Cómo quitar la papada

Tener la figura perfecta, no necesariamente implica contar con las medidas 90-60-90, en el caso de las mujeres. En ocasiones, la persona podría tenerlas pero aun así no estar satisfecha con su cuerpo.

A algunos les molesta el grosor de sus brazos, a otros la largura de sus piernas, la forma de su abdomen, su nariz, la anchura de la frente, la separación de los ojos, etc. En realidad, es difícil hallar a alguien que esté conforme con su composición física.

El problema suele agudizarse cuando hay kilos de más. Puede que una simple dieta no acabe con el problema. Sobre todo si se ha sido obeso toda la vida. Al bajar de peso, la piel pierde elasticidad y no vuelve a su lugar original. Aquí es donde entra en juego el bisturí y las costosas operaciones estéticas.

Sin embargo, por lo general no hay que llegar a esos extremos. Existen diferentes ejercicios que podemos hacer a diario a fin de obtener los resultados deseados sin tener que entrar a un quirófano.

Una de las partes del cuerpo con la que menos se está conforme es la papada, ¿te has preguntado si hay maneras de quitarla?… ¡Tenemos muy buenas noticias para ti! Si las hay y lo que es mejor, el día de hoy estaremos compartiendo esos secretos contigo.

De ese modo podrás lucir la apariencia que deseas y sentirte bien contigo mismo. Por eso te animamos a prestar mucha atención y no levantarte de tu asiento hasta haber terminado este artículo. Esto podría significar para ti un antes y un después.

Despídete para siempre de esa horrenda papada y dale la bienvenida a un rostro de ensueño.

A continuación, sin más preámbulos, te estaremos dando las instrucciones que debes seguir para lograr tu cometido. Veámoslo…

Instrucciones para quitar la papada

El cuerpo humano está compuesto por una gran cantidad de músculos, muchos de los cuales nos olvidamos ejercitar y, como consecuencia de ello, aparecen problemas como la papada.

Cabe destacar que la papada, o barbilla doble, es un indicativo de cómo estamos físicamente. Si la tenemos, entonces probablemente tengamos sobrepeso. Ya que la razón por la que aparece este cauchito en nuestro cuello, es que tenemos grasa acumulada en esa zona.

Sin embargo, aunque este es uno de los motivos más frecuentes, no es el único. La edad también nos puede jugar una mala pasada. Cuando se va avanzando en edad la flacidez comienza a aparecer, ampliando las posibilidades de tener papada.

Pero no tienes por qué alarmarte ni entristecerte. Existen unos ejercicios muy simples que puedes hacer desde la comodidad de tu casa, sin tener que pagar horas de gimnasio. Estos te ayudarán a reducir la papada notablemente.

El primero de ellos consiste en estirar el cuello. Debes sentarte en una silla con la espalda recta, luego deberás inclinar la cabeza hacia atrás hasta que logres ver el techo de tu casa. Procura hacerlo con la boca cerrada. De ese modo, podrás notar cómo la piel que está en la zona del cuello comienza a estirarse. Mientras más aprietes los labios, más estiramiento habrá.

Cuando realices este ejercicio ten un poco de precaución, ya que al principio tal vez presentes leves dolores en la cervical.

Por otra parte, también puedes pronunciar las vocales de manera prolongada y exagerada. Estira la piel de tu rostro lo más que puedas. Hazlo frente al espejo, en la medida de lo posible. Repite el ejercicio varias veces.

Otro ejercicio que puedes hacer es tensar los músculos del cuello. Esto lo logras cerrando la boca y apretando los dientes. Luego, activa los músculos del cuello. Al hacerlo, notarás cómo se elevan tus cejas y orejas. Esto es normal que suceda. Procura realizar este ejercicio también frente al espejo y haz unas 10 repeticiones.

