¿Alguna vez has soñado con tener una piel joven e hidratada pese a tener ya una edad avanzada? Los tratamientos de peeling en centros de estética permiten esta posibilidad actualmente, acabando con todas las células muertas de nuestro epidermis. En el período de pubertad, el acné puede ser el responsable de la creación de granos, espinillas o lunares que desfavorezcan nuestro aspecto habitual.

¿Qué es un peeling?

Cuando una persona cuenta con manchas, arrugas o algunas marcas que considera molestas, que son imposibles de eliminar sin realizar ningún tipo de cirugía y desea por todos los medios acabar con ellas acude a un centro estético para ponerse en manos de un especialista que le practique lo que se conoce como peeling. Este tratamiento regenera la piel que cuenta con células muertas para devolverle un estado de salud en excelente. Este término ‘peeling’ tiene su origen en la lengua inglesa a través del verbo ‘to peel’, que si lo traducimos al español significa pelar. De hecho, en pocas palabras, en esta operación se realiza esta misma acción. Aplicando una determinada sustancia en la piel se consigue pelar aquella parte del epidermis que cuenta con células muertas, consiguiendo una renovación total de la apariencia visual de dichas capas de piel y dotándole de una mejor salud a simple vista. De esta forma, la gran finalidad de las personas que se someten a un peeling no es otra que acabar con todos los tipos de manchas, que se expresen en forma de lunares, espinillas o granos, provocados por los rayos ultraviolados del sol, el acné o cualquier otro tipo de circunstancia fruto de unos malos hábitos de alimentación, sueño y excesos como el alcohol o el tabaco.

Algunos tipos de peeling requieren algún tipo de preparación previa. Otros, en cambio, no tienen ningún tipo de requisito aunque su totalidad prohiben realizar ningún tipo de tratamiento en la cara el día de la sesión. Esto incluye el uso de ningún tipo de crema de exfoliación facial, depilaciones ni tratamientos de higiene. Asimismo, después de una sesión de peeling, lo normal es que la piel esté enrojecida e irritada. Ante esto no hay que preocuparse ni alarmarse, ya que el tiempo y el paso de los días quitará estas capas de piel, dando lugar a otras con un mejor aspecto, hidratación y salud. Para que este paso sea más seguro, se recomienda ser previsor y comprar crema hidratante y protector solar. Asimismo, también deberá cuidar el número de horas de sol a las que se expone, especialmente en las horas y días posteriores a la realización del tratamiento.

Algunas técnicas de peeling guardan relación con algunas técnicas que utilizan las personas para depilarse. Actualmente, aquel que quiere despedirse completamente de los pelos del cuerpo tiene la opción de la depilación láser, que utiliza luz intensa pulsada para conseguir los objetivos. A partir de diferentes sesiones, se va cortando la raíz de donde nace el pelo hasta que finalmente nuestra piel queda completamente depilada para siempre. Una de las técnicas de peeling que también se utiliza es mediante el mismo tipo de luz intensa pulsada. Es ideal para eliminar el rastro que los años han dejado en nuestra cara, además de los excesos de sol tanto en la playa como en la piscina, u otro tipo de lugar como la tumbona en la terraza. La energía de la luz llega hasta aquellas capas más profundas del epidermis, favoreciendo además la creación de colágeno. Hablamos de un tratamiento de tipo no agresivo, que se permite realizar en diferentes sesiones. Además, el tiempo para lograr resultados es muy corto y en apenas tres semanas es posible tener ya los resultados definitivos. No es necesario el uso de ningún tipo de componente anestésico y además prácticamente solo es necesario pasar una hora en la clínica por cada sesión. Otros tipos de tratamiento de peeling que necesiten el uso de algún tipo de láser son la bioestimulación lumínica, además de otro tipo de láser específico para la eliminación de diferentes tipos de manchas en el rostro.

Beneficios y riesgos de realizar un peeling

Este tipo de tratamiento cuenta con enormes beneficios para la piel para todas aquellas personas que deciden someterse a este tipo de tratamiento. Los más destacados son los siguientes:

  • Activa la circulación de la piel. Una piel con buena salud y sin la presencia de células muertas cambia totalmente el contexto. La circulación de piel es mucho más fluida y se gana muchísimo en calidad de vida y nivel de salud. Es una de las principales consecuencias que se empiezan a notar cuando se finaliza las sesiones de peeling.
  • Mejora la absorción de los productos de belleza. Si utilizamos productos de belleza, como los diferentes tipos de maquillaje, tendrán un mejor efecto en la piel después de realizar cualquier tipo de peeling en un centro de estética. Podrás maquillarte de forma mucho más eficiente.
  • Permite la creación de colágeno. El colágeno es un tipo de proteína que tiene la función de mantener unido al organismo. Después de realizar un peeling, y por tanto, renovar las células del epidermis favorecemos a la creación de esta sustancia. Es una de las claves para mantener un correcto estilo de vida, y un tipo de vida totalmente equilibrado. Realizar deporte también es muy beneficioso para el rostro y para la creación de este tipo de proteína. Algunas personas tienen que tomar una alimentación específica para fábricar colágeno.
  • Aumenta la autoestima. Y, obviamente, someterse a un peeling y conseguir una piel renovada permite el aumento total de la autoestima. El aspecto de nuestra piel puede ser el obstáculo de mucha gente para disfrutar de la vida con normalidad, especialmente en sus relaciones sociales. Con todo, este tratamiento puede ser la llave que cambie la tendencia. Vernos bien a nivel físico conlleva muchas consecuencias. Somos abiertos y seguros de nosotros mismo en las diferentes relaciones sociales, y eso implica ventajas a nivel personal y también laboral. Quién sabe si una sonrisa puede significar un puesto de trabajo.

