Los peinados que incluyen trenzas califican entre los más vistosos dentro de las amplísimas posibilidades que proporciona el cabello largo. Algunos de ellos constituyen verdaderas obras de arte.

Estos peinados son, además, una reliquia del arte del peinado que ha perdurado y llegado hasta nuestros días a través de siglos de historia.

Sin embargo, suelen ser muy poco aplicados en la vida diaria, debido a que parecen ser muy complicados de hacer. Es cierto que ese resultado final, tan bello y elaborado,  sugiere que se necesita pasar horas de trabajo para lograrlo.

peinados trenzas

Por lo general acudimos a ellos solo en ocasiones especiales, tales como bodas, ceremonias, galas, y otros eventos de gran alcurnia, y recurriendo siempre a un profesional del peinado. En verdad algunos peinados con trenzas requieren de habilidades especiales, y de un buen rato de esmerado esfuerzo.

Peinados con trenzas cotidianos

Hoy, quiero acercarte a las posibilidades de lucir hermosos peinados con trenzas, muy elegantes pero  simples, que tú misma te puedes hacer en un santiamén.

Con estas sugerencias podrás ufanarte de tu bello peinado cualquier día, sin que necesariamente se trate de una ocasión especial.

Te propongo diez ejemplos de peinados con trenzas que te gustarán, y que con un mínimo de paciencia puedes llevar un día común.

trenzas

Eso sí, se precisan algunos requisitos:

Que Necesitas

  1. Cabello largo, o medianamente largo. Para el cabello corto solo serían plausibles las llamadas trenzas cosidas, que son pegadas a la cabeza y no se requiere de largas hebras de cabello. Pero esto limita mucho las posibilidades.
  2. Cabello limpio. La grasa o suciedad acumulada entorpece la elaboración del peinado además de restarle buena presencia. Usa siempre el champú y las cremas acondicionadoras que sean idóneas para tu tipo de cabello. Aplicarse cualquiera, aleatoriamente, es un gran error.
  3. Cabello desenredado. Debes peinarte y cepillarte bien el cabello, que no queden nudos. Es la única manera de deslizar tus dedos mientras tejes y que la trenza queda al final lisa y brillante, sin bultos ni cabellos salidos.
  4. El cabello lacio es ideal, pero si el tuyo es rizado no te desanimes, el efecto de un vigoroso cepillado lo dejará apto para estos peinados.

 

Consejos

 

  1. Los peinados con trenzas que aquí te sugerimos quedan mejor, y se hacen más fácilmente, si el cabello no tiene puntas dañadas o quebradizas.
  2. Si tienes ese defectillo, comienza por hacerte un corte de puntas, y desde ya empieza a usar un buen reparador, aplicándolo todos los días en la noche antes de irte a dormir, y en las mañanas antes de componer tu peinado del día.
  3. Evita que te de el sol con el reparador aplicado.

Ventajas de llevar trenzas

  1. Los peinados con trenzas duran mucho. Es poco probable que se deshagan, y se te eche a perder el look cuando te azote el primer vientecillo.
  2. Los peinados con trenzas confieren una imagen pulcra, presumida, glamurosa. Pícaramente, pasarás por quien dedica mucho tiempo a su peinado, cuando en realidad los ejemplos que te traemos aquí son bien fáciles.
  3. El cabello trenzado se cuida mucho más. Está menos expuesto a los efectos nefastos del sol, así como a partiduras, resequedad, etcétera.
  4. El cabello peinado con trenzas dura limpio mucho tiempo, se resguarda del polvo, las grasas y otras impurezas.

Aprende peinados con trenzas fáciles de hacer

Lo prometido es deuda, así que ahí tienes diez sugerencias para peinados con trenzas muy sencillos, pero que aportan un look de lo más sofisticado, y van bien con cualquier estilo de vestuario.

Peinado 1

  1. Haz una media coleta, a la altura de las orejas, no muy apretada, deja un poco de espacio entre la raíz del pelo y la coleta. Que tenga menos cantidad de cabello que el que queda suelto. Sujétala con una bandita elástica fina.
  2. Abre un hoyo en el centro de la cola de caballo, por encima del elástico.
  3. Pasa la cola de caballo por dentro del hoyo, y sácala por debajo. Después de esta operación la coleta se apretará, ya no quedará floja.
  4. Con el pelo de la cola de caballo y el sobrante que dejaste sobre tu espalda juntos,comienza a tejer una trenza hasta la misma punta. Átala bien con un elástico.
  5. Dobla la trenza hacia arriba y mete la punta de la misma en el hoyo por donde antes volteaste la coleta.
  6. Saca la punta de la trenza por debajo del hoyo y sujétala a la cabeza con pinzas.
  7. Coloca en la entrada del hoyito unas pinzas decoradas. Una delicada flor o una mariposa hará un efecto muy chic, al mismo tiempo que da más sostén al peinado.

Peinado 2

  1. Has una cola de caballo alta con todo tu pelo. La altura será la de tu preferencia. Sujétala con una banda elástica ancha.
  2. Saca un mechón del elástico, por debajo de la cola.
  3. A excepción del mechón que separaste, tuerce el resto de la cola de caballo alrededor de la banda elástica, hasta cubrirla y lograr un moño o “kiki”. Sujétalo bien con pinzas.
  4. Con el mechón sobrante teje una trenza bien apretada y rodea con ella el moño.
  5. Oculta la punta de la trenza debajo del moño, y sujétala con una pinza.
  6. Esta trenza puede ser decorada después con pequeños detallitos, como florecitas, perlitas, etcétera.

