Ponerse un fular es algo que cada vez más chicas hacen, porque es una buena forma de taparse el cuello o de vestir de forma elegante, pero sin asarse de calor.

Un fular o bufanda femenina, es una especie de mezcla entre una bufanda y un pañuelo, siendo como una mezcla de ambos. Este fular es capaz de abrigar y proteger del frío, pero no nos asará de calor como una bufanda tradicional, logrando así que lo podamos usar también en el verano.

De esta forma, un fular puede ser un complemento ideal para tu ropa, para así, lograr vestir de una forma elegante y sencilla al mismo tiempo. Además, es una prenda bastante fácil de combinar, y que obviamente no es muy cara, porque es un trozo de tela en verdad.

Lo malo, es que veo cometer a la gente muchos errores a la hora de ponerse un fular. Algunas mujeres de compran fulares muy buenos, de mucha calidad, pero no los lucen, porque no son capaces de ponérselos de la forma correcta. Otras en cambio, no tienen fulares muy caros, pero logran que estos se vean estupendos debido a que saben cómo ponérselos de forma correcta.

Los fulares se deben poner de la forma correcta para que así, nuestro estilismo pueda verse bien. En realidad, un buen estilo te puede ayudar, pero un mal estilo para poner el fular te puede condenar, así que debes aprender a ponértelo correctamente.

Lo bueno, es que para eso estamos nosotros, ya que vamos a enseñar a ponerse un fular muy fácilmente y de varias formas. Para que, de esta forma, no tengas ninguna excusa para tener un gran estilismo a la hora de vestir.

Además, al final te aconsejaremos también para que te pongas una bufanda para hombre y una palestina, las cuales también están muy de moda.

Instrucciones para ponerse un fular

  1. Nudo a la italiana:
    El primer nudo que vamos a aprender a hacer para ponernos un fular en el cuello, es el famoso nudo a la italiana, el cual es elegante y sofisticado al mismo tiempo, a la par de sencillo. Lo que vamos a hacer, es coger la bufanda y colgárnosla del cuello, dejando siempre que los extremos caigan hacia adelante, siendo de la misma longitud ambos dos. Ahora, vamos a coger uno de los dos extremos, y a pasarlo por el medio, por el agujero entre los dos extremos. Una vez que hayamos hecho esto, lo único que tenemos que hacer, es ajustar la longitud de caída de ambos extremos para que sea exactamente igual y atar el nudo. Este nudo es ajustable, ya que lo podemos hacer cerca del cuello para protegernos más del frío, o también podemos atar el fular más abajo, para crear un estilo más desenfadado y elegante.
  2. Cruzar y dejar caer:
    Si quieres proteger el cuello de una forma fácil y elegante, vamos a usar el método de cruzar el fular y dejarlo caer hacia adelante. Para ello, vamos a colocar la bufanda en el cuello, pero por delante, es decir, que los extremos caigan hacia atrás. Una vez que lo hayamos hecho, vamos a cruzarlos por delante y los vamos a dejar caer, esta vez hacia adelante. Al cruzar el fular de esta forma, vamos a lograr que el fular cubra completamente nuestro cuello y así, estemos protegidos del frío. De nuevo, se puede dejar caer hacia adelante el fular, o se puede dejar enrollado al cuello, para así, evitar completamente el frío.
  3. Usar una bufanda tubular:
    Ahora, vamos a ver lo que es un tipo especial de fular o pañuelo, que se llama bufanda tubular. En este caso, estamos hablando de una bufanda cerrada, con forma circular, la cual se parece a una braga de cuello, pero es más grande y da la apariencia de una bufanda, pero sin los extremos. Para ponernos esto, lo único que tenemos que hacer, es colocar la bufanda alrededor del cuello, como si fuera una braga del cuello, ya está, no hay que hacer más. En este caso, lo recomiendo porque es elegante a la par de sencilla, y siempre protegerá nuestro cuello y no habrá ningún riesgo de que se suelte.
  4. Llevarla suelta:
    Otra opción bastante buena, es llevar la bufanda completamente suelta, algo que hará que nos de un estilo bastante desenfadado a la bufanda o fular. En este caso, lo único que vamos a hacer, es enrollar la bufanda alrededor del cuello, dejando que los extremos vengan cayendo por delante. Así, vamos a vernos muy bien, siempre que recuerdes la norma de que los extremos deben tener la misma longitud, haciendo así que se cree un efecto de simetría importante. Eso sí, ten en cuenta que se puede caer al no estar atada, así que debes tener cuidado al llevarla así. Por supuesto, en este estilo debe ir por fuera del abrigo.
  5. Fular estilo collar:
    Finalmente, vamos a ver cómo podemos usar un fular como si fuera un collar, algo que, aunque parezca mentira, está arrasando y es de las cosas que más se usan en el estilismo de los pañuelos o fulares. En este caso, lo único que tenemos que hacer es tratar de usar un color que llame la atención, y simplemente lo tenemos que atar al cuello, pero tratando de que esté en forma rectangular, es decir, que primero dobla el pañuelo sobre sí mismo, para conseguir así que tenga una forma cuadrada y sea fácil de colocar.

Consejos para ponerse un fular

  • Usar una palestina:
    La palestina es una especie de fular muy usado por mujeres, y también por hombres obviamente. Esta prenda de vestir se usa sólo de una forma, y es muy fácil de usar la verdad. Para usar una palestina, vamos a ponerla doblada en triángulo, es decir, doblando por las esquinas primero. Una vez que tengas formado el triángulo, debemos hacer como los vaqueros de las películas y colocar el triángulo de frente y boca abajo, haciendo que se cree así una especie de triangulo del revés. Ahora, vamos a coger los dos otros extremos del mismo, y vamos a atarlo por la parte de atrás, teniendo así la palestina colocada perfectamente. Recuerda combinar los colores y el estampado de la palestina con tu ropa, para así, lograr el efecto estilista deseado.
  • Bufandas para hombres:
    Además de los fulares o de las bufandas para mujeres, también tenemos bufandas para hombres, las cuales también nos van a ayudar a tener un gran estilo a la hora de vestir. Las bufandas para hombres, son bufandas generalmente más gruesas y destinadas a abrigar. Para usar las bufandas para hombres, vamos a tener varios métodos, al igual que con las mujeres, es más, podemos usar los mismos métodos en muchos casos que quedará muy bien. También, podemos usar el método de doblar la bufanda hacia un lado, algo que es muy elegante. Para ello, vamos a coger la bufanda, y a colocarla alrededor del cuello por detrás, de tal forma que caiga por delante. Una vez que lo hayamos hecho, vamos a hacer un extremo tres veces más grande que otro, para que, de esta forma, podamos hacerlo. Ahora, vamos a pasar el extremo grande por el pequeño, poniendo todo lo que sobra por la parte de atrás.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.