Puesto que siempre es necesario conocer herramientas para realzar la belleza, este será un importante aliado. El delineador líquido realza el maquillaje si es bien seleccionado y usado, como factor fundamental actúa en zonas indispensables. Además este tipo de maquillaje puede emplearse para acabados profesionales, por lo cual es necesario elegir un buen producto.

En cuanto a su uso cotidiano, el saber dominar el delineador líquido puede ser un cambio trascendental para enaltecer cualidades favorables.

Por otro lado, las tendencias en cuanto a moda llevarán sin duda a muchas mujeres a volcarse por este tipo de delineador. Puesto que perdura más en la piel y genera un contorno de ojos superior es indudable su preponderancia sobre otros tipos de delineado.

Además se pueden generar distintos estilos según como se lo use, se pueden destacar rasgos o hacerlos más suaves. El truco consiste en saber cómo el delineador líquido puede ayudar a tu rostro, conocer sobre el producto y emplearlo según el maquillaje general del rostro u ocasión.

Por consiguiente, este maquillaje no puede faltar si se quiere lograr un rostro elegante, refinado o con ojos que perduren en la memoria de los espectadores. Determinar el uso de este producto es un gran paso, pero hoy no resulta difícil por la ductilidad brindada en aplicadores y presentaciones. No hay que temer, es importante atreverse a probar.

Quizás las primeras aplicaciones sean esporádicas, sólo para salidas formales o maquillaje elegante, pero a medida que veas como realza el look será cada vez más continuo su uso. El delineador líquido representa gran parte del acabado del rostro luego de ser maquillado, por consiguiente pon el esmero que requiere y sus beneficios te complacerán.

¿Que necesitas para usar un Delineador Líquido?

  • Un buen espejo.
  • Buen pulso.
  • Delineador líquido de buena calidad.

como-usar-un-delineador-liquido3

Instrucciones para usar un Delineador Líquido

Para empezar a indagar en el mundo del delineador líquido estos pasos te serán muy útiles. Con atrevimiento debes lograr mantener la firmeza y seguridad en tu capacidad para pintarte. Cuando poseas esta cualidad y sigas estos pasos, nada podrá detenerte.

  1. El delineador líquido otorga muchas opciones para satisfacer tendencias y looks variados. Hay colores desde los más estridentes como amarillo, algunos incluso con brillo incorporado, como las máscaras para pestañas. Con respecto a la máscara de pestañas, puedes ir probando combinaciones con el delineador, no siempre deben ser exactamente del mismo color. Por ejemplo:
  2. Con un delineado líquido rojo, se puede usar máscara negra, roja o incluso de otro color totalmente opuesto como amarillo. Todo depende de la colorimetría, es decir de los tonos de los colores y el equilibrio que logres. Si desconoces combinaciones puedes buscar o inspirarte usando imágenes online, pero no hagas del delineado líquido un producto aburrido.
  3. Conoce tus facciones, si no sabes cómo realzarlas busca un profesional para que te asesore por única vez. Debes conocer si tienes ojos separados, rasgados o con tendencia a bolsas. Luego que sepas que tipo de ojos posees y en qué ocasiones lo usarás estarás un paso delante.
  4. Escoge una marca de alta calidad. Para que el delineador líquido no cause lesiones en piel u ojos se recomienda que sea anti alérgeno. Lo que pones en tu cara determina como se sentirá tu dermis al paso del tiempo, la salud de la piel es fundamental. Por consiguiente, escoge buenas marcas dermatológicamente testeadas. Además escoger bien esta inversión hará que tu maquillaje perdure sin devolver apariencia de ojos cansados o desteñir al correr el día.
  5. Prepara un tiempo estimado de maquillaje. Piensa qué ocasión tienes, si es maquillaje diurno o nocturno, evalúa el tiempo que te llevará prepararte sin prisa y las prendas que usarás. No debes apurarte nunca para buenos acabados en maquillaje. Relájate y empieza con la base, continúa con el resto y no generes apuros. Frente a un espejo y con los materiales previamente escogidos inicia la sesión. Puedes sentarte o estar de pie, pero debes contar con buena iluminación y ver a detalle.
  6. Coge un delineador en lápiz para practicar. Pues sí, como oyes primero usarás el opuesto de este delineador líquido. Su oponente te puede servir para trazar una línea base y luego aplicar el líquido sobre ella. Debes escoger un lápiz que no sea muy cremoso, sino aquellos más secos para que te sirva sólo de guía. Con la práctica constante luego no necesitarás esta línea de fondo.
  7. Lentitud como Amiga. Puesto que en general las mujeres se apuran en el maquillado los resultados pueden ser atroces. Tú debes diferenciar lentitud ociosa de productiva, por ello harás la línea inicial en forma lenta. Con el lápiz traza lentamente las curvas deseadas sin detenerte demasiado, evalúa frente al espejo como vas pintando.
  8. Apoya tu brazo si puedes. Puesto que el ajetreo genera líneas movidas y no deseadas, si puedes apoyar el codo sobre la mesa del baño o de tu tocador hazlo. Si por el contrario estás de pie, trata de controlar tu pulso para no dañar el resto de maquillaje de base. Si cometes un error puedes coger un hisopo levemente hidratado con agua miscelar u otro desmaquillante y pasar encima. No temas, ante todo siéntete segura de tu capacidad, las mujeres han hecho esto desde Cleopatra a la actualidad.
  9. Sin mojar demasiadas veces el delineador. No es necesario sobrecargar la punta del delineador líquido en demasía ya que ello puede provocar derrames inesperados, ve con lo justo. Si se agota le pones más, sino continúas.
  10. Espera para Secado. Cuando ya hayas trazado un párpado por una vez, espera para que seque. Si crees que es necesario puedes volver a pasar en el mismo lugar pero tienes que esperar que seque bien. En general los nuevos delineadores líquidos secan al instante, pero por las dudas espera a conocer tu delineador. Luego continúa con el otro párpado sin prisas.
  11. Evalúa retoques. A veces quedan zonas o líneas no perfectas, ten cuidado cuando quieras retocar. Esto es como el niño que quiere borrar una mancha y la hace cada vez más grande. Pasa con delicadeza ajustes para optimizar pero primero evalúa si es realmente necesario.
  12. Finalmente Guarda adecuadamente tu delineador líquido. Depende como sea la presentación escogida ya vendrá listo, pero si no es así limpia el aplicador de restos de maquillaje. Luego guárdalo en un lugar oscuro y fresco. No es necesario llevar este maquillaje al sitio a donde acudas, dura mucho tiempo.

Consejos para usar un Delineador Líquido

Finalmente, queremos darte unos consejos de gran utilidad para tu larga trayectoria con el delineador líquido. Puesto que este tipo de amigo en la vida del maquillaje requiere conocimientos no dudes en seguir estos consejos e investigar más de creer necesario.

Primer consejo: nunca delinees tu párpado con los ojos cerrados. Ambos deben estar abiertos. Lograrás conocer la forma de generar simetría y el aspecto que tiene la caída de tu piel sin ayuda de dedos u objetos.

Segundo, no estires tus párpados. Puesto que así la línea sólo queda de una forma y además te generas futuras arrugas.

Por último, exprésate con él, el delineador líquido no sólo es sobrio y negro. Viene en muchos colores y genera múltiples opciones a la hora de realizar espectaculares acabados en el rostro. Incluso puedes usarlo de forma que resalte los ojos sin parecer evidente, como una fina línea natural apegada a tus pestañas.

¿Te ha gustado?