Todas nosotras sabemos muy bien que si queremos mantener el brillo, la belleza y la salud en la piel de nuestro rostro, es necesario que la exfoliemos de vez en cuando. De hecho, la exfoliación de la piel es una rutina más de belleza que cada vez más también es muy utilizada entre los hombres. Aunque existen multitud de exfoliantes que podemos adquirir en el mercado, nosotros te proponemos realizarlos tú mismo para crear exfoliantes caseros. Muchas personas tienen la piel tan sensible que no logran obtener buenos resultados con los exfoliantes que contienen productos químicos y que podemos encontrar en cualquier gran superficie. Si este es tu caso, o si simplemente deseas saber cómo hacer exfoliantes caseros para el rostro, estás de enhorabuena, pues desde doncomos vamos a darte unas cuantas ideas para que tu cutis esté impecable, y se mantenga sano y fresco durante mucho tiempo. Veamos cómo hacerlo.

¿Para qué sirve la exfoliación de la piel?

La exfoliación de la piel, tanto del rostro como del resto del cuerpo, es una manera natural de eliminar las células muertas que van acumulándose en nuestra dermis. Este tipo de tratamiento nos permite lograr un rejuvenecimiento prácticamente inmediato de la piel y un brillo mucho mayor. Es un tratamiento imprescindible sobre todo por el número tan elevado de cosméticos químicos que tanto los hombres como las mujeres utilizamos para hidratar y mejorar el aspecto de nuestra piel. Eliminar esta capa de células muertas, a pesar de que es utilizada por nuestro organismo como medio de protección, nos permite regenerar nueva piel y lograr una dermis libre de impurezas y de productos químicos. Eso sí, siempre que realicemos una exfoliación en nuestro cuerpo es necesario humectar la piel después y aplicar cremas hidratantes para obtener los mayores beneficios y resultados excelentes. Si quieres evitar volver a aplicar productos químicos, puedes usar tratamientos hidratantes caseros.

Seguro que este artículo te resulta interesante: Cómo Exfoliar el Rostro

En este artículo queremos enseñarte a preparar algunas de las mejores recetas para hacer exfoliantes caseros para el rostro. Si tienes ganas de verte mucho más guap@ y de lograr que tu piel brille con luz propia, no dejes de leer el siguiente post.

¿Que necesitas para hacer exfoliantes caseros para el rostro?

Para hacer exfoliantes caseros para el rostro vamos a necesitar

  • Miel
  • Zanahoria
  • Azúcar
  • Arcilla verde
  • Almendra molida
  • Zumo de limón

Instrucciones para hacer exfoliantes caseros para el rostro

Paso a paso para hacer exfoliantes caseros para el rostro

Mascarilla exfoliante casera a base de miel y azúcar

  1. El azúcar es uno de los exfoliantes naturales más sencillos de utilizar y que siempre encontraremos en nuestra casa. Si quieres utilizarlo a modo de mascarilla, es conveniente que uses azúcar con el grano lo más fino posible para evitar hacerte daño en la piel.azúcar
  2. Limpia tu piel de impurezas usando agua tibia. No es necesario que lo seques completamente, es suficiente con que apliques pequeñas presiones sobre el rostro con una toalla de algodón y dejes la piel algo húmeda.
  3. Mientras, en un bol, mezcla un par de cucharadas de azúcar con una cucharada de postre de miel. Hazlo con los dedos y úsalos para aplicar directamente la pasta resultante sobre el rostro. Si quieres que sea más exfoliante, sólo necesitas añadir más azúcar.
  4. Extiende la mezcla sobre tu rostro con movimientos circulares y frota suavemente sobre la piel. Deja que la mezcla se asiente sobre tu cutis durante unos 15 minutos.
  5. Cuando hayan pasado, retira los restos con agua tibia y seca correctamente tu rostro con una toalla de algodón.
  6. Como hemos añadido un poco de miel a la mezcla, hemos logrado una mezcla hidratante y exfoliante perfecta para nuestro rostro.mascarilla con miel