Aunque no lo creas, masticar chicle es uno de los mejores ejercicios para quitar la papada, ya que puedes hacerlo en cualquier lugar, a cualquier hora y durante el tiempo que quieras. De esta manera ayudarás a tonificar los músculos del cuello y evitar que aparezca la papada o, si ya la tienes, a reducirla.

Si te gusta mandar besos, hazlo ahora más que nunca. Este es un buen ejercicio para quitar la papada. Solo debes sentarte con la espalda recta, inclinando tu cabeza levemente hacia arriba estirando el cuello. Junta tus labios como si fueras a enviar besos y realiza este mismo movimiento en dos series de 30 repeticiones.

Tal como has podido darte cuenta, estos ejercicios no te agotarán físicamente pero sí te darán la oportunidad de tener el aspecto que deseas. Así que no dejes de hacerlos hasta lograr tu cometido.

papada

Ahora bien, ¿acaso esto es suficiente para decirle adiós a la papada? ¿Necesitas hacer algo más? No te distraigas y continúa leyendo.

¿Que necesitas para quitar la papada?

“Para ser bella hay que ver estrellas” este refrán indica que, en ocasiones, es necesario hacer sacrificios o recurrir a medidas drásticas para poder llegar a los altos estándares de belleza.

Aunque los ejercicios pueden ayudarte mucho, quizás sea necesario que incluyas algo más en tu rutina de belleza para poder deshacerte de la papada. Por ejemplo, tal vez necesites realizar ciertos masajes a tu cuello utilizando un poco de aceite de germen de trigo.

De no tener uno, puedes sustituirlo por algún aceite que sea rico en vitamina E. masajea tu cuello y papada por espacio de unos tres minutos antes de dormir y, si no eres de piel demasiado grasa, puedes dejarlo actuar durante toda la noche, esto permitirá que tu piel tenga mayor elasticidad y un mejor aspecto.

Al comenzar el día, necesitarás hacerlo con el pie derecho. Para ello, tendrás que beber un jugo de manzana, limón y betabel. La combinación de estos alimentos te ayudará a no retener líquidos y así evitar que esto se refleje en tu cara.

Para realizar esta bebida solo necesitarás una manzana vede o roja, según tu preferencia, una taza de betabel pelado y el jugo de un limón. Coloca estos ingredientes en un procesador y listo. Deberás beber este jugo todos los días por la mañana durante unos 7 días.

También, puedes aplicarte una buena mascarilla. Necesitarás una clara de huevo, una cucharada de vinagre y 1 pizca de sal de Epsom. Mezcla los ingredientes hasta conseguir formar una pasta homogénea.

papada

Para aplicarla solo deberás humedecer un algodón en la mezcla y aplicarla directamente sobre la papada. Déjala actuar por espacio de unos 20 minutos y retírala con agua tibia.

Otra mascarilla que puede ayudarte es a base de aceite de rosa mosqueta, avena y leche. En un recipiente, calienta la leche, luego viértela en un molde y agrega una cucharada de aceite de rosa mosqueta y media taza de avena.

Mezcla con energía hasta que no queden grumos. Aplícala sobre la papada y déjala actuar por media hora. Luego, deberás retirarla, de igual modo, con agua tibia.

Si te ciñes a esta rutina de belleza de manera estricta, en tan solo un mes podrás notar los resultados. Comenzarás a notar que poco a poco va desapareciendo la papada. Por ello, te animamos a que no dejes caer las manos. Sigue intentándolo.

Consejos para quitar la papada

Si decides darte los masajes con aceite y eres de piel grasa, te recomendamos que no dejes el aceite durante toda la noche. Bastará con que lo dejes actuar unos 15 minutos. Luego, retíralo con agua tibia.

Por otra parte, toma medidas preventivas al realizar los ejercicios de estiramiento del cuello y no abuses de las series recomendadas. De lo contrario, podrías llegar a sentir molestias.

Si observas que alguna de las mascarillas te causa un efecto adverso, lo mejor será suspenderla lo antes posible. Si el malestar persiste, visita a tu médico de confianza.

 

 

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.