Hacerse un piercing en el pezón puede ser una de esas cosas creativas que pueden marcar muchísimo a una persona, ya que es un piercing original que puede darte un toque muy original en tu cuerpo.

Los piercing son considerados como arte por muchas personas y el piercing en el pezón no iba a ser la excepción. Millones de personas tienen un piercing en esta zona, ya sean hombres o mujeres, ya que es un piercing bonito que llama mucho la atención del que lo ve.

Un piercing en el pezón consiste en una perforación que parte por el medio al pezón, colocando en este lugar un aro o un especie de barra que lo parte por la mitad. Esto hace que podamos llevar decoración en los pezones y seamos hombres o mujeres, esto va a quedar muy bien sin lugar a dudas.

El piercing en el pezón no cuesta mucho dinero y al contrario de lo que muchas personas puedan pensar, no es uno de los que más se infectan. Por supuesto que se puede infectar como todos, pero por ejemplo es mucho menos lesivo que el piercing del ombligo entre muchos otros.

El piercing del pezón es original y puede marcar la diferencia. Puede además ser bueno para tu cuerpo, ya que cambian la estética del pezón y hacen este un poco más grande. También está recomendado para algunas mujeres embarazadas, ya que así el pezón se hace más grande y los bebés pueden chupar mejor la leche. Si tienen pezones pequeños, sin duda es la mejor opción que pueden tomar.

El piercing en esta zona sólo se debe hacer por un profesional, bueno este y todos los piercing, ya que aunque haya formas de hacérselo uno sólo en casa, no se recomiendan para nada. La razón es la higiene y que puede infectarse y dañar mucho la zona, así que aconsejamos siempre que si se hacen estas cosas, se hagan con un profesional.

Si estás algo perdido o perdida y no sabes por donde empezar a la hora de hacerte un piercing en esta zona, no tienes nada de lo que preocuparte, ya que para esto estamos nosotros aquí. Vamos a explicarte paso a paso cómo hacerte un piercing en el pezón sin que haya efectos secundarios, así que presta mucha atención.

Instrucciones para hacerse un piercing en el pezón

  1. Meditarlo bien:
    Un piercing es algo que se debe meditar muy bien antes de hacerse, al igual que un tatuaje. La forma de hacer esto es pensándote bien si quieres hacerte un piercing en esta zona o si no, ya que una vez esté la zona agujereada, no hay vuelta atrás. Para ello, debes conocer primero las ventajas y las desventajas de este tipo de piercing, para así ayudarte mejor a planear si hacer esto o no hacerlo. Las principales ventajas tienen que ver con la estética, ya que como dijimos más arriba, este piercing es bonito y original, además de llamar mucho la atención. La otra ventaja es con el tema de los embarazos, ya que una mujer que esté embarazada va a conseguir aumentar de esta forma el tamaño de sus pezones y así poder dar de mamar mejor a su bebé, algo que sin duda siempre es lo más importante para una madre. En cuanto a las desventajas, la principal es que si tenemos alergia o si no lo vamos a cuidar de la forma correcta, vamos a tener algunas complicaciones, como por ejemplo que se nos caiga o se infecte. Además, algunas personas o trabajos podrían rechazarte por llevar el piercing, así que piénsalo bien antes de hacértelo.
  2. Ir al salón de tatuajes y perforación:
    Una vez que ya hemos decidido si queremos hacernos el piercing en el pezón o no, si hemos dicho que si, debemos dar el paso e ir al salón de tatuajes más cercano, el cual normalmente nos hará piercings también. Aquí puedes consultar mejor tus dudas por si tienes alguna duda de última hora antes de proceder. También puedes escoger si hacértelo en un pezón o en los dos y si es en uno, en qué lado hacerlo. Asegúrate de que el salón de tatuajes es de calidad y que tiene los certificados de higiene necesario para poder hacer este tipo de operaciones, ya que es la única forma de hacer esto de forma legal. Una vez que lo hayas decidido, habla con la persona encargada y te dará cita para ello. Cuando eso, simplemente te va a hacer una perforación y te va a dar unos días para que el piercing se termine de curar. Mientras tanto, tendrás que llevar lo que se llama un medicinal, el cual es un piercing especial que no te puedes quitar en unos días, para que el cuerpo no haga cicatriz y que el piercing no se cierre y esté curado al mismo tiempo.
  3. Cuidado del piercing:
    Aunque el pezón sea una zona menos delicada que el ombligo, sigue siendo una zona muy delicada del cuerpo, sobre todo por los roces con la camiseta que se producen cuando tenemos un piercing de este tipo. Lo que tenemos que hacer es cuidarlo correctamente, ya que así vamos a evitar que se nos infecte y vamos a lograr una curación completa del mismo. El cuidado del piercing se debe de hacer de la forma correcta, ya que si no se nos podría infectar y caer y vamos a tener problemas si eso sucede. Lo que hay que hacer es coger y seguir las indicaciones que nos de el de la tienda de tatuajes, ya que es la única persona que de verdad tiene facultad para decidir sobre esto. Normalmente estos consejos tienen que ver con lavar bien la zona, con aplicar el producto que nos indique, con tener cuidado con la ropa que nos ponemos y procurar que apenas roce. Normalmente el cuidado de los piercing es de mínimo 15 días, aunque en algunas personas podría ser una duración mucho mayor, como por ejemplo de un mes o dos. La cosa es hacer las cosas bien para evitar males mayores, ya que a menos que tengas alergia, el piercing te va a poder durar lo que quieras.
  4. Después de la curación:
    Después de que el piercing se ha cicatrizado del todo y después de que te puedas quitar el medicinal, ya es la hora de empezar a tomar decisiones sobre el mismo. En primer lugar, deberás escoger lo que vas a llevar en el pezón. Algunas personas pueden escoger llevar una barra de hierro dentro y otros pueden escoger llevar un aro, la elección es tuya. En mi caso, preferiría la barra de hierro, ya que el aro se puede enganchar con la camiseta y ser molesto. Aunque el piercing se haya cicatrizado, hay que seguir teniendo cierto cuidado, ya que si se arranca podríamos tener una gran herida en la zona del pezón. También vamos a poder escoger varios piercing para el pezón e ir cambiándolos, siempre que no dejemos sin ponernos el piercing demasiado tiempo. Recuerda que un piercing no deja de ser una herida y por lo tanto, si lo dejamos sin poner, al final va a cicatrizar y vamos a perder el piercing, así que ten esto en cuenta.
¿Te ha gustado?