“Para toda hay solución, menos para la muerte”. Esta es la afirmación de muchas abuelas. Con ello quieren decir que toda situación se puede remediar. Por ejemplo, si algo se rompió, se puede remendar; si no te gusta el color de una pared, entonces la puedes pintar.

El mismo principio fundamental aplica a nuestro físico. Si tienes el cabello rizado y te gusta lacio, lo puedes alaciar. Lo contrario también es cierto.

Existen muchas mujeres que no están conformes con algunas características de su físico. Otras, tan solo quieren un cambio para ocasiones especiales como bodas, graduaciones o algún otro evento social importante.

En estos casos, entonces deseas alargar sus pestañas, definir el arco de sus cejas, un maquillaje más elaborado y uñas acrílicas para quienes quieren lucir unas manos de punta en blanco.

Sin embargo, para nadie es un secreto que colocarse estas uñas podría representar todo un reto. Mantenerlas intactas puede ser difícil, sobre todo si eres ama de casa o tienes niños que atender.

A algunas les ha sucedido como los magos: Ahora lo ves, ahora no lo ves. Puede que tengas tus uñas completas al meter tu mano en tu bolso, pero al sacarla, tal vez ya te falte una, ¿te ha sucedido?… O quizás se te cae algo y, al recogerlo, chocas tus uñas contra el suelo y terminas perdiendo una.

Estas y otras situaciones pueden llevarte a arrepentirte de tu decisión de colocarte uñas acrílicas. Pero, ¡ojo! No puedes quitártelas de la manera que quieras, hacerlo podría debilitar mucho tus uñas propias, además de causarte dolor.

uñas

¿Cómo puedes quitarte las uñas acrílicas y no morir en el intento? El día de hoy estaremos compartiendo contigo algunos secretos de belleza relacionados con este tema. Así que no puedes perdértelos. Continúa leyendo.

Instrucciones para quitar uñas acrílicas

Si tienes uñas débiles o quebradizas, las uñas acrílicas son una excelente opción para ti ya que son fáciles de colocar y, por lo general, suelen ser duraderas. Sin embargo, con el crecimiento de tu uña natural surgen dos opciones: Hacerles mantenimiento o quitártelas.

Retirarlas podría tornarse complicado debido al material que emplean para adherirlas. Sin embargo, podemos ayudarte con este particular.

Una manera de quitarlas es cortando las uñas a la altura de tus uñas naturales. Después de eso, con ayuda de una lima, procede a limar la parte superior de la uña para así facilitar removerlas.

Luego, aplica vaselina alrededor de las uñas y haz una bolita de algodón para cada uña. Cuando tengas tus diez bolitas, sumérgelas en acetona y adhiérelas a tus uñas con ayuda de papel aluminio.

Permite que la acetona actúe por espacio de unos 30 minutos. De ese modo, la acetona logrará debilitar el pegamento de las uñas acrílicas. Al transcurrir ese tiempo, retira el papel aluminio con el algodón de cada uña.

Para no dañar tus uñas naturales, usa un palito de naranjo e intenta despegar las uñas acrílicas. En este punto, deberían desprenderse por completo pero, si se resisten, entonces déjalas más tiempo con la acetona.

uñas

Luego que hayas logrado desprenderlas, lima suavemente tus uñas naturales con una lima pulidora. De ese modo podrás eliminar los residuos de pegamento que hayan podido quedar.

Finalmente, lava muy bien tus manos y humecta tus uñas aplicando sobre ellas una pequeña dosis de aceite de oliva. De esa manera podrán recuperar la humedad que perdieron al entrar en contacto con la acetona.

También puedes quitarlas con ayuda del aceite de oliva. El procedimiento es muy sencillo.

Lo primero que debes hacer es verter un chorrito de aceite de oliva en un recipiente lo suficientemente amplio y hondo como para que quepan tus manos. Sumerge tus manos en el aceite por espacio de unos 10 minutos.

La finalidad es que el aceite de oliva debilite el pegamento de las uñas acrílicas para no dañar tus uñas naturales al desprenderlas.

