A menudo, a muchas personas se encuentran con que sus dientes han crecido en una dirección distinta a la habitual. Eso les lleva en la mayoría de los casos a recurrir a distintos métodos de ortodoncia. El objetivo de esos métodos es corregir la posición de los dientes del paciente, y que su sonrisa se vea más bonita. En DonCómos te hablaremos sobre el que mejor resultado estético deja: Invisalign. Si quieres encontrar más información sobre este método de ortodoncia, en DonCómos te enseñamos Qué es y cómo funciona Invisalign.

Qué es y cómo funciona Invisalign

El método de ortodoncia Invisalign consiste en unos alineadores de material plástico, que son prácticamente invisibles a la vista. Es necesario llevarlos durante la mayor parte del día, y cambiarlos cada cierto tiempo para que el tratamiento siga su curso correctamente.

Tratamientos de ortodoncia más usados

Existen diversos tratamientos distintos para corregir la posición de nuestros dientes, o simplemente remodelar su forma para que nuestra sonrisa sea visualmente más atractiva. Algunos de los más usados son:

  • Ortodoncia tradicional: es el método más usado habitualmente a la hora de enderezar los dientes del paciente. Normalmente consta de cuatro partes: los brackets, un material vinculante, un arco de alambre y unas ligaduras elásticas. Todos estos elementos trabajan juntos para ejercer presión sobre los dientes en una dirección concreta. Estéticamente son la opción menos aconsejable, pero a menudo es considerablemente más barata que algunas de las otras.
  • Contorneado cosmético: esta es la opción más adecuada cuando los dientes no se encuentran torcidos, si no más bien deformes. Durante este procedimiento se altera la forma y longitud de los dientes afectados, quitando esmalte de los mismos cuidadosamente. Este proceso es parecido a limar los dientes. En algunos casos también se altera la posición de varios dientes, para darles una apariencia estéticamente más atractiva. Una vez se ha logrado la forma deseada, los dientes son alisados y pulidos para terminar de darles un buen aspecto.
  • Invisalign u ortodoncia invisible: es uno de los métodos más nuevos y populares del mercado si se quiere alinear la posición de los dientes. Un juego de alineadores transparentes es diseño específicamente para cada paciente. Con el tiempo, esos alineadores desplazan los dientes en la dirección deseada para darle un mejor aspecto a su sonrisa. A pesar de tener el mismo beneficio que la ortodoncia tradicional, en el caso de Invisalign la apariencia es notablemente superior. Los alineadores son cambiados por unos distintos dos veces al mes, hasta que se consigue el resultado deseado.

¿Qué es Invisalign?

Puede que te preguntes Qué es y cómo funciona Invisalign. Invisalign es una de las alternativas más innovadoras y vanguardistas con respecto a la ortodoncia tradicional. Como su propio nombre indica, los alineadores usados para corregir la posición de los dientes son prácticamente invisibles. Esto se debe a que están fabricados de un material plástico totalmente transparente. De esta manera se evita la poco estética apariencia de los brackets convencionales. Además, soluciona diversos problemas de la boca. Esos problemas pueden ser el apiñamiento de los dientes, la separación de los mismos, defectos en la mordida…

En qué consiste el tratamiento

El método de ortodoncia Invisalign consiste en dos férulas o retenedores transparentes, que encajan a la perfección con los dientes del paciente. Estas férulas se deben llevar puestas durante unas 20 horas diarias como mínimo. Se tendrán que cambiar por otras distintas cada 15 días aproximadamente, conforme va cambiando la posición de los dientes. El objetivo es básicamente el mismo que el de la ortodoncia convencional, que es cambiar la alineación de los dientes. La duración total del método puede variar entre los 15 y los 18 meses, dependiendo de las necesidades del paciente.

¿A quién va dirigido?

La mayoría de personas a las que está dirigido este método son las que trabajan directamente hacia el público. Por ello, su sonrisa es un importante elemento en su labor, y los brackets convencionales son un método poco estético. Además, como se pueden extraer las férulas cuando se desee, se las pueden retirar para reuniones distintos actos o reuniones. A parte de por razones de trabajo, también pueden recurrir a ello muchos otros pacientes. Normalmente son personas  que no se sienten a gusto ni con su sonrisa ni con los brackets metálicos.

