Si te estás preguntando cómo depilarse sin dolor, continúa con la lectura de este artículo. Sin duda alguna la depilación es una de las rutinas más duras y doloras dentro de la belleza; es más, a veces hasta desistimos de hacerla para evitarnos aquel sufrimiento; bueno, aquí te decimos que hay métodos que son indoloros y hay otros que realmente no podemos lograr que sean sin dolor, pero sí reducir éste al máximo; mira nuestros tips para que apliques el que más quieres y así te prepares para poderte ver sexy, bonita (o) y sin sentir mucho dolor.

Crema depilatoria

Este método es totalmente indoloro a la hora de hacerse la depilación, pero tiene el inconveniente de que dura poco.

Igualmente es un método al que hay que ponerle cuidado y hacerlo de la manera correcta, ya que las cremas son químicas y si la depilación no se hace bien, podría terminar con quemaduras en la piel, lo cual será bastante doloroso.

Así que nunca dejes de leer las instrucciones que vienen en el empaque y hacerlo tal cual dice allí, sin ir a modificar nada; es importante que no la dejes más tiempo de lo que debe ser; dentro de las instrucciones encontrarás que se debe hacer una prueba antialérgica antes de su uso, puedes usar tu brazo en la parte interna.

Cuchilla de afeitar

Sin duda es un método muy común e indoloro, eso siempre y cuando no te cortes al depilarte; este método además es rápido y barato, pero tiene sus grandes desventajas: el pelo crece mucho más rápido, el vello se vuelve más duro y cada vez el crecimiento se va acelerando más, además se puede irritar la piel; pero no deja de ser cómodo.

En este artículo también puedes aprender Cómo Depilarse las Piernas

Pinzas

Este método para depilarse podemos decir que es bastante doloroso, puesto que los pelos se arrancan desde la raíz y se hace uno por uno, por ello lo solemos utilizar en pequeñas áreas; para reducir el dolor puedes meter en agua caliente la parte que vas a depilar, de esta manera abrirás los poros y esto hará que los vellos salgan con más facilidad.

Para zonas que son más difíciles de remojar, como por ejemplo las cejas, puedes proceder a tomar una olla, echarle agua, ponerla a hervir, luego bajarla del fuego y con una toalla recibir el vapor; debes tener cuidado para no irte a quemar.

En las áreas a depilar de la cara como el bozo o las cejas, también puedes hacer todo lo contrario, puedes ponerte hielo, pues de esta manera la piel perderá sensibilidad y la depilación dolerá menos.

Cera

Antes de depilarte con cera es importante que no te encuentres en las situaciones que describiremos a continuación:

  • Si te encuentras tomando alguna fuerte medicación para tratar el acné.
  • Si tienes quemaduras provocadas por el sol.
  • Si tienes problemas relacionados con la circulación o con el sistema inmune.

Si cuando te depilas con cera sientes que el dolor es insoportable, puedes optar por aplicarte una lidocaína en aerosol o en crema media hora antes, esto lo puedes conseguir en alguna farmacia y se encargará de adormecer aquella zona que vas a depilar; también podrías tomar calmantes que sean de venta libre, éstos no harán que el dolor desaparezca, pero sí lo puede hacer que el dolor se reduzca en la depilación.

Con los anestésicos hay que tener mucho cuidado, puesto que la piel pierde casi por completo su sensibilidad y no percibirías bien cómo está la temperatura de la cera y podrías quemarte.

Algo más natural que puedes hacer es que al momento de depilarte te eches talco en esa zona, mira que el mismo no sea perfumado; esto ayudará a que la cera sólo se pegue en el vello pero no en la piel.

Por último no te vayas a someter a calor extremo durante un periodo de 24 horas y tampoco vayas a hacer ejercicio en este tiempo, pues podrías transpirar y así ocasionar irritación.

Depilarse con cera también puede resultar ser mucho más doloroso si se hace dos o tres días antes, durante o dos días después del periodo menstrual, esto se da porque las hormonas están más a flote y hacen que la piel se vuelva más sensible.

Tampoco es bueno que te saques los pelos que se hayan encarnado, puede que te provoque hacerlo, pero la realidad es que éstos se pueden infectar e incluso provocar alguna patología.

Es importante aclarar que en este tipo de depilación no es conveniente poner hielo, pues no notarías bien el calor de la cera y te podrías quemar tu piel.

Pasos a seguir.

Lee estos pasos que puedes seguir para que logres conseguir una depilación mucho menos dolorosa.

Paso 1

Tanto antes como después de la depilación, es bueno que te exfolies pero con suavidad; la exfoliación anterior a la depilación la deberás hacer el día antes.

Paso 2

No deberás depilarte si el pelo está muy largo o muy corto, la medida que se recomienda para hacer la depilación deberá estar en 0,5 o hasta 1 cm de largo; si está muy corto deberás esperar a que crezca un poco más y si está muy largo puedes recortarlo un poco para que quede en esa medida.

Paso 3

La piel debe estar totalmente limpia, libre de cualquier impureza, aceite o crema, y también muy seca.

Paso 4

Ahora sí es el momento de comenzar la depilación, aplica una cera caliente o una banda para depilación, presiona entre 3 y 4 veces hacia la dirección del crecimiento del pelo, de esta manera lograrás que se adhiera mucho mejor.

Paso 5

Sostén con una de tus manos la piel que ya tienes estirada y con la otra rápidamente y en dirección contraria al crecimiento de tu vello, tira de la banda o cera.

Paso 6

Ya estarás depilada (o), pero es bueno que termines aplicándote en esa zona un limpiador el cual su base sea en aceite, esto te ayudará a quitar los residuos que pueden haber quedado.

Paso 7

Una vez te depiles es posible que tu piel se pueda irritar y hasta es posible que te aparezcan granos, por eso lo último que debes hacer al depilarte es aplicarte una crema que sea hidratante o también podrías utilizar aloe vera, esto ayudará a que tu piel no se reseque mucho; si se te irrita la piel puedes aplicarte aceite a base de almendra dulce.

Consejos

  • Estos tips son útiles para la depilación en casa.
  • Sin duda los errores en los que más solemos caer, es que el pelo esté muy corto o muy largo,  que la zona a depilar no esté seca o no esté limpia.
  • Es muy recomendable que en el momento de la depilación estés totalmente relajada (o) para evitar de este modo que esto se convierta en una experiencia totalmente desagradable e insoportable; si te tensionas las cosas serán más difíciles y más dolorosas.
  • Para varios tipos de depilación se puede tomar una ducha con agua caliente o sumergirse en la bañera, ya que esto se encargará por un lado, de poner los pelos más suaves y por el otro de abrir los poros, pero recuerda que al momento de aplicar aquella depilación que arranca los pelos de raíz, la piel debe estar completamente seca.
  • Si vas a optar por hacerte la depilación con algún adormecedor, ya sea en crema o en espray, es bueno que consultes con un especialista para que te recomiende qué es lo mejor para ti.
    Cómo depilarse sin dolor
¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.