Transcurridos los 10 minutos, retira tus manos del aceite de oliva e intenta mover las uñas acrílicas hacia adelante y hacia atrás para que puedas aflojarlas y quitártelas con facilidad. Cuando lo hayas conseguido, humedece un poco de algodón con acetona y pásalo por cada una de tus uñas para eliminar los restos de pegamento que pudieron haber quedado.

Para finalizar, aplica nuevamente un poco de aceite de oliva para recuperar la humedad de tus uñas naturales.

Como has podido notar, quitar uñas acrílicas no tiene porqué ser una pesadilla. Puedes hacerlo en un abrir y cerrar de ojos sin necesidad de gastar dinero yendo a un salón de belleza o a un costoso spa.

Puede ser tan fácil como quitarle un dulce a un niño, solo tienes que tener los materiales indicados para realizar con éxito el procedimiento. Ahora bien, ¿cuáles son esos materiales? Vamos a verlo.

¿Que necesitas para quitar uñas acrílicas?

Los materiales son fundamentales para lograr tu objetivo. Si te falta alguno, lo mejor que puedes hacer es esperar hasta tenerlos todos antes de intentar retirarte las uñas acrílicas. De lo contrario, podrías dañarte tu uña natural o causarte mucho dolor.

uñas

Si decides optar por la primera recomendación necesitarás los siguientes materiales:

  • Un removedor de esmalte o acetona
  • Un cortaúñas
  • Suficiente algodón
  • Una lima pulidora
  • Papel aluminio
  • Vaselina
  • Un palito de naranjo

Y ¡listo! Lo que te quedaría sería poner manos a la obra. Pero si prefieres irte por la segunda opción, entonces necesitarás estos materiales:

  • Motas de algodón
  • Un removedor de esmalte o acetona
  • Una lima pulidora
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Un recipiente hondo y amplio
  • Un cortaúñas

Cabe destacar que estos no son los únicos métodos para quitar uñas acrílicas. Existen otros en donde se necesitan menos materiales pero mayor precaución. Por ejemplo, cuando intentas despegarlas usando un corta cutículas y una lima.

Lo cierto es que sea cual sea el método que emplees, lo que más necesitarás será tiempo y paciencia. Tal como se requirió para colocártelas. Ahora, toma en cuenta algunos consejos adicionales que te estaremos dando.

Consejos para quitar uñas acrílicas

Tal como lo hemos visto, todos los métodos para retirar uñas acrílicas son bastante sencillos. Sin embargo, dependiendo de cuán adherida esté la uña acrílica, puede que el procedimiento se torne un poco cuesta arriba.

Si esto llega a sucederte, toma en cuenta algunas de estas recomendaciones para evitar causarte daño o debilitar demasiado tus uñas naturales.

Evita la tendencia de querer desprender la uña a la fuerza. Con eso no lograrás más que causarte dolor y maltratar tus uñas naturales. Si notas que el problema escapa de tus manos, lo mejor que puedes hacer es acudir a un centro de manicuristas profesionales para que puedan ayudarte a solventar el problema.

Al usar la acetona, mantente atenta a cualquier reacción desfavorable, sea alergia o irritación. En ese caso, lo mejor que puedes hacer es suspender su uso y consultar a tu médico.

El trabajo no termina al retirar las uñas acrílicas. Debes asegurarte de eliminar los residuos de pegamento que pueden quedar.

uñas

Al finalizar, siempre debes lavar tus manos para poder eliminar la acetona y la vaselina. También recuerda que es importante aplicarte un poco de aceite de oliva o algún otro aceite esencial para recuperar la humectación de tus uñas.

Por más quieras parecer una diva, no te coloques enseguida las uñas acrílicas otra vez. Permite que tu uña natural se equilibre y recupere. Esto le tomará una semana aproximadamente. Debes dejar respirar cada cierto tiempo tus uñas naturales. Además, debes darles el cuidado necesario para poder fortalecerlas después del impacto causado por las uñas acrílicas.

Si sigues nuestras recomendaciones al pie de la letra no tendrás nada de qué arrepentirte y lograrás tu cometido. Por otra parte, tus uñas sabrás agradecerte el quitar correctamente las uñas acrílicas y darles un respiro.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.