¿Te has preguntado alguna vez qué hay que hacer para peinarse con cera? ¿Te gustaría conocer los mejores trucos para poder hacerlo? En ese caso, has llegado al lugar adecuado.

Peinarse con cera. Un poco de historia

La cera es uno de los productos de belleza para el cabello más utilizado por el público masculino a lo largo de los años. De hecho se convirtió en uno de los más comunes durante el siglo XIX, aunque los componentes de esta cera eran diferentes a los componentes actuales. La cera ha sido un referente del buen gusto y la elegancia a lo largo de los siglos. Si te gusta el cine de los hermanos Cohen y has visto O Brother!, seguro que no pasó desapercibido para ti la obsesión de Everest Ulyssess McGill (interpretado por George Clooney) por este singular producto para el cuidado cabello. En esta película se narraban las peripecias de unos presos que escapan de la cárcel, allá por el año 1937 en la Mississippi rural durante la Gran Depresión, con la intención de recuperar 1.2 millones de dólares. El personaje de Clooney destacaba por ser remilgado y muy elegante. De ahí el uso excesivo de cera para el cabello.

Hasta que la cera comenzó a fabricarse como en la actualidad, los productos que componían este producto eran desde gelatinas fabricadas con petróleo, hasta otras hechas con aceite de maíz o aceite de macasar.

Tendríamos que esperar hasta el año 1928 para que la compañía británica Chemico Works lanzase al mercado el primer gel para el cabello. Este producto sería conocido como Brylcreem. Con esta cera los hombres conseguían que el cabello quedase peinado para atrás y fijo durante largas horas. Lo que resultaba más atractivo para los compradores era que con un poco del producto extendido en las manos y frotado sobre el cabello, se podía colocar el pelo y mantenerse fijo como se desease. Desde Inglaterra se extendió a Europa y de allí viajó hasta América del Norte. La popularidad de este producto fue tal que tanto hombres como mujeres lo usaban para atusarse el cabello.

La década de los años veinte dio pie a la aparición de este singular producto. Entonces el acabado más popular era como mojado o con brillo. Tendríamos que esperar a la década de los sesenta para que se popularizara una versión más seca. En los años ochenta la cera dio paso al gel para el cabello donde se hicieron verdaderas locuras de estilismo gracias a él, a la cera y por supuesto a la laca. Hoy en día la cera para el cabello ha vuelto a ponerse de moda y son muchos los que se decantan por este producto para conseguir peinados verdaderamente espectaculares. Tanto hombres como mujeres.

¿Peinarse con cera es difícil?

No, peinarse con cera no tiene porqué ser difícil si sigues estos sencillos consejos. Lee los siguientes apartados para saber qué es lo que necesitas y cuáles son las instrucciones para pensarse con cera correctamente. ¡Vamos a ello!

¿Que necesitas para peinarte con cera?

Para peinarse con cera vas a necesitar

  • Un espejo para mirarte
  • Tener el pelo limpio y algo húmedo o mojado
  • Existen diferentes tipos dependiendo del cabello y de los acabados que se quieran
  • Peine
  • Secador en algunos casos
  • Toalla
  • Leer el siguiente post con calma

