Cómo hacer un maquillaje de ojos

Se dice que los ojos son “el espejo del alma” y suelen ser lo primero que los demás ven de nosotros. Por eso, nos gusta que se vean lindos y expresivos. La mejor manera de acentuar nuestros ojos, darle una forma bonita y cambiar la mirada es a través del maquillaje. Sin embargo, no basta con maquillarlos de cualquier forma. Si quieres un maquillaje de ojos profesional, con los tonos correctos y que te favorezca, tienes que seguir ciertos pasos. ¿Te interesa? ¡pues aquí vas a encontrar con todo detalle cómo hacer un maquillaje de ojos perfecto!

¿Que necesitas para hacer un maquillaje de ojos?

Para hacer un maquillaje de ojos ideal necesitas tener en tu neceser:

  • Primer de ojos o corrector
  • Polvos translúcidos o del mismo color que tu piel
  • Brochas para maquillar los ojos. Sobre todo una brocha redonda, pero a la vez ligeramente puntiaguda. Es importante que utilices este tipo de pincel sobre todo si eres principiante, porque te resultará mucho más sencillo mezclar las sombras y el resultado será espectacular.
    Por otro lado, esta otra más redonda y plana te va a servir para aplicar sombras en el párpado móvil:
  • Sombra de ojos uno o dos tonos más oscura que tu piel
  • Sombra de ojos algo más oscura que la anterior
  • Sombra de ojos de color claro, brillante y/o metalizada
  • Delineador (opcional)
  • Máscara de pestañas
  • Pestañas postizas (opcional)

Instrucciones para hacer un maquillaje de ojos

En este apartado te explico cómo maquillar los ojos paso a paso. Voy a detallar todos los pasos para que te resulte fácil, incluso si eres principiante. Para comenzar es importante que tu cara esté totalmente limpia e hidratada, asegúrate que en tus ojos no quedan restos de máscara de pestañas ni delineador. Si es así, ¡ya puedes comenzar!

Primer de ojos

En primer lugar, es muy recomendable aplicar en los párpados un primer. Se trata de un producto que sirve para que las sombras se vean aún más bonitas, más intensas utilizando menos producto, y que permanezcan por más tiempo. Si no utilizas primer es posible que las sombras se borren al cabo de un rato y se cuarteen. Esto se debe a las arrugas del párpado y a la grasita natural de la piel.

Existen bases para ojos especiales, que encontrarás en el mercado como “eyeshadow primer”. Sin embargo, para muchas resulta más práctico y económico utilizar el mismo corrector que se utiliza típicamente para las ojeras. Además, parece que éste último ofrece más cobertura, por lo que puede tapar las venitas de los párpados y otras imperfecciones. Los correctores más utilizados por las expertas en maquillaje y que dan mejores resultados son los de formato líquido que incluyen un pequeño pincel. Es esencial que sea unos tonos más claros que el de tu piel.

De esta manera, aplica el corrector sobre tus párpados y difumínalo un poco con los dedos, con una brocha especial o una esponja de maquillaje hasta que quede uniforme.

Sellar con polvos

El siguiente paso va a ser sellar el corrector. Para ello, puedes utilizar unos polvos translúcidos (que no agregan ningún color), o bien, una sombra de ojos de un tono muy similar al de tu piel. Es muy importante que justo antes de colocarla, cierres el párpado y vuelvas a difuminar el corrector o primer que ya aplicaste (es posible que se haya cuarteado al abrir los ojos). A continuación, manteniendo cerrado el párpado, maquíllalo con el polvo o sombra utilizando una brocha para ojos. Repite la operación con el otro ojo. Este paso va a permitir que no quede marcada ninguna arruguita, convirtiéndose así los párpados en un lienzo uniforme en el que pintar.

Tono de transición

Para este paso, vas a usar una sombra parecida al color de tu piel, pero que sea uno o dos tonos máximo más oscura. Esto se conoce como tono de transición y para identificarlo puedes probar distintos tonos marrones en tu mano y ver cuál se ajusta mejor a tu piel.

Con la brocha para mezclar sombras (redonda y levemente puntiaguda), vas a aplicar el producto en la cuenca del ojo. Para identificar el área, intenta palpar el huesito que se encuentra debajo de la ceja. En ese lugar es donde debes aplicar la sombra de transición. La forma de colocarlo es desde el extremo donde finaliza el ojo o “rabillo” pasando por toda la cuenca del ojo. Utiliza movimientos suaves “de parabrisa” (de un lado a otro) para que quede difuminado y natural. Recuerda que en la parte del rabillo o externa del ojo debe quedar más intenso que en la parte que se acerca al lagrimal.

Si crees que ha quedado muy oscuro, es posible corregirlo utilizando otro pincel impregnado de una sombra más clara. Difumina realizando pequeños movimientos circulares por toda la cuenca.

Este paso va a resaltar la forma de nuestros ojos. Sin embargo, hay casos en los que queremos darle otra forma al párpado, como puede ocurrir con los párpados caídos. Para ello, puedes maquillar el área más superior de la cuenca del ojo para que se vea más grande el párpado móvil de tu ojo. Es como si dibujaras una cuenca “artificial” algo más grande y alargada que la del ojo. Después, puedes unir el trazo con el rabillo del ojo dibujando un ligero pico. La diferencia es que en el ojo normal el pico no sería tan acentuado como en el ojo pequeño, sino más redondeado.