Posteriormente, conoceremos los diferentes tipos de peeling que tenemos a nuestro alcance. Sin embargo, el peeling del tipo químico (por utilizar agentes químicos) cuenta con algunos riesgos que debemos tener en cuenta a la hora de valorar si la inversión de someternos a este tipo de tratamiento nos va a salir rentable o, en cambio, podemos salir perdiendo. Este tipo de operación no es recomendable para aquellas personas de tez oscura, ya que uno de los efectos de los productos químicos es que aclara el tono. En algunos casos, se puede perder la pigmentación y el color de la cara. Ante todo, hay que pensar bien los riesgos y someterse al análisis de un especialista. Se trata de un tipo de operación, que en algunos casos puede resultar intrusiva y que requiere el uso de anestesia. A mayor agresividad del tratamiento también requerirá un mayor tiempo de recuperación. También puede provocar la aparición de ampollas en la piel, así como imposibilidad a utilizar algunos productos postoperatorios si se tiene algún tipo de alergía.

Cómo realizar un peeling y cuánto vale

Además de remedios caseros para espinillas, en la actualidad podemos encontrar diferentes tipos de peeling en función de la profundidad del corte que se realice en la piel, así como la técnica empleada que puede variar según el caso y diagnóstico realizado previamente. El tipo más básico es el peeling mecánico, que se realiza empleando algunos utensilios como cepillos o lijas con piedra o cristales. Sin embargo, además del mecánico, también se puede realizar un peeling químico, donde entran en juego algunos productos químicos como su nombre indica como los ácidos. Finalmente, el peeling físico utiliza las leyes de la física a partir de un agente físico para acabar con aquellas capas más superficiales que se puedan encontrar en la piel. El número de sesiones necesario para realizar este tipo de tratamiento varía según la persona y las características del paciente. Sin embargo, de media, las sesiones suelen ser de 30 minutos y se deja una semana mínima de descanso entre sesión y sesión. A partir del tipo de mancha y la profundidad de la misma se establecerá un número determinado de veces en las que el paciente deberá someterse al tratamiento elegido.

Además, de los tres peelings más habituales descritos anteriormente, también está disponible otra opción también recomendable. La luz de láser que se utiliza para eliminar los tatuajes de la piel también es posible utilizarla para suprimir cualquier tipo de mancha en la piel. No importa el tipo de pigmentación que tengamos y es apta para las diferentes partes del cuerpo como la cara, el cuello, las manos y también el escote. Se utiliza especialmente para aquellos tratamientos que contengan manchas creadas a partir de los rayos ultraviolados del sol. Se suele necesitar entre una y cuatro sesiones de unos 15 minutos aproximadamente, y no deja ningún tipo de marca o cicatriz en la piel. Por tanto, dará la sensación que aquella mancha nunca llegó a estar. La piel alcanzará su tonalidad total al fin del tratamiento, y durante las diferentes sesiones realizadas, no es nada recomendable tomar el sol de forma continuada. Así, si eres amante del sol planifica correctamente tus sesiones para que no caigan en pleno verano y pierdas la opción de ir a la playa o a la piscina. La inversión no es demasiado importante pero los efectos que tiene este tratamiento duran bastante, y por tanto, son muy recomendables, especialmente el de tipo facial. Sin embargo, si tu objetivo ha sido el de reducir arrugas, intenta reservar algunas sesiones de recuerdo para completar los efectos del tratamiento.

Pese al desconocimiento general de la población al hablar de un peeling en la calle, actualmente es un tratamiento más habitual de lo que pensamos y, por tanto, tendrás a tu alcance numerosos tipos de precio diferentes para satisfacer todo tipo de necesidades. Sin embargo, pese a que por lo general, la operación debe ser un éxito, tiene riesgos que deben conocerse y, por tanto, la recomendación por encima de todo es acudir a un centro de confianza en la que tú te sientas cómodo o cómoda antes, durante y después de la intervención. Algunos de los centros estéticos más conocidos son la Clínica Londres, que establece un precio de entre 100 y 160 euros en función del peeling y de su intensidad, Centros Único donde encontrarás una promoción de 250 euros por cinco sesiones. Si buscas algo de mayor standing, en el Instituto Médico Láser tendrás disponible el último tratamiento en Peeling, conocido como 3Steep Peel. En este precio de 995 euros entra la posibilidad de hacerse la cara, las manos, el cuello y el escote. Con todo, si quieres disfrutar de una piel hidratada, limpia y con buen aspecto, el peeling es una de las mejores opciones disponibles del mercado para conseguirlo.

¿Te ha gustado?