Como siempre nos ocurre, siempre solemos quejarnos de algún aspecto de nuestro cuerpo, y esto también ocurre con los labios. Por suerte el maquillaje puede ayudarnos a disimular aquellas imperfecciones que no nos gustan y también a crear ciertos efectos que nos ayuden a resaltar nuestras virtudes así como a crear efectos más favorables según nuestro tipo de rostro.

En cuanto al maquillaje de los labios es importante saber qué color usar en cada momento así como el tipo de labial a usar y cómo aplicarlo igual que sucede con todas las técnicas de maquillaje.

Si estás deseando aprender cómo maquillarse los labios te recomiendo que sigas leyendo este artículo de doncomos.com donde vamos a enseñarte todo lo que necesitas saber sobre el maquillaje de labios y las distintas técnicas que puedes utilizar según tu tipo de labio.

Para empezar debemos decir que “los labios que se consideran ideales” son aquellos carnosos (sin excesos), suaves y saludables, pero esto es a nivel estético y lo que se dice en general, tú por supuesto tienes tus propios gustos, y para ti los labios ideales pueden ser más o menos voluminosos.

Labios hidratados y sin grietas

Lo primero, y antes que nada debemos empezar por cuidar nuestros labios e hidratarlos. Así como es importante para nuestra salud beber un mínimo de un litro y medio de agua al día, también es importante para los labios. Tener labios resecos es una característica fundamental de que no estamos bien hidratados. Además, si la deshidratación en los labios es muy grande se producirán grietas.

Por otro lado debemos señalar que tanto el sol en verano como el frío del invierno hacen mucha mella en nuestros labios, y por tanto los pueden deshidratar o hacer que aparezcan grietas con mayor facilidad.

Además de beber mucha agua podemos hidratar adicionalmente nuestros labios utilizando manteca de cacao, vaselina, hidratantes labiales sin color, etc.

En verano antes de salir de casa y en la playa debemos aplicarnos crema hidratante labial con protección solar, así evitaremos que los labios se resequen rápidamente.

Evita pasarte la lengua por los labios. Aunque en un primer momento puede darte una sensación de alivio y de humedad, lo cierto es que esta sensación desaparece con rapidez y después notarás los labios aún más resecos e incluso deshidratados.

Si eres propensa a tener los labios resecos es mejor que no uses labiales de larga duración, ya que estos tienden a resecar aún más los labios.

Por último recuerda también exfoliar tus labios al menos una vez a la semana. Para ello puedes exfoliarlos usando un exfoliante de labios comprado, o por ejemplo usando algún tipo de exfoliante natural (mezcla media cucharada de aceite de oliva con una cucharada de azúcar). Aplícatelo en los labios y realiza movimientos circulares sin realizar una fuerza excesiva. Después limpia tus labios con jabón y agua.

Otro truco es usar un cepillo de dientes y cepillarte los labios con él, de forma muy suave, después retira la piel muerta con una toalla humedecida y ¡listo! Este método es muy fácil, pero recuerda no ser muy brusca al hacerlo para no dañar aún más tus labios.

El lápiz de labios

Debemos señalar que el lápiz de labios que antes se usaba para resaltar los bordes de los labios y para evitar que la pintura se corriese ya ha que quedado casi en desuso, no obstante, los lápices de labios aún se siguen usando en el maquillaje de labios para crear efectos o como base para que los labiales duren más tiempo en los labios.

Siguiendo este último caso vamos a escoger un lápiz de labios neutro. El color exacto dependerá del tono de tus labios. Debes escoger un lápiz del color más parecido a tu tono de piel. Así cuando lo usemos para dar distintos efectos a los labios, el resultado será más natural.

Por otro lado, si quieres usar el lápiz de labios como base para que la barra de labios dure más tiempo entonces puedes usar un color lo más similar posible al color que vayas a usar, si no, el tono final cambiará.

Para aplicar el labial siempre empezaremos desde el centro del labio hacia afuera. Puedes seguir la línea natural de tus labios y a partir de ahí rellenarlos, o difuminar la línea para dar efecto, etc. Un truco que siempre debes tener presente es que con una fina capa de lápiz de labios es suficiente, e incluso podrías hacerlo difuminando un poco de producto si este se extiende bien y puede crear capas muy gruesas.

En este caso realizaremos la línea del labio y a continuación con la ayuda de un bastoncillo arrastraremos el color desde el exterior del labio donde hemos hecho la línea, hacia adentro.

¿Qué color de labiales te queda mejor según tu tono de piel?

Podemos escoger la gama de colores de labiales que mejor te quedará según tu tono de piel, pero recuerda que el tono final escogido deberá combinar perfectamente con las sombras de ojos y el colorete, para que el maquillaje final quede en armonía.

Si el color de tus labios es claro o pálido, los mejores colores, sobre todo, lápices de labios que puedes usar son los corales o beige.

Si tienes el tono de labios oscuro, entonces escoge las tonalidades borgoña, rojos o los colores vinos.

Por último, si tienes labios en tono medio, tirando a rojizos, entonces puedes escoger tonalidades rosadas, anaranjados o los tonos arándanos.