Instrucciones para peinarte con cera

Para peinarse con cera has de seguir las siguientes instrucciones

  1. Revisar bien las indicaciones del producto antes de comprarlo. Hoy en día existen gran variedad de ceras para peinarse en el mercado. Cada una es más aconsejable para un tipo de cabello. Por ejemplo para el cabello largo, para el corto, para el rizado e incluso para el bigote o las cejas. Puedes encontrar ceras que siguen estando fabricadas a base de petróleo mientras que otras solo utilizan productos vegetales.
  2. Decántate por la cera natural para cuidar el medio ambiente. Hay algunas ceras que se producen a partir de bayas o de diferentes hojas. Si te atreves puede usar cera de abeja. Las rastas, por ejemplo, se fijan con este tipo de cera. La cera de caranauba es también muy conocida. Se extrae de las hojas de la palmera caranauba.
  3. Busca cera en grandes superficies, farmacias o pequeños supermercados. Hoy en día este producto para embellecer el cabello se encuentra en todo tipo de lugares. Puedes localizarlo en supermercados e incluso en farmacias.
  4. Vístete antes de aplicar la cera de cabello. Piensa que si después de aplicarte la cera y dar con el peinado que andabas buscando has de ponerte un jersey probablemente termines mandando al traste todo el esfuerzo que le has dedicado. Es mejor que te vistas tal y como vayas a salir antes de echarte la cera.
  5. Es suficiente con usar un poco de cera. Normalmente suele ser suficiente coger una mínima cantidad de cera. Aproximadamente una cantidad que corresponda al tamaño de la uña de tu dedo meñique. Esto será suficiente si tienes el pelo corto. Cógela con los dedos índice, anular y corazón y extiéndela uniformemente sobre el cabello. Nunca uses mucha cera de golpe porque entonces no lograrás extenderla bien ni se adherirá correctamente a tu cabello. Es mejor coger más cera si se necesita que lavarse el pelo para retirar el exceso y tener que volver a empezar.
  6. Aplica la cera sobre el cabello seco o ligeramente húmedo. Es más sencillo que apliques la cera sobre el pelo ligeramente mojado o completamente seco. Si te acabas de duchar y lo tienes limpio lo mejor es que lo seques vigorosamente con la toalla y te aseguro de dejarlo semis eco antes de echarte la cera. Es más fácil obtener el peinado que te gusta si mientras secas el pelo ya vas colocándolo de la manera en la que deseas fijarlo. Si aplicas la cera con el cabello mojado lo más seguro es que cuando se seque cambie la forma y obtenga un volumen que no ten convenza. Si quieres que la cera se adhiera más fácilmente a tus manos para extenderla con más ligereza sobre el cabello un pequeño truco es humedecerlas. De esta manera la cera resbalará más fácilmente por la yema de tus dedos. Este artículos también te puede interesar: Cómo hacer peinados fáciles.
  7. Frota la cera con los dedos. Para evitar que se formen grumos cuando apliques la cera sobre tu pelo lo más recomendable es frotarla con las yemas de los dedos. De esta manera emulsionará. Terminará derritiéndose y adquiriendo una consistencia mucho más maleable para aplicar sobre el cabello. Cuando notes que la cera ya fluye suavemente por tus yemas y que es una mezcla completamente homogénea, podrás proceder a extenderá sobre tu pelo. Puedes hacerlo con una mano o con las dos, según prefieras.
  8. Extiende la cera sobre el cabello y retoca cuando consideres oportuno. Es el momento de dar forma a tu pelo. Extiende la cera que tienes en los dedos en las partes que deseas fijar o peinar de forma particular. Conforme la cera se vaya secando es posible que pierda su capacidad adherente. Llegados a este punto no te cortes y retoca el cabello tantas veces como consideres oportuno. Ten cuidado de no pasarte con la cera y de asegurarte que está homogénea antes de extenderla por tu cabello. Si no dispones de cera a mano para hacer los retoques puedes humedecer ligeramente el cabello con los dedos y peinarlo de nuevo. Al hidratar la cera lograrás de nuevo moverla y peinarla un poco. Es conveniente que tanto cuando te la apliques por primera vez como cuando desees hacer retoques lo hagas delante de un espejo y con la ayuda de un peine si quieres que adquiera una forma concreta. Un secador puede ayudarte a fijar todavía más tu peinado.

Consejos para peinarte con cera

Busca una cera con un buen equilibrio. Puedes encontrar ceras que respecten el estilo de pelo húmedo propio de los años veinte, o ceras con un estilo más seco. Si prefieres que tu peinado resulte más natural es aconsejable que busques una cera que acumule pocos residuos y tenga gran capacidad de moldeado.

¿Te ha gustado?