Mascarilla exfoliante casera a base de miel, almendras y zumo de limón

  1. El principio de esta mascarilla es muy similar al de la anterior que te hemos mostrado. Además de incluir las propiedades hidratantes de la miel, se suman a las mismas la de las almendras y la capacidad cicatrizante del limón. Esta mascarilla es ideal para un rostro algo castigado y con falta de brillo.
  2. Sólo necesitas moler 2 almendras, mezclarlas con una cucharadita de miel y agregar a todo el conjunto un chorrito de zumo de limón recién exprimido, aproximadamente el equivalente a una cucharilla de postre.
  3. Mezcla los ingredientes y extiéndelos sobre tu rostro a base de movimientos circulares. Al igual que en el caso anterior es necesario que lo hagas sobre la piel recién lavada y algo húmeda.
  4. Presta especial atención a la zona de las mejillas y de la nariz, donde suelen colocarse los antiestéticos puntos negros. Presiona con más firmeza en esa zona mientras masajeas con movimientos circulares.
  5. Una vez hayas extendido todo el producto, deja que la mezcla actúe sobre la piel de tu rostro durante, aproximadamente, 15 minutos.
  6. Una vez pasado el tiempo, sólo has de retirar el exceso de producto y lavar la cara con agua tibia. Sécala con una toalla de algodón de manera suave y prepárate para ver unos resultados asombrosos y una piel mucho más hidratada y tersa.aceite de alemndras

Mascarilla exfoliante casera a base zanahorias y miel

  1. Se trata de una mascarilla perfecta para exfoliar todo tipo de pieles y que, además, contiene un punto hidratante muy adecuado gracias al uso de la miel. Para poder prepararla sólo necesitas lavar una zanahoria, pelarla, partirla en dados y triturarla con la batidora.
  2. No te excedas y deja que queden algunos trozos algo grandes. Piensa que la capacidad exfoliante de esta mascarilla te la ofrece la zanahoria. Si la torturamos en exceso crearemos una pasta que no nos ayudará a exfoliar nuestra piel.
  3. Una vez tengas la zanahoria triturada, añade una cucharadita de miel y otra de zumo de limón. Mezcla todos los ingredientes y aplícalos sobre tu piel recién lavada y algo húmeda, como en el resto de los casos.
  4. Hazlo, al igual que con las otras mascarillas, con movimientos circulares e insistiendo en la zona de los puntos negros.
  5. Deja que haga efecto durante unos 20 minutos y retírala de la piel con agua abundante y tu rostro ya estará listo y suave. ¡Súper fácil!mascarilla con zanahorias

Mascarilla exfoliante de arcilla verde

  1. La arcilla verde es uno de los productos naturales más utilizados en cosmética para hacer mascarillas caseras. Su alto poder exfoliante ha convertido a este producto en un producto estrella que jamás deberá de faltar en tu baño.
  2. Puedes adquirirlo en herbolarios, parafarmacias o grandes superficies como El Corte Inglés. Se trata de un producto bastante económico y viene una cantidad muy grande de arcilla verde.
  3. Yo la utilizo una vez al mes para limpiar de impurezas mi rostro y el resultado es espectacular, aunque seca un poco la piel y es conveniente hidratarla después de su uso para obtener los mejores resultados posibles.
  4. Sólo necesitas mezclar un chorrito de agua, aproximadamente como dos cucharadas soperas, con 4 cucharadas soperas de arcilla verde. Sé generosa en el uso de la arcilla para que el poder exfoliante del producto sea mayor. Es fácil saber si has hecho bien la mezcla, pues tiene que quedar una pasta muy densa para aplicar sobre la cara.
  5. Es conveniente que no utilices productos de plástico para hacer esta mezcla ni para aplicar la mascarilla verde. Te aconsejo que uses cucharillas de cerámica, como las que vienen en los azucareros y un cuenco de barro para depositar la mezcla.
  6. Una vez que la tengas preparada, sólo es necesario que la apliques sobre la piel recién lavada y dejes que actúe durante unos 15 minutos También puedes fijarte en su textura. La arcilla verde va solidificándose conforme se adhiriere a tu piel. El momento exacto en el que has de retirarla es cuando queda completamente seca y empieza a cuartearse. Este proceso tarda unos 15 minutos, pero puede ser un poquito más o menos. Nunca superes los 30 minutos porque podría irritarte la piel.
  7. Una vez termines, asegúrate de lavar con agua abundante tu rostro para que no queden restos de arcilla verde y utiliza una crema hidratante después para que el tratamiento sea perfecto.
  8. Para extenderla sobre el rostro yo utilizo brochas especiales para mascarillas que puedes encontrar en grandes superficies. Quedarás asombrad@ con el resultado, te lo garantizo.

Consejos para hacer exfoliantes caseros para el rostro

Un último consejo para hacer exfoliantes caseros para el rostro

Hazlos siempre con las manos limpias y con productos que tengas en casa.limpiar la cara

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.