Las cejas son una parte fundamental del rostro, y su cuidado y maquillaje han ido adquiriendo cada vez más protagonismo en los últimos años. Unas cejas adecuadamente perfiladas resaltan la mirada y le dan expresión y belleza al rostro. Actualmente, las cejas se lucen marcadas, oscuras y algo más gruesas que hace unos años. Este tipo de cejas requiere de una buena técnica de maquillaje, ya que es difícil tener las cejas así de manera natural. Por eso, en el mercado cada vez lanzan más productos dedicados al maquillaje y perfeccionamiento de las cejas, como delineadores de distintos tipos.

Sin embargo, todavía para muchas resulta una tarea complicada delinear las cejas correctamente. Y es que esta operación tiene pasos y trucos que no siempre conocemos, por lo que acabamos cometiendo errores y obteniendo resultados poco naturales o nada favorecedores para nuestro rostro.

Por eso, en este artículo quiero enseñarte todo lo que necesitas para delinear las cejas, qué delineadores de cejas son mejores para ti y cómo usar cada uno paso a paso. Además, encontrarás consejos y trucos para maquillar tus cejas de manera profesional.

¿Que necesitas para usar un delineador de cejas?

Para maquillar las cejas puedes elegir uno de estos delineadores (en el siguiente apartado encontrarás más información sobre cada uno de ellos):

  • Delineador de cejas en gel o pomada. En este caso, necesitarás también una brocha especial para cejas plana y biselada para aplicarlo.
  • Delineador de cejas en lápiz
  • Delineador de cejas tipo “plumón”
  • Peine para cejas. Muchos delineadores la incluyen, aunque si no tienes puedes utilizar un cepillo de máscara de pestañas limpio y seco.

  • Un corrector cremoso uno o dos tonos más claro que tu color de piel.
  • Gel fijador de cejas o máscara de pestañas transparente.

Recuerda que el color que uses para delinear las cejas debe ser uno o dos tonos más claros que el de tu cabello si éste es negro. Si usas negro, tus cejas van a quedar demasiado oscuras y poco naturales, endureciendo las facciones de tu cara. Por otro lado, si tu cabello es rubio claro usa uno o dos tonos más oscuros para las cejas.

Tipos de delineadores de cejas

En primer lugar, debes saber qué tipos de delineadores de ceja existen y cuál es tu preferido según el resultado que deseas obtener. Cada uno se aplica de forma algo distinta y va a dar un acabado ligeramente diferente. Por ejemplo, el delineador en pomada es mejor para salir de fiesta porque marca más las cejas, mientras que el delineador en lápiz es ideal para el día a día.

Delineador de cejas en gel o pomada

Los delineadores de cejas en pomada dan un acabado perfecto y son los favoritos de las expertas en maquillaje. Normalmente su formato es un pequeño botecito redondo de donde se extrae el producto con la brocha. Lo positivo es que son muy duraderos, ya que, al ser un pigmento tan intenso, puedes completar tu maquillaje de cejas con muy poco producto.

La forma adecuada de aplicar este delineador es con una brocha especial para cejas, que es plana y biselada. Así, vas a untar un poco de producto en la brocha y expandirlo por las cejas poco a poco. Comienza definiendo la parte superior e inferior de ésta y luego rellena a pinceladas la ceja comenzando por el centro y posteriormente hacia los lados.

Delineador de cejas en lápiz

Es el más tradicional y el que más se ha utilizado durante años, nunca pasa de moda. Su acabado puede ser algo más ligero, por lo que es perfecto para todos los días. Sin embargo, es más fácil obtener resultados poco naturales si no se sabe utilizar correctamente. Para ello, es fundamental seguir la línea natural de tus cejas y pintarlas con el lápiz afilado haciendo líneas poco a poco.

Delineadores tipo “plumón”

Este tipo de delineadores de cejas son más nuevos en el mercado, resultan muy fáciles de usar y su acabado permite utilizarlo para todas las ocasiones. Son comparables a un “rotulador” para cejas, y puedes encontrar diversas formas de plumones. Los hay más redondeados, afilados e incluso efecto “microblanding”. Éstos últimos tienen varias puntas, con el objetivo de poder dibujar vellitos y lograr un resultado muy natural.

Instrucciones para usar un delineador de cejas

El delineado de cejas depende del maquillaje que lleves ese día: puedes marcarlas más si vas a llevar un maquillaje intenso, de noche o vas a un evento especial. Igualmente, cada vez están más de moda las cejas gruesas y marcadas para cualquier ocasión.

En primer lugar, para que las cejas queden perfectas, asegúrate de que están bien depiladas. Ten cuidado y no te pases retirando vellos, sólo quita aquellos que sobresalgan de la línea natural de tu ceja. Lo mejor es utilizar unas pinzas y un espejo con aumento en un espacio bien iluminado. Una vez que hayas retirado todos los pelitos sobrantes, ¡puedes comenzar!