Pasos a seguir

Si no te gusta tu sonrisa y te has decidido por someterte al tratamiento Invisalign, deberás seguir los siguientes pasos:

  1. En primer lugar, deberás acudir a un ortodoncista cualificado. Allí se te realizarán distintas pruebas en la dentadura, como el estudio facial, el cefalométrico o el fotográfico.
  2. Mediante la información que se ha obtenido con esas pruebas, se conseguirá realizar un estudio completo de tu boca. A través de un complejo programa informático en 3D, se diseñarán las dos partes de la ortodoncia (una para la arcada de arriba y otra para la de abajo). Además, se podrán ver los cambios que se irán produciendo en la posición de tus dientes y el resultado final.
  3. Una vez conocido tanto el tipo de férulas a realizar como el tiempo que durará el tratamiento se procederá a fabricarlas. Habitualmente suelen estar listas transcurridos unos 15 días, aproximadamente.

¿Cómo funciona Invisalign?

La principal característica del método Invisalign es la corrección de la posición de tus dientes de manera casi invisible. Esto lo hace una alternativa bastante más estética que los métodos tradicionales. Sin embargo, al igual que con los demás métodos, deberás llevar unas precauciones concretas para que el tratamiento transcurra correctamente:

  • Acude a un ortodoncista que domine la técnica. Es preferible que el especialista al que acudas para someterte al tratamiento tenga cierta experiencia en la ortodoncia invisible. Si no es así, es más probable que los resultados obtenidos no sean del todo satisfactorios para ti.
  • Cambia tus férulas cada 15 días. Las férulas deberán cambiarse aproximadamente cada quince días por otras distintas, que irán cambiando progresivamente la posición de tus dientes. La duración total de un tratamiento depende específicamente de cada paciente, oscilando habitualmente entre los 15 y los 18 meses. Si es el caso, incluso tú podrías realizar el cambio, siguiendo siempre las indicaciones de tu especialista.
  • Llévalas puestas casi todo el día: para que el tratamiento se desarrolle correctamente, será necesario que lleves las férulas puestas durante un mínimo de 20 horas diarias. Pero no debes preocuparte por ello. Te las puedes quitar durante un rato, así como para comer, ducharte o cepillarte los dientes, así como para algún evento o reunión a los que tengas que acudir.

Ventajas y desventajas

Ventajas

  • Es posible ver el resultado antes del mismo tratamiento: gracias al programa informático usado para diseñar tanto las férulas como el tratamiento que vayas a seguir, podrás ver cómo quedarán posicionados tus dientes una vez finalice el mismo.
  • Las férulas son transparentes: la primera ventaja la notaremos en el apartado estético. Al estar fabricadas en un material plástico transparente, las férulas que se usan en el tratamiento son prácticamente invisibles a la vista. Este aspecto es preferido por muchas personas frente a otros métodos de ortodoncia, que usan materiales poco estéticos visualmente.
  •  A medida: gracias al mencionado programa, tus férulas se diseñarán única y exclusivamente para tus dientes, ajustándose a ellos a la perfección. Conforme te las vayas cambiando, la posición de tus dientes se irá corrigiendo.
  • Rápida adaptación: el proceso de adaptación  la ortodoncia invisible es mucho más rápido que otros métodos más tradicionales.
  • Menos efectos secundarios: en los casos en que se usa, se reducen sustancialmente los efectos secundarios después de finalizar el tratamiento, que pueden ser la gingivitis, las manchas en las piezas dentales o las caries, entre otros.
  • Menor tiempo de tratamiento: además de reducirse los efectos secundarios, se consiguen iguales, o incluso mejor resultados que en el resto de métodos. Todo esto en menos tiempo de duración.
  • No hay brackets ni alambres: a parte de ayudar en la estética de tu sonrisa, la no presencia de brackets o de alambres metálicos te evitará pasar demasiado tiempo en consulta realizando los ajustes requeridos por el tratamiento. Además, te olvidarás de las molestas y dolorosas llagas producidas por los alambres.
  • No hay restricciones en la comida: otra ventaja de no llevar brackets es que no tendrás que pautar ninguna dieta específica ni restringir ciertos alimentos. A diferencia de los pacientes que recurren a ese método, podrás comer alimentos duros o fibrosos, y no necesitarás pelar la fruta. Además, podrás darte el lujo de comer chicles o gominolas.

Desventajas

  • Elevado coste: una de las pocas desventajas que tiene el tratamiento Invisalign es su elevado coste con respecto a otros de los distintos procedimientos disponibles. El coste total puede variar entre los 3000 y los 5000 euros, dependiendo siempre de las necesidades del paciente. Por otro lado, el precio de los brackets más económicos suele oscilar entre los 2500 y los 3000 euros.
  • Pequeñas molestias al comienzo: a pesar de no conllevar el dolor y la aparición de llagas propios de los brackets convencionales, la ortodoncia invisible trae consigo algunas pequeñas molestias al principio de cada etapa del tratamiento. Estas molestias no suelen ser ser mayores que una sensación de presión en los dientes que se calma con el paso de los días.

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.