Sombra para dar profundidad

Una vez finalizada la sombra de transición, vamos a darle algo de más profundidad al ojo. Para ello, aplicaremos un color algo más oscuro que el anterior. La tonalidad va a variar según la sombra que queramos utilizar en el párpado móvil. Si tienes pensado aplicarte una sombra de tono cálido (anaranjada, rojiza…) usa marrones que se acerquen a estas tonalidades. Si, por el contrario, si vas a usar tonos fríos (como el azul, el violeta…), usa un marrón más apagado y acorde a estos tonos.

Se va a colocar de la misma forma que la sombra del paso anterior, intensificando un poco el color en la parte externa o rabillo del ojo. A través de movimientos pequeños en círculos con la brocha, vas a fusionar ligeramente este tono con el anterior.

Sombra para dar luz

A continuación, vas a maquillar tu párpado móvil con una sombra que aporte luz. Es decir, que sea más iluminada o clara que las que has utilizado. Las últimas tendencias son las sombras con brillos, purpurina o metalizadas de acabado intenso. Se colocan con pequeños golpecitos en el párpado usando los dedos o una brocha plana y de punta redonda. Se recomienda aplicar la sombra un poco más arriba del párpado móvil para un acabado más profesional y para que no se vea manchado el párpado fijo al abrir los ojos. Además, esto hará que nuestros ojos se vean más grandes y bonitos.

Por otro lado, puedes añadir color a la mirada aplicando otra sombra en la parte externa del ojo y en la cuenca, quizás algo más colorida que las anteriores (pero no tan clara como la del párpado) como un naranja más vivo, morado, rosado… Difumínala un poco por el párpado móvil para que se vea natural.

Sombra debajo del ojo

Si lo deseas, aplica un poco de sombra oscura justo debajo del ojo y llévala hasta el rabillo. Si tu ojo es pequeño o caído, haz una línea más recta desde el centro del ojo siguiendo hasta el “pico” que dibujaste. Mientras que, en el ojo normal, va a ser más redondeada.

Delineador

Opcionalmente puedes delinear tus ojos con lápiz, delineador en gel o líquido. Hay muchas maneras de realizarlo y existen muchos tipos de delineado: que comienzan en el lagrimal o en el centro del ojo, con rabillo o sin rabillo, más fino o más grueso… Depende de tu gusto, de la ocasión y de lo favorecedor que te resulte.

Últimamente los delineados que más se llevan son los dramáticos con delineadores negros intensos. Un método muy eficaz para conseguirlo es colocar un trozo de cinta que vaya desde debajo de las pestañas inferiores hacia el final de la ceja. Ahora debes trazar una línea desde el lagrimal hasta llegar a la cinta y rellenar el espacio que quede en blanco. Recuerda que el delineado debe ser más fino en el comienzo e ir haciéndose más grueso al final del ojo. Una vez seco, retira la cinta ¡y listo!

Pestañas

La máscara de pestañas es lo que va a completar tu maquillaje de ojos y hacer más femenina tu mirada. La mejor forma de colocarla es realizando movimientos en zig-zag desde la raíz de las pestañas hasta su extremo.

Si te atreves, puedes probar las pestañas postizas que cada vez se usan más en los tutoriales de maquillaje. Son perfectas para un evento especial o para fiestas de noche. Las hay de varios tipos, lo importante para que se vean bien es que sean de calidad y se coloquen justo encima de las pestañas naturales para que se vean integradas.

Una vez conociendo estos pasos, puedes ser todo lo creativa que desees: prueba distintos colores y tonos, añade delineados diferentes, utiliza sombras mate o de brillo, añade más luz, prueba a dibujar la cuenca más alta o más baja para ver qué le favorece más a tu ojo, etc.

Consejos para hacer un maquillaje de ojos

  • Si buscas un look de noche y quieres destacar los ojos, puedes incluir colores más vivos y brillantes. Puedes hacer que las distintas áreas del ojo contrasten más fuerte sombreando la cuenca del ojo y rabillo con tonos oscuros y el párpado con tonos muy claros y metalizados.
  • Si quieres un maquillaje de ojos natural, utiliza sombras mate, tonos marrones, rosados y anaranjados y difumina muy bien lo maquillado en cada paso.
  • Para potenciar la mirada aún más, prueba a añadir un toque de luz en el lagrimal de tu ojo utilizando un iluminador blanco o sombra clara y brillante. Colócalo también justo debajo y en el centro de cada ceja.
  • Para que los ojos pequeños parezcan más grandes, puedes rellenar la línea del agua con un lápiz blanco. Luego, delinea sólo tu párpado superior con un lápiz o “eyeliner” oscuro.
  • No dejes el maquillaje de ojos para lo último, ya que podría caer sombra o máscara de pestañas sobre tu rostro y arruinarte el maquillaje que ya hiciste. Un truco que puedes hacer para evitar esto es pegar unos discos desmaquillantes cortados a la mitad debajo de tus ojos para que recojan los posibles restos de sombras. También se recomienda que, una vez, empapada la brocha de sombra, se le de unos pequeños golpecitos para que suelte los polvos sobrantes (que son los que caerían en el rostro).
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.