Cómo hacer un detox de axilas

Una rutina de belleza diaria puede ser tan larga como así lo dispongas. Aunque es cierto que, muchas veces, se utilizan productos naturales para llevarla a cabo, la verdad es que la mayoría de las cosas que usamos son productos químicos.

Puede que, erróneamente, pienses que mientras no los ingieras no hay ningún problema. Sin embargo, la piel también absorbe todo lo que aplicas sobre ella y, a la larga, este hecho podría traer consecuencias graves para tu salud.

En vista de esto, muchas personas han decidido emprender un largo camino hacia la desintoxicación. Aunque deshacerse de los químicos, de los que has sido víctima durante mucho tiempo, no es una tarea que pueda realizarse de la noche a la mañana, tampoco quiere decir que sea imposible de lograr.

axilas

Puedes comenzar dando pequeños pasos. Por ejemplo, en tus axilas. La piel de las axilas es una de las más sensibles de todo el cuerpo. También está entre las que más bombardeamos con productos químicos. Entonces, ¿cómo podríamos hacer un detox de axilas y comenzar a cambiar nuestros hábitos diarios de higiene y belleza?

Si no tienes ni la menor idea de lo que tienes que hacer, no te preocupes. A través de este post te explicaré cómo puedes hacerlo. Asimismo, sabrás cómo hacer la transición de un desodorante comercial a uno 100% natural.

Contrario a lo que algunos podrían llegar a pensar, los desodorantes naturales son igual de efectivos que los industriales, en lo relacionado con la prevención de malos olores. Pero, además de eso, no maltratan la piel de tus axilas ni causan irritaciones. Por eso, siempre serán tu mejor opción.

Presta mucha atención a los consejos que compartiré contigo, ya que representarán un antes y un después en tu vida y en el cuidado diario de tus axilas.

Instrucciones para hacer un detox de axilas

Es probable que el término “detox” te parezca poco familiar. Sin embargo, no es otra cosa que una estrategia de limpieza o desintoxicación del cuerpo. Este procedimiento es posible gracias a cambios en nuestra rutina diaria, los cuales hacen más fácil que nuestro organismo sea capaz de eliminar toxinas, impurezas y residuos.

La desintoxicación es una respuesta normal del cuerpo cuando deja de recibir toxinas. Es decir, componentes que no les sirven de nada y que, además, les causa daño. Hacerlo de forma general, puede llegar a ser un asunto muy complejo, pero vale la pena intentarlo porque así le estarás dando un poco de amor a tu cuerpo.

Sin embargo, en este caso, me centraré en darte consejos para que logres desintoxicar la piel de tus axilas. Este proceso es necesario, en especial si quieres comenzar a usar desodorantes naturales que cumplan con el trabajo de mantenerlas libres de malos olores, pero que también les permitan respirar y transpirar.

axilas

Para lograrlo, bastará con que dejes de usar desodorantes químicos por un determinado espacio de tiempo. Por ejemplo, puedes ducharte en la noche y no aplicarte desodorante sino hasta la mañana siguiente para que la piel respire. Si al día siguiente estás libre, puedes aprovechar para no usar desodorante y lavarte con agua y jabón cada vez que te sientas incómodo o con mal olor.

Sin embargo, este método no suele servirle a todo el mundo, ya que algunas personas necesitan de ayuda para deshacerse de las toxinas acumuladas o porque no pueden pasar un par de días totalmente encerrados.

Puesto que todos somos distintos, el proceso de desintoxicación no siempre durará lo mismo. En algunos casos, puede durar un mes. Mientras que, en otros casos, tal vez se extienda un poco más.

Durante la primera semana, tu cuerpo comenzará a manifestar síntomas de abstinencia del antitranspirante que usas normalmente. Esto quiere decir que comenzarás a sudar mucho y hasta olerás mal. No te desesperes. Sé paciente para que tu cuerpo se acostumbre.

La segunda semana quizás sea la peor, ya que la población de bacterias irá en aumento y sudarás mucho. Pero no tienes de qué preocuparte, ya que esta es la manera natural en la que tu cuerpo se encarga de eliminar las toxinas.

