Las patas de gallo, son un tipo de arruga dinámica con forma de línea, que aparece en la zona periocular, es decir, en la esquina de los ojos, como consecuencia del movimiento de los músculos que se encuentran situados debajo de ellas.

Cuando se es más joven, la piel se regenera más fácilmente, pues las células viejas mueren y se renuevan, pero con el paso de los años, esa regeneración va disminuyendo y se ralentiza, por lo que también contribuye a la aparición de las arrugas.

Su nombre tan característico, surge por que son similares a las patas de un gallo o una gallina, finas,y tres, aunque su número suele aumentar con el transcurso del tiempo.

Se suelen conocer comunmente, como “las líneas de la felicidad”, pues dicen que aparecen cuando se ríe mucho.

Principales causas

  • La piel situada cerca del ojo, es muy fina, delicada y está muy pegada al músculo orbicular, el cual, se contrae cada vez que el ojo pestañea, ese movimiento se repite infinitas veces a lo largo de los años, por lo que, según va pasando el tiempo, el músculo aprieta más la piel, lo que produce la aparición de esas marcas.
  • La tensión ocular , la cual, se acumula cuando una persona sufre algún problema de visión, como miopía, vista cansada, que le lleva a forzar los ojos, para intentar enfatizar la visión, dando como consecuencia la aparición de las arrugas.
  • La disminución de colágeno del tejido conjuntivo, el cual, está formado por proteínas, que se encargan de dar firmeza y estructura a la piel, se sitúa debajo ella y actúa como amortiguador. Sobre él, descansa la epidermis, dando firmeza y volumen a la piel.
  • La elastina, otorga a la piel elasticidad y flexibilidad, cuando esta se va perdiendo, se transforma en flacidez y pérdida de tono.
  • La falta de hidratación, por no tomar suficientes líquidos, acompañado de la sequedad del viento, o la exposición reiterada al aire acondicionado.
  • La contaminación medioambiental, pues la piel está constantemente expuesta a la polución, calor, frío, polvo, humo,incluso radiaciones y sustancias químicas.
  • Los productos químicos, que contienen los productos de exfoliación o lavado de la cara.
  • La exposición constante a los rayos ultravioletas del sol, reseca la piel, causa daños a los tejidos, tanto en la capa superior, como en la capa dérmica, es lo que se conoce como “foto-envejecimiento”
  • Una mala alimentación, por el consumo de productos procesados, que carecen de nutrientes esenciales, así como el consumo de azúcar en exceso, alcohol o drogas.
  • El propio acto de sonreír, las va dibujado.
  • La falta de silicio, es una de las causas principales, es un mineral indispensable para la formación de la piel, el cual inevitablemente se va perdiendo, sobre todo a partir de los cuarenta años.

En el caso de las mujeres, la menopausia provoca una reducción de estrógenos (hormónas), que produce una pérdida de colágeno del 30%.

Soluciones

Existen diferentes tipos de soluciones, para prevenirlas, aténuarlas o incluso eliminarlas.

¿CÓMO PREVENIR  LAS PATAS DE GALLO?.

  1. Por la mañana ,es bueno lavarse la zona con agua fría, para mejorar la circulación .
  2. A diario, realizar un pequeño masaje alrededor de los ojos, haciendo pequeños movimientos ovalados, empezamos por un extremo de la ceja, y vamos haciendo un recorrido por debajo, el lateral, hasta completar el círculo y llegar al punto dónde empezamos.
  3. Usar cremas antiarrugas, por la mañana y antes de dormir, difuminando la crema con pequeños toques en la piel, siempre en forma de círculo.
  4. Dormir las horas recomendadas, unas ocho, para que la piel se relaje, descanse y se libere del estrés sufrido durante el día
  5. Usar gafas de sol, siempre que nos vayamos a exponer a una fuerte y duradera exposición solar.
  6. Beber agua mineral, que contiene sílice, fortaleciendo las células y aportando elasticidad a las fibras de la piel.

Ejercicios faciales

  1. Levantamos las cejas el máximo posible, y situamos los pulgares en los extremos de cada ojo, justo encima de las patas de gallo, aprisionándolas todo lo posible, cuando no se pueda más, elevamos el párpado inferior, bajamos el párpado superior, sin bajar las cejas, seguimos apretando y estirando con los pulgares, se mantiene durante un minuto y relajamos la zona. Lo realizamos cinco veces.
  2. Elevamos la ceja con los dedos , y con la parte superior de la palma de la mano, hacemos presión sobre las patas de gallo, volviéndolo a estirar todo lo posible,elevamos el párpado inferior y seguimos con  el superior, siempre sujetando bien la ceja para que no baje, mantenemos un minuto y soltamos.
  3. Situamos  los dedos en el exterior de cada ojo, dejando un centímetro entre los dedos y el ojo, y estiramos hacia arriba, achinando lo ojos, mantenemos un minuto y después con los ojos cerrados, volvemos a mantener otro minuto. Este ejercicio lo repetimos 2 o 3 veces, dejando un espacio de relajación de los ojos entre cada ejercicio.
  4. Colocamos los dedos en los índices de cada ceja, y cada pulgar en los huesos de los pómulos, intentamos cerrar los ojos, a la vez que se estiran las cejas y la zona del pómulo donde tenemos los dedos situados, consiste en cada vez estirar más y que cueste cerrar los ojos. Se hace en tiempos de 20 segundos, se descansa y repetimos un par de veces más.
  5. Colocamos en el exterior de cada ojo los dedos indice y gordo juntos, sobre las patas de gallo, y a continuación estiramos la zona con los dedos, a la vez que intentamos cerrar los ojos, debe de costar, eso significará que el ejercicio lo estamos realizando correctamente. Repetimos este ejercicio tres veces más.