Peinado 3

  1. Haz una media coleta y trénzala hasta el final.
  2. Haz una segunda trenza, para la cual las tres a tejer hebras serán: el pelo que quedó suelto dividido en dos y la primera trenza.
  3. La banda elástica que sujeta la media coleta puede ser ocultada con una hebilla o adorno de pelo, de manera que el nacimiento de la trenza será a partir de ese elemento ornamental.

Peinado 4

  1. Haz tres trenzas finas a cada lado de la cabeza, a la altura de las orejas. También pueden ser cuatro, dos por encima de las orejas, y dos por debajo de ellas. Téjelas en dirección a arriba, para que después no se note un doblez forzado.
  2. Con el resto del cabello haz una coleta y une a la misma las trenzas finas, que queden tensas, pegadas a la cabeza. Cuando hayas fijado la coleta, puedes quitar los elásticos de las trencillas, para que el final de ellas se destrence y se mezclen con la coleta.
  3. Prende diminutos brillanticos o perlitas en las trencitas. Así, causarán el efecto de guirnaldas que van desde tus sienes hasta la coleta.
  4. Esta misma operación también lo puedes hacer con una  trenza más gruesa a cada lado  en lugar de trencillas, y te permitirá usar adornos no tan pequeños.

trenzas

Peinado 5

  1. Haz trenzas finas a los lados de la cabeza, la cantidad que prefieras, aunque tres o cuatro está bien. Déjalas separadas del resto del pelo.
  2. Con el resto del pelo hazte un moño a una altura media.
  3. Fija las puntas de las trencitas al moño, ocultando las puntas debajo de él, sin tensar las trenzas, para que queden colgando arqueadas.

Peinado 6

  1. Hazte una media coleta y átala con un cordoncito grueso o cinta, según prefieras. Haz una trenza con el pelo de la coleta, entretejiendo en ella el cordoncito o cinta. Usa un color que destaque con el color de tu cabello. Puede ser a juego con tus ojos, es una opción muy acertada.
  2. Deja la trenza, así decorada, caer a tu espalda sobre el pelo que queda suelto.

Peinado 7

  1. Haz una coleta baja y divide el pelo de la misma en tres partes iguales.
  2. Haz dos trenzas, una con la porción de la derecha y otra con la de la izquierda, deja la porción del medio en libertad.
  3. Dobla las trenzas hacia arriba cada una en su respectivo lado, ve fijándolas a la cabeza con pinzas, dibujando la forma de un lazo, y hazlas regresar al nudo de la coleta.
  4. Une el final de las trenzas al mechón suelto, sujétalo todo junto con una bandita elástica fina.
  5. Suelta los elásticos de las trenzas para que a partir de la coleta se destrencen y se unan al pelo suelto. Si eres de pelo rizado deja que esa parte tome sus ondas naturales, le da mucha vida al peinado y contrasta maravillosamente con el pelo tirante y liso de las trenzas.
  6. Cubre el elástico con un adorno. También puedes tomar u mechoncito del pelo que quedó suelo y enrollarlo alrededor del elástico.

Peinado 8

  1. Haz un moño con la mitad superior de tu pelo.
  2. El resto del pelo trénzalo en múltiples trenzas finas. Aquí también debes tejer las trencitas en dirección a arriba para que al doblarlas se vea bien.
  3. Sube todas las trencitas y oculta sus puntas debajo del moño.

Peinado 9

  1. Haz una coleta baja, cerca de la nuca.
  2. Téjela en una sola trenza.
  3. Enrosca la trenza entorno al nudo de la coleta, sujétala con pinzas. Se logra un peinado clásico conocido como rodete, que no pasa de moda por su elegancia.
  4. Puedes adornar el rodete con tus accesorios favoritos, pinzas decoradas, alfileres, lacitos, etcétera.

Peinado 10

  1. Haz una coleta a una altura media.
  2. Sácale un mechón a la coleta, del grosor que prefieras.
  3. Trenza el mechón
  4. Enrosca la trenza alrededor de la coleta de manera que oculte la banda elástica de aquella.

Unos consejos adicionales

Prepara tu habitación,  vestidor, o cómoda, con las condiciones necesarias para hacerte estos peinados con agilidad. Es bueno que tengas dos espejos fijos, no de mano, de manera que puedas verte de frente y al mismo tiempo vigilar el avance del peinado por detrás,  sin usar tus manos, porque ellas estarán ocupadas tejiendo trenzas.

Hacerte de suficientes banditas elásticas anchas y gruesas y pinzas. También es muy útil  un peine de cabo fino, ideal para dividir el pelo en mechones con el grosor que tú quieras y que te queden iguales.

Haz una buena reserva de pinzas decoradas, así como variedad de ornamentos del cabello, para que puedas variar a gusto la decoración de tus peinados con trenzas. Ten en cuenta que aun cuando repitas el peinado, la decoración puede ser el factor que haga la diferencia y al final igual conseguirás una imagen novedosa.

 

Cuando tejas tus trenzas ten cuidado de no apretarlas demasiado en el afán de darle más solidez al peinado.

Tensar mucho las trenzas no es bueno para la raíz del pelo ni para el cuero cabelludo, además de que te sentirás incómoda.

Para que el peinado se mantenga estable es suficiente con ponerle las pinzas necesarias y en el sitio justo. También puedes usar un aerosol fijador.

Espero que hayan sido muy útiles nuestros consejos y las propuestas de peinado con trenzas que hemos pensado para ti. La versatilidad que presentan cada uno de ellos se ajustan a los deseos de cualquier mujer. Si tienes otras opciones de peinados para con trenzas no dudes en compartirlas con nosotros que también queremos probarlas en casa.

Y ya no hablemos más y pon manos a la obra: ¡Hazte tus propios peinados con trenzas a la moda!

¿Te ha gustado?