aunque y más cuando entras en la etapa de madurez o vejez es muy poco tiempo. De hecho, con el paso de los años, la cara tiende a agrupar un mayor número de células muertas en la cara. Las cremas hidratantes especiales para el acné también ayudarán a combatir los granitos que tengamos en la cara. Hidratar la piel, además, debe formar parte del cuidado diario que debemos tener en nuestra piel. Con todo, la aparición de acné y granos hay que tomársela con filosofía y con calma. En el período de pubertad es casi imposible frenar su aparición aunque en la récamara vamos a tener una gran cantidad de opciones que pueden ser válidas como remedio para poder eliminarlos y volver a aumentar nuestra autoestima.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 0,00% le ha gustado.