Cómo maquillar tus labios según su forma

Maquillar labios gruesos. Si tienes unos labios gruesos y carnosos pero no te gustan cómo lucen, y en cambio quieres disimularlos un poco entonces deberás escoger barras de labio mate y sin brillos. Olvidarte de los tonos rojos y escoger preferiblemente colores marrones. Tampoco deberías usar gloss puesto que le añade mucho más volumen.

Para maquillar tus labios y hacer que parezcan más finos podemos comenzar usando corrector facial alrededor de las líneas de los labios. A continuación, con un delineador de labios del mismo color que vayas a usar en barra de labios rellenaremos las líneas de los labios, pero por dentro, así dará la sensación de que el labio es más fino. Por último aplica la barra de labios de hayas escogido fundiéndola con la línea que hicimos antes pero no la sobrepases.

Maquillar labios finos. Si te encuentras en el caso contrario y deseas darle mayor volumen a tus labios para que parezcan más gruesos entonces usaremos las siguientes técnicas y consejos.

Las tonalidades a escoger para pintarte los labios deben ser fuertes y llamativos pero escogiendo tonalidades cálidas y no frías, además deben aportar luminosidad. A parte puedes usar brillos o gloss, pues realzarán el volumen. En general, los mejores pintalabios que puedes escoger son las barras de labios nacaradas y los gloss con color o transparente para aplicar sobre la barra de labios.

A la hora de maquillar el labio puedes optar por utilizar un lápiz de labios del mismo tono que la barra de labios que vayas a utilizar luego para perfilar las líneas de los labios por fuera. También podrías rellenarte los labios y aplicar encima el labial para darle mayor volumen. En este caso incluso podrías darte dos pasadas de labial si lo consideras necesario, pues da igual que aporte volumen. Y si lo profieres podrías aplicarte un gloss encima translúcido, no aportará color pero sí dará un aspecto jugoso y húmedo a los labios, además de hacerlos más gruesos.

Labios desiguales o descompensados. En este caso nos encontramos ante dos labios que no son iguales, un labio será más fino que el otro, por tanto tendremos que centrarnos en compensar los grosores y conseguir que luzcan similares.

En este caso nos centraremos en modificar el labio que deseemos según las técnicas explicadas anteriormente, aunque lo normal es hacer el labio más fino que parezca un poco más grueso. Esto se soluciona perfilando el labio lino por fuera de la línea del labio y rellenando todo el labio con lápiz de labios antes de aplicar el lápiz labial. En el otro labio tan sólo aplicaremos el lápiz de labio, o como mucho podríamos realizar la línea del labio por dentro para hacer que parezca un poco más fino.

Labios de comisura descendiente. Las mujeres que poseen este tipo de comisura parece que siempre están tristes o serias, por eso es interesante corregir este acabado y dar la sensación de tener comisuras ascendentes, puesto que son las ideales ya que parece que siempre tienes una sonrisa en la cara.

Para realizar este cambio vamos a ayudarnos de un lápiz de labio, con él continuaremos las líneas de los labios dibujando el final de las comisuras por fuera y de forma ascendente, después rellena los labios y finaliza el maquillaje aplicando el pintalabios.

3 pasos para el maquillaje de labios perfecto

No te olvides de los 3 pasos fundamentales en el maquillaje de labios:

  • Aplica el lápiz de labios según la técnica que te hemos explicado para conseguir el efecto deseado. Recuerda que el lápiz de labios siempre debe ser del mismo tono que el labial que vayas a utilizar.
  • Aplica el pintalabios. Ahora aplica el pintalabios siempre desde el centro del labio hacia las comisuras, de este modo la mayor cantidad de producto se concentrará en el centro de la boca y evitaremos que parte del producto quede por fuera de los labios o que la pintura se corra.
  • Por último, normalmente es ideal añadir un poco de brillo en la zona central de los labios, ten en cuenta que a la hora de hablar con alguien, es ahí donde se centra la mirada, por tanto, tus labios lucirán mucho más bonitos y luminosos. Y exceptuando si deseas que tus labios parezcan más finos podrías optar por aplicarte un poco de gloss transparente encima del color del pintalabios para darle una apariencia más jugosa a tus labios.

Cómo conseguir mayor duración del pintalabios

Casi todas las mujeres desean un pintalabios que duren mucho, da igual que beban o coman, lo importante es que los labios sigan maquillados sin necesidad de pasarse el día retocándose el maquillaje de labios. Si tú también te encuentra entre estos casos entonces tienes varias soluciones.

Puedes optar por comprar pintalabios de larga duración o de máxima duración, estos son un poco más caros que los labiales normales, pero cumplen su función.

Si no quieres comprar todos tus pintalabios de larga duración entonces prueba a rellenar suavemente tus labios con un lápiz de labios del color de tu barra de labios o del tono igual que tus labios, de esta forma rellenaremos las grietas y curvaturas que puedan haber en los labios y cuando apliquemos encima la barra de labios esta durará más.

Esto también lo puedes conseguir si en vez de aplicarte lápiz de labios te das una capa de barra de labios, y luego aprietas tus labios contra un pañuelo. Después vuelve a aplicar la capa final de barra de labios.

Sigue estos consejos y técnicas para que aprendas cómo maquillarse los labios y lucirlos perfectos cada día, además no te llevan demasiado tiempo y son trucos realmente sencillos.

¿Te ha gustado?