Remedios para atenuar o eliminar las patas de gallo

Todas los remedios naturales y caseros, necesitan un lavado previo de la cara y manos, para que el producto que se aplica, penetre mejor y haga su efecto.

  • Aceite de rosa de mosqueta, tiene un alto contenido en vitamina E. Antes de ir a dormir esparcimos unas gotas en la zona.
  • Aceite de Almendras, ha de ser 100% natural, para que haga su efecto. Antes de dormir lo ponemos alrededor de los ojos, entre dos y tres gotitas y repetir cada noche.
  • Aceite de ricino,  lo mezclamos con una cuchara de agua de rosas, otra de aceite de oliva y otra de leche, dejamos actuar durante 10 minutos, y aclararmos con agua tibia.
  • Aceite de sésamo, ponemos un par de gotas, y dejamos que haga efecto durante toda la noche. Al día siguiente aclaramos.
  • Aceite de coco, tiene un gran concentrado en vitamina E, rica en antioxidantes hidrata y nutre la piel. Nos damos entre dos y 5 gotas con los dedos.
  • Mascarilla de zanahoria y aguacate( contiene gran cantidad de vitaminas E y D que ayudarán a regenerar el colágeno). y una cucharada de aceite de oliva, dejamos actuar durante 10 minutos y retiramos.
  • Mascarilla de aceite de oliva y zumo de pulpa papaya ,en ocasiones sustituímos el aceite por una cucharada de nata, dejamos unos 15 minutos sobre la piel y aclaramos con agua fría.
  • Mascarilla de clara de huevo, ponemos con un algodón y mantenemos durante 15 minutos,  se crea un efecto lifting.
  • Zumo de limón y naranja,(ricos en vitaminas), mezclamos una cucharada de cada zumo, lo aplicamos con suaves masajes, dejamos actuar 5 minutos y lavamos con agua.
  • Zumo de limón y glicerina, mezclamos una cucharada de cada uno  y dejamos en la zona durante toda la noche, a la mañana siguiente enjuagamos con agua templada.
  • Coger una hoja de aloe vera ,y pelarla quedándonos solo con su pulpa, la aplicamos alrededor de los ojos, dejamos actuar 5 minutos y lavamos. El aloe vera es rico en antioxidantes y elimina los radicales libres.
  • La leche, rica en nutrientes y  ácido glicólico, que ayudan a reparar las mapas externas de la epidermis, empapamos en un algodón, un poco de leche fría y colocamos sobre la zona, dejamos el algodón unos 15 minutos y lo retiramos.
  • Rodajas de pepino, cortamos dos rodajas y las partimos  por la mitad, las colocamos a los lados de los ojos, y  las dejamos reposar 20 minutos.
  • Patata cruda, estira la piel y reduce los pliegues de las patas de gallo. Cogemos una patata pequeña y cortamos dos rodajas finas , colocamos, y dejamos actuar 10 minutos, debemos repetilo todos los días antes de dormir.

 Técnicas estéticas

Existe otra técnica conocida como “cirujía estética”, que siempre está de actualidad.

  • El ácido hialurónico,su principal objetivo es remodelar formas y contornos del rostro, es una sustancia polisacárida, que se puede encontrar de manera natural en nuestro cuerpo, tanto en las articulaciones, los huesos, como en la  piel. Con el paso de los años, su presencia en nuestro organismo va disminuyendo, sobre los 30 y los 35 años, dónde se empiezan a producir pequeños cambios, que se van acentuando progresivamente en nuestra cara , y esto es debido en gran medida, a la reducción del ácido hialurónico que albergarmos. La consecuencia más inmediata es que la piel deja de ser tersa y firme, y pierde volumen, dando lugar a la aparición de las arrugas.Es por eso, que a día de hoy, este se utiliza como una especie de relleno de la piel, tiene aspecto de gel vizcoso y su  función es  activar el colágeno.
  • El botox, es una toxina botulínica, que se ha descubierto que usada en pequeñas cantidades, puede bloquear o dormir temporalmente un músculo o una parte del mismo, pues paralizan las señales nerviosas, que provocan que esos mismos músculos se contraigan. Es una técnica utilizada desde hace bastantes años para reducirlas arrugas, incluso a veces se utiliza para prevenir su aparición en la zona facial, en este caso en el contorno de los ojos.
  • Blefaroplastia, se suele utilizar para los párpados, pero también es muy usada para las patas de gallo. Consiste en quitar un trozo del músculo que se sitúa bajo las arrugas, pues al ver reducido su tamaño, cuando se contrae no produce unas arrugas tan marcadas y profundas.
  • Láser resurfacing de dióxido de carbono, se usa para borrar las líneas de expresión y suavizar la piel. Consiste en eliminar las capas superficiales de la piel, utilizando la técnica del láser.
  • Peelings químicos, con ellos, se consigue una exfoliación tan profunda que se llegan a renovar las capas de las células muertas de la piel. El resultado es un eliminación total de las arrugas, dando al rostro un aspecto fresco y rejuvenecido.

Otros tratamientos

  • Tretinoina, es un retinoide tópico, con el que estimulamos la producción de colágeno, haciendo que nuevas células nazcan en la piel.
  • Cremas con vitamina A y sueros.
  • Sérum,lo aplicamos antes de la crema hidratante, y así aportamos hidratación y elasticidad a la piel
  • Baba de caracol, rica en antioxidantes, con ella eliminamos las células muertas de la piel, atenúamos las arrugas y regeneramos la piel.
  • Cápsulas de vitamina C, podemos mezclarlas con uvas verdes, o aplicarlas solas directamente en las patas de gallo, tanto de día como de noche, siempre aclarándolas con agua de manzanilla. Suelen encontrarse en herbolarios.
  • Cápsulas de aceite de germen de trigo.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.