Definir la forma de tu ceja

Es muy habitual que quieras maquillarte las cejas, pero no sepas dónde debe empezar ésta o dónde debería finalizar según la forma de tu rostro. Si obedeces a la forma de tu rostro para hacer tus cejas, conseguirás un resultado más favorecedor y natural para ti. ¿Cómo hacerlo? Muy fácil, sólo tienes que hacerte con una brocha larga o lápiz. Con esto, vas a identificar dónde comienza la ceja, su punto más alto y su final.

Para saber dónde empieza tu ceja, toma el lápiz o brocha y ponlo sobre la aleta de la nariz hasta delante del lagrimal. Si fuera de esa área hay vellos o maquillaje, debes retirarlo. Por otro lado, para conocer punto más alto de la ceja, coloca el lápiz debajo de la aleta de la nariz e inclínalo hacia el iris de tu ojo. A partir de ese punto, la ceja se inclina hacia abajo hasta su extremo final. Y, por último, ¿cómo saber dónde tiene que acabar mi ceja?: colocando el lápiz inclinado desde la nariz, pasando debajo de la línea del agua del ojo hasta el final de la ceja. Si quieres, puedes trazar pequeños puntos de marrón muy claro para guiarte en el maquillaje posterior.

Peinar las cejas

A continuación, toma el cepillito para cejas o cepillo de pestañas limpio y seco y peina los vellos de tus cejas. Normalmente se peinan hacia arriba o a los lados, el objetivo será evitar que los pelitos sobresalgan del contorno de las cejas y ponerlos en su lugar para que el relleno sea más preciso.

Dibujar contornos superior e inferior

Una vez peinadas, ya puedes comenzar a marcar el contorno de tus cejas. Recuerda que los contornos de la ceja deben estar ligeramente más marcados que la parte interna. Además, la “cola” final de la ceja debe ser más marcada y oscura que la zona más cercana a la nariz.

Empieza por la parte de abajo de la ceja y traza una línea desde su comienzo hasta el final, siguiendo su borde inferior. Luego haz lo mismo con la parte superior. No marques contorno en el inicio de tu ceja ya que esta zona es la que debe quedar más clara y difuminada.

Este paso quizás no es necesario para delineadores con efecto microblanding o si quieres un resultado muy discreto. En estos casos, en vez de marcar los contornos, puedes ir dibujando “pelitos” de forma que rellenen los huecos de tu ceja.

Rellena la ceja

Una vez definidos los contornos de la ceja, ya puedes empezar a rellenar los huecos. Ten en cuenta que el relleno no debe ser totalmente uniforme, ya que quedará muy artificial. Por el contrario, el maquillaje del interior de la ceja debe ser a “rayitas” finas. Es mejor dar pinceladas que simulen la presencia de vellos para que quede natural.

Te recomiendo que comiences usando poco producto y dando pinceladas ligeras. Repasa las zonas que deban ir más oscuras como la mitad final de la ceja. Recuerda que a medida que te acercas a la nariz, el relleno debe ser más claro y difuminado.

Difumina con el cepillo

A continuación, vuelve a pasar el cepillo por la ceja para integrar el producto y lograr un acabado más suave y profesional. Frotar el cepillo siguiendo la forma de la ceja va a contribuir a que el relleno se vea natural, desvaneciendo y difuminando el maquillaje que has aplicado.

Aplica corrector

En este momento debes aplicar corrector alrededor de las cejas. Esto ayuda a perfeccionar la ceja, definirla, hacerla más fina y disimular errores. Para ello, toma una brocha plana y coloca corrector de uno o dos tonos más claros que tu color de piel arriba y debajo de la ceja, siguiendo su borde. Después, difumina con la brocha y /o una esponja de maquillaje para que el corrector se integre con el resto de tu rostro. Luego, vuelve a repasar con el delineador las zonas que hayan podido mancharse o borrarse con el corrector.

Fijador de cejas

Por último, vamos a aplicar un gel fijador en las cejas para que los vellitos se mantengan ordenados y nos den un aspecto más cuidado. En el mercado existen geles especiales para cejas que vienen en un formato similar al de la máscara de pestañas. Aunque también puedes utilizar una máscara de pestañas transparente o del color de tus cejas.

¡Ya estarían tus cejas listas! Recuerda que puedes ir probando diferentes estilos: más o menos marcadas, algo más gruesas, más degradadas, peinando y fijando tus vellos hacia arriba… Cada persona tiene su estilo y forma de cejas, ¡seguro que poniendo en práctica estos pasos encuentras tu manera ideal de maquillarlas!

 

¿Te ha gustado?