Para la tercera y cuarta semana el cuerpo comenzará a estabilizarse y la sudoración comenzará a mermar y podrás llevar tu vida normal, pero esta vez libre de las toxinas que dañan tu cuerpo. Pero, ¿qué necesitas para lograrlo?

¿Que necesitas para hacer un detox de axilas?

axilas

Una ayuda en el proceso de desintoxicación de las axilas es la arcilla bentonita, ya que cuenta con la capacidad de extraer las toxinas del cuerpo. Para hacer la mezcla, necesitarás:

  • 1 cucharada de arcilla bentonita que esté libre de parabenos.
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana.
  • 1 cucharada de agua.

En un recipiente de vidrio, mezcla la arcilla con el vinagre de manzana y remueve utilizando una cuchara de madera. Evita las de metal, ya que el metal tiende a modificar las propiedades de la arcilla. Luego, agrega poco a poco la cucharadita de agua hasta que el resultado sea una pasta homogénea.

Coloca una capa uniforme de esta mezcla en las axilas y deja que actúe entre 5 y 10 minutos. Cuando haya transcurrido ese tiempo, enjuágalas con abundante agua y sécalas muy bien.

Si bien es cierto que la mezcla es bastante suave, puedes comenzar a aplicarla unas 2 o 3 veces por semana, hasta que ya no tengas mal olor ni enrojecimiento en la piel. Ten en cuenta que los resultados no serán inmediatos, por lo que es necesario que seas paciente y no tires la toalla a la primera. Pero, ¿qué otras recomendaciones debes tener en cuenta?

Consejos para hacer un detox de axilas

axilas

A fin de hacer que el proceso de transición sea menos molesto y maloliente puedes aplicarte agua de rosas para ayudar a nivelar el pH de tu piel. De esta manera, las bacterias, al evacuar, no generarán olor.

Durante los días de la desintoxicación, asegúrate de tomar mucha agua, más de lo que habitualmente tomas. Además, puedes realizar un cepillado en seco en tu cuerpo antes de bañarte.

Practica ejercicio hasta sudar profusamente. Otra buena alternativa es tomar baños de sauna. Además de ayudarte a acelerar el proceso, te relajarás un buen rato y te desconectarás de las inquietudes del día a día.

Comienza una dieta que te ayude a desintoxicar tu cuerpo. En ella debes incluir alimentos como: las verduras de hojas verde, el limón, el ajo, el té verde, las bayas. Las semillas de sésamo, la zanahoria, el jengibre, la cúrcuma y muchas frutas.

Todos estos alimentos desintoxicantes tienen varios efectos positivos en tu salud. Por ejemplo, mantienen a raya tu presión arterial y te ayudan a perder peso. Es interesante el hecho de que puedes incorporarlos en la dieta de todos, incluyendo a los más pequeños de la casa. Al hacer esto, ayudarás a tu organismo y al de toda tu familia.

Además, puedes darte baños con agua caliente y jabón natural. Otra cosa que puede ayudarte es usar ropa que sea de fibras naturales, ya que estas permiten que la piel respire con normalidad.

Si pones en práctica todas estas sugerencias, tendrás la seguridad de que podrás acelerar, naturalmente, el proceso de desintoxicación de la piel de tus axilas. Asimismo, te ayudará a neutralizar las bacterias que causan el mal olor.

Finalmente, recuerda exfoliar la piel cada cierto tiempo y asegurarte de eliminar todos los residuos del producto que estés utilizando, ya que, en ocasiones, puede parecer que te están manchando la piel, pero en realidad es una falsa alarma.

Algunas personas consideran que llevan una vida sana y que no es necesario hacer un detox. Sin embargo, dale a tu cuerpo la oportunidad de limpiarse a sí mismo.

Ten en cuenta que algunos estudios han determinado que el uso de antitranspirantes con aluminio puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer. De ahí que siempre sea más recomendable apostar por lo natural. No esperes ni un día más para hacer un detox de axilas.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.