Muchas mujeres no están conformes con su rostro, con algún tipo de imperfección o de marcas, tanto de heridas como por ejemplo las pecas. Para ellas la solución puede estar en maquillar el rostro y lucir un rostro de un tono uniforme, sano y brillante.

El maquillaje nos permite no sólo ocultar aquello que no nos gusta, sino también resaltar  las zonas que más nos gustan, así como perfilar nuestro rostro de una forma más favorable y que nos guste más cómo luce.

Por eso si quieres saber cómo maquillarse la cara correctamente sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde te mostraremos todos los pasos para hacerlo así como los mejores consejos para tu maquillaje de rostro perfecto.

Preparación del rostro

Lo primero que debes saber antes de maquillar tu rostro es que el maquillaje puede ayudarte mucho, pero el resultado final también dependerá del estado en que se encuentre tu piel. Por eso es importante tener un rostro sano, nutrido e hidratado. Para ello debes limpiarte el rostro con un gel limpiador específico para tu tipo de piel (piel sensible, normal, grasa, etc.) dos veces al día, y después aplicarte como mínimo crema hidratante específica según tus necesidades y tu tipo de piel (reafirmante, de día, de noche, piel madura, piel grasa, piel seca, etc.), también podrías usar una de día y una diferente de noche. Además deberás aplicarte también contorno de ojos, es una parte que solemos olvidar o que solemos hidratar con la crema de la cara, pero esto no es correcto, puesto que esta crema es muy densa y la piel del contorno del ojo es muy fina y tiene unas necesidades diferentes.

Por otro lado es realmente importante que después de lavar tu rostro y antes de ponerte tu crema hidratante, te apliques un protector solar, así evitarás que a parte de que tu rostro tome demasiado sol, te salgan manchas, pecas y arrugas.

Si necesitas un tratamiento más intensivo ya sea en nutrición o en hidratación puedes aplicarte por las noches un suero específico para cubrir tus necesidades. Deberás aplicarlo con el rostro limpio y antes de la crema hidrante, esperando unos minutos entre aplicación de productos para darle tiempo a la piel de absorberlos.

Además recuerda que una vez a la semana debes hacerte alguna limpieza más profunda en el rostro, realizándote una exfoliación y aplicándote alguna mascarilla.

Por último, antes de maquillarte el rostro siempre deberás aplicarte tu protector solar, tu crema hidratante y el contorno de ojos primero, dejando que se absorba durante unos minutos, después procederemos a maquillar el rostro. Esta te hidratará y además no dejará que tanto maquillaje y suciedad entre en los poros de tu piel.

Productos que necesitas para el maquillaje del rostro

Bases de maquillaje. Las bases de maquillaje son aquellos productos que ayudan a unificar el color de tu rostro, dándole un tono y brillo saludable. Además algunas pueden cubrirte incluso las imperfecciones. Encontramos bases de maquillaje en distintas texturas, por ejemplo, las bases líquidas son ideales para pieles secas, las bases en cremas son perfectas para pieles grasas ya que matifican el rostro, y las bases de maquillaje en polvo, que suelen ser usadas por pieles mixtas o pieles sin casi imperfecciones y que solo desean darle un poco de color al rostro. Además podremos elegir bases de maquillaje más ligeras u otras que sean mucho más cubrientes. Lo importante a la hora de escoger una base de maquillaje es escogerla según tu tipo de piel y escoger un tono que sea exactamente el mismo que el de tu piel, así no se notarán cortes entre la cara maquillada y el cuello sin maquillar.

Correctores. Los correctores vienen en distintos colores, y cada uno nos ayudará a disimular un tipo de imperfección diferente (el verde sirve para tapar rojeces y marcas de acné, el amarillo para imperfecciones en tonos morados, como cicatrices u ojeras, el violeta es el que debemos usar para tapar imperfecciones de tonos verdes, también podemos usar los correctores en distintos tonos de beige para conseguir un tono natural tapando otras imperfecciones o manchas y para tapar ojeras no muy profundas u oscuras, los tonos más oscuros se usarán para realizar perfilaciones en el contorno del rostro). Podemos encontrar los correctores en crema, correctores líquidos, en barras, etc.

Polvos compactos. Los polvos compactos pueden ser translúcidos o del mismo color del rostro, sirven para aplicarse encima de la base de maquillaje y ayuda a que esta se quede bien fijada. También podemos usar polvos más oscuros para marcar los contornos (o comprar un polvo de contorno).

Coloretes. Los coloretes, ya sean en crema, líquidos o en polvo son productos usados para darle un poco de color a nuestras mejillas.

Iluminadores. Los iluminadores son productos líquidos en crema o polvos que ayudan a iluminar y dar brillo a ciertas partes del rostro.

Brochas de maquillaje y esponjas. Las brochas de maquillaje gordas, redondas, planas, etc. son usadas para utilizar aplicar los productos anteriores. Las esponjitas son usadas para aplicar sobre todo las bases de maquillaje. No obstante, siempre podrás aplicarte los productos con tus dedos, pero el acabado no será el mejor ni el más uniforme.

Paso a paso cómo maquillarse la cara

Comenzaremos como dijimos al principio preparando el rostro, para ello nos lavaremos bien la cara y nos aplicaremos la crema solar, la crema hidratante y el contorno de ojos. Dejaremos que la piel absorba bien las cremas durante unos minutos antes de ponernos en serio con el maquillaje.

