Una buena manicura, en muchas ocasiones dice quién eres.  Una de las primeras cosas en las que se fija la gente son las manos. Ahora hay una solución para tenerlas siempre perfectas. ¿Cómo? Uñas de gel.

Aunque tengas las uñas frágiles por habértelas mordido, te las muerdas actualmente, o por algún motivo hayas perdido alguna; las uñas de gel harán que siempre luzcas unas manos impecables.

¿Qué son las uñas de gel?

Las uñas de gel son un tipo de uñas postizas que aportan un resultado más natural y hermoso. La principal virtud que poseen es que cada persona puede adaptar las uñas a sus gustos y preferencias. Hay a quien le encantan las uñas infinitas y a quien le gustan recortaditas y sutiles. Las uñas de gel te permiten eso y más.

Para empezar, te contaremos todos los secretos de su composición y sus funciones. Para que no te pierdas nada.

Algunos datos importantes de las uñas de gel

Las uñas de gel, no están hechas de gel. Es una especie de material acrílico que se pega a la uña original. Se hace con un poco de pegamento. Además, no desprenden ningún tipo de olor y su aplicación es muy fácil. Esto desde luego es algo que no pasa con otro tipo de uñas postizas.

Antes decíamos que eran perfectamente adaptables a los gustos de los y las usuarias. Esto es porque se pueden limar y cortar en la medida que se quiera. Además de este dato fundamental se pueden pintar y decorar al gusto. Existen varios tipos de acabados que se pueden hacer de varias maneras. Estos acabados se consiguen una vez se hayan esmaltado las uñas. Se aplica sobre ellas unas capas más de gel. Esto aportará brillo y fijará las uñas.

Las uñas de gel necesitan una revisión de vez en cuando, y aunque te podemos enseñar cómo ponerlas en casa, puedes asistir a un centro de estética. Las uñas de gel son infinitas, es decir que hasta que tú no lo veas conveniente, no tienes porqué quitarlas. Es decir, que tardas una hora en ponértelas y unos minutos retocando, pero son para siempre. En estas revisiones de las que hablábamos, lo único que se hace es substituir la última capa de gel. A veces se pule, es según las necesidades.

Podemos además, substituir uñas perdidas. Si se rompe se pueden arreglar. Y si tus uñas originales crecen frágiles, rotas o quebradizas las uñas de gel te ayudaran.

El precio de las uñas de gel no está nada mal. Las revisiones pueden costar entre 30 y 50 euros, pero si quieres hacerlo en casa, es posible que un pack te cueste entre 50 y 80 euros.

Instrucciones para hacer uñas de gel

Vamos a aprender a hacer tus uñas de gel en casa. Aunque como ya hemos dichos hay muchos centros de estética que te lo hacen.

Lo primero que vas a necesitar es un kit. Muchas firmas tienen el suyo propio, pero se puede conseguir por internet muy fácilmente.

  1. Para empezar lima y corta bien tus uñas. Hazlo con una lima fina primero y luego con una un poco más gruesa. Asegúrate de retirar bien los restos y residuos.
  2. Limpia cada una de tus uñas con un poco de quitaesmaltes.
  3. Lava bien tus manos con jabón y retira las cutículas. Para ello, te aconsejamos que uses un palito de naranja. Este instrumento es sencillo de conseguir y da un resultado profesional. Lo que hace es movilizar y empujar la cutícula. Así, le da más amplitud a la uña. Además, limpia la suciedad que pueda quedarse dentro de las uñas. Aplica también, un producto para ayudarte a arrastrar las cutículas. Úsalo en aceite o en gel, eso lo dejamos a libre elección.
  4. Ahora, aplica una capa de esmalte transparente muy fina. No te confundas, tiene que ser mucho más fina que en un esmalte tradicional. Ten mucho cuidado en esta parte. El gel no puede tocar las cutículas. Aplícalo solo en las uñas y deja que se seque el doble de tiempo. Usa una lámpara UV durante unos minutos para asegurarte.
  5. Aplica ahora una segunda capa de gel. Repite este paso hasta que las uñas tengan el grosor deseado. Recuerda secarlas con la lámpara UV.
  6. Pule con una lima para que queden perfectas.
  7. Pasamos a aplicar el color. Con las uñas secas, pinta tus uñas con dos capas de esmalte de color. Evidentemente esta parte depende de tu destreza. Si te gusta y puedes, hazte dibujos originales en las uñas o usa plantillas para eso.
  8. Para fijarlo todo, aplica otra capa de esmalte. Sécalas usando la lámpara UV de nuevo.
  9. Quita los residuos con una toallita húmeda.
  10. Es recomendable que para terminar apliques una capa de gel sellador. Este gel te vendrá con el kit de uñas de gel que adquieras. Si lo haces, deberás volver a secar las uñas bajo la lámpara UV y luego limpiar bien tus uñas al terminar.
  11. Hidrata bien tus manos con crema o aceite.

¿Que necesitas para hacer uñas de gel?

  • Puedes adquirirlas de doble capa, o usar dos de diferente grosor de grano.
  • Pincel para uñas. Tienen que ser de un material específico para manicura
  • Gel UV constructor. Se emplea para las primeras capas de las uñas de gel. Lo más común es que sea transparente.
  • Esmalte para uñas de gel. Puedes comprar colores por separado o comprar un kit con muchos colores diferentes. Depende de lo que tú prefieras.
  • Gel sellador de acabado. Es el gel final que aplicarás para que todo quede bien rematado. Sella el diseño y le da un acabado profesional.
  • Lámpara UV. Hay muchas lámparas diferentes escoge una que sea buena en relación calidad/precio.
  • Empujador de cutículas. Te aconsejamos el palito de naranjo.
  • Cepillo de uñas.
  • Tips para alargar uñas.
  • Abalorios, purpurinas y guías adhesivas.

Consejos para hacer uñas de gel

Si no dispones de lámpara UV y no quieres comprarla, hay maneras de hacerlo sin ella. Puedes usar productos para uñas de gel que secan al aire, aunque su acabado es menos profesional. Lo cierto, es que a veces solo queremos las uñas de gel para una ocasión especial. Para estos casos, lo mejor es que compres kits de secado al aire libre, que aunque el acabado no es profesional, lucirán preciosas igualmente.

Nuestro consejo es que practiques y hagas diseños nuevos y divertidos. Hazte dibujos, compra moldes, pinta cada una de un color o pinta de varios colores diferentes. Sé original. Si vas a una cena un poco más elegante y sutil, lo mejor es que escojas un color sobrio y discreto, que vaya a juego con tu vestido o traje.

Las uñas de gel además de ayudarte a tener las manos siempre preciosas, te ayudarán a que directamente no te muerdas las uñas. Si quieres dejar de morderlas, puedes probar con las uñas de gel, o bien con repelentes. Te darán un aspecto nuevo, formal y rejuvenecido.

Quitarte las uñas de gel también es muy sencillo. Siguiendo unos pasos volverás a tener tus uñas naturales al descubierto, solo hay que tener un poco de paciencia. Aquí te lo contamos.

No dudes en probar en casa, hazlo tú misma y dale un nuevo aspecto a tu look. Además, triunfarás en eventos sociales gracias a tus uñas de gel.

¿Te ha gustado?