Ahora nos fijaremos en las imperfecciones que queremos cubrir, es posible que queramos tapar las ojeras o algún granito, por eso coge el corrector que mejor cubra esa imperfección tal y siguiendo la guía de colores que te proporcionamos antes. Aplicaremos el producto en pequeñas cantidades a toquecitos y difuminando hacia afuera.

A continuación vamos a aplicar nuestra base de maquillaje. Si eliges una base líquida aplica un poco sobre tu mano y coge producto con la brocha o con la esponja, a la hora de aplicártela sobre el rostro comienza siempre desde la parte más interna del rostro (ojeras, nariz, pómulos), difuminando hacia el exterior del rostro. Los bordes del rostro siempre deben quedar muy bien extendidos y difuminados para que el resultado se vea natural y no se noten cortes y parches Normalmente la mayor cantidad de producto debe cubrir la parte central del rostro, y aplicar menos producto hacia afuera. Recuerda que también debes cubrir leve y suavemente la parte de los párpados y bajo la ceja, con que uses los restos de producto de la brocha o esponja es suficiente.

Con el siguiente paso vamos a dejar fija la base de maquillaje. Para ello vamos a coger el polvo compacto o el polvo translúcido con una brocha, golpearemos el mango de la brocha un poco con la mano o los dedos para que caiga el exceso de producto y lo aplicaremos en el rostro también desde el interior hacia el exterior y con movimientos circulares, también deberemos difuminar el producto hacia el cuello.

A continuación podemos aplicar un polvo más oscuro para marcar la línea del contorno. Chupa hacia adentro tus mejillas y aplica el producto siguiendo una línea bajo la línea del hueso. También puedes aplicarte en la línea de la mandíbula si quieres afilar un poco el rostro y hacer que ver que estás más delgada. Por último, aplica un poco de producto en las sienes. Esto con un poco de práctica podrás hacerlo con un solo movimiento, haciendo un tres invertido comenzando por la sien. Debes recordar que los tonos oscuros dan profundidad y ayudarán a dar forma al rostro. En cambio los tonos claros servirán para resaltar partes del rostro, e incluso darles brillo.

Ahora escogeremos un poco de colorete, coge un poco de cantidad para que el resultado sea lo más natural posible y no “quedes como Heidi” con las mejillas super marcadas. Vamos a aplicar el colorete justo en las manzanitas de las mejillas y a difuminar en círculos, de esta forma no se notará una gran diferencia entre productos.

Para finalizar podemos aplicar un poco de iluminador para resaltar partes del maquillaje y del rostro, las zonas más comunes son: la nariz, el puente de cupido, y la zona debajo del ojo de medio hacia afuera.  Aplicaremos el iluminador en poca cantidad y también difuminaremos para evitar cortes destacados.

Maquillar el resto de la cara

Para que tu cara quede perfecta ya hemos terminado con el primer paso, y es dejar un rostro uniforme, sano y luminoso, ahora vamos a terminar el maquillaje ocupándonos de las cejas, ojos y labios.

Para maquillar tus cejas debes escoger el mejor producto que vaya contigo, ya sea un máscara de cejas, sombras en crema o lápiz lo importante es aplicar poco producto. Desde media ceja hacia afuera usaremos el tono un poco oscuro. Desde el inicio hacia la mitad usaremos una intensidad un poco más clara. Siempre debemos difuminar bien la aplicación. Sobre todo si se trata del lápiz o de la sombra en crema. El tono usado para maquillar las cejas debe ser lo más similar posible al color del pelo de las cejas.

Para los ojos escoge una sombra en tono claro, como la beige para aplicar un poco bajo la ceja, de esta forma le daremos mayor luminosidad. A continuación podemos maquillar el resto del ojo de muchas formas diferentes y con numerosas combinaciones de colores, pero en este caso vamos a proponerte un maquillaje natural para el día a día. Escoge una sombra en tono melocotón o en un tono tierra claro. Aplica esta sombra en todo el párpado móvil. A continuación usaremos un tono más oscuro y lo aplicaremos de medio párpado móvil hacia afuera y en la banana del ojo (el hueco que hay entre el párpado móvil y el hueso). Esta aplicación deberá finalizar muy difuminada, que no se noten cortes bruscos entre un color y otro. Así como un gran impacto con la piel. Ahora con un lápiz marrón oscuro trazaremos una línea en el párpado superior, justo a raz de las pestañas. Con un rizador de pestañas vamos a peinar y a darle forma a nuestras pestañas. Por último aplica la máscara de pestañas que más te guste (recuerda que hay muchas máscaras de pestañas en el mercado y con muchos efectos, como por ejemplo, para dar longitud, con efecto pestañas postizas, para dar volumen, etc.). Aplica siempre la máscara de pestañas desde el inicio de las pestañas hacia arriba en zigzag.

Para terminar el maquillaje por completo ponte un poco de barra de labio o de gloss, según tus preferencias.

Aquí encontraras más trucos sobre cómo maquillarse.

Esperamos que con todos estos consejos y este paso a paso te hayamos enseñado cómo  maquillarse la cara y lucir un rostro perfecto y bien definido.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.