Cómo hacer trenzas fáciles

¿Te parece difícil innovar en el peinado cada día? Vamos a aprender a hacer trenzas fáciles para que todos los días estrenes pelo. Sorprende con estas trenzas de forma fácil y rápido.

Peinados con trenzas. Trenzas fáciles para todas las ocasiones.

Para las mujeres de pelo largo, saber hacer trenzas es una gran ventaja para variar en su peinado. Las trenzas se adaptan a cualquier situación, da igual que sea un evento sofisticado que ir al gimnasio. Son femeninas y glamurosas.

La mayoría de las mujeres evitan este peinado porque a la vista parece muy complicado y con mucha elaboración. En ocasiones parece más sencillo hacerse una simple coleta o moño rápido, pero no es del todo así. Las trenzas son solo cuestión de práctica. Solo hay que aprender un par de trucos infalibles para que luzcas este peinado.

Quizás lo mejor es empezar practicando en el pelo de una amiga para coger práctica y luego peinarte más rápido.

 

Mucha variedad de peinados gracias a las trenzas fáciles

Las trenzas ofrecen muchas posibilidades. Desde peinados para hacer deporte e ir cómoda, hasta elaboraciones más complejas. Se pueden hacer trenzas finas, desde la raíz, o que ocupen toda la melena. Se pueden hacer recogidos, y se pueden hacer trenzas de lado adornadas.

Hay que decir que las trenzas no son solo para pelo largo. La media melena y el pelo corto también ofrecen la posibilidad de hacer trenzas bonitas, rápidas y sencillas. Puedes jugar con su forma y variar su movilidad. 

Aprender a hacer trenzas fáciles será un paso importante a la hora de hacer peinados más complejos. Vamos a intentar que sea sencillo, rápido y con la mayor variedad posible. Vas a necesitar práctica y paciencia, pero valdrá la pena porque una vez que sepas hacer estos peinados los sabrás hacer todos.

Instrucciones para hacer trenzas fáciles

  1. Trenza de espiga: Empezamos con una trenza sencilla pero elegante. Para comenzar, colocamos el pelo hacia el lado que nos guste más (se puede hacer también hacia atrás). Continuamos dividiendo el pelo en dos mitades y tomamos un mechón más pequeño de una de ellas. Pasamos el mechón pequeño por encima de la misma mitad. Repetimos lo mismo con la otra mitad del cabello. Es decir, agarramos un mechón pequeño y lo pasamos por encima de su respectiva mitad grande. Repite el procedimiento hasta que hayas trenzado todo el pelo y al final átala con una goma. En caso de que te guste llevar el look más desenfadado, puedes soltar un poco los mechones. Así le darás un toque diferente, más casual.
  2. Moño recogido en trenzas: Este peinado es muy sencillo y elegante. Se puede llevar a casi cualquier reunión social y no es muy elaborado. Simplemente empieza dividiendo el pelo en dos mitades iguales. En cada una de esas mitades, haz una trenza común. Cuando tengas dos trenzas, enlázalas entre ellas mediante cruce hasta hacer un moño. Cuando lo tengas, sujétalo con una o dos pinzas para que no se suelte.
  3. Trenza diadema: Con esta modalidad de trenza, llevarás el pelo suelto y natural pero con un toque diferente. Ideal para quedar con amigos y amigas, para pasear y para situaciones más casuales. Es muy sencillo. Lo primero es hacer una trenza fina en el lado de la cabeza que prefieras. Hazla cerca de la oreja. A continuación llevas la trenza hacia el lado opuesto y la sujetas bien. Usa una pinza o una horquilla. Y ya la tienes, ahora solo amolda la melena para que quede lo más natural posible.
  4. Trenza hacia atrás (estilo Game of Thrones): Este peinado es ideal para momentos en los que tienes prisa, pero no quieres ir desaliñada. Es un peinado que realmente se hace en muy poco tiempo y que además es muy sencillo. Empezamos por hacer una trenza simple a cada lado de la cabeza. De la parte de atrás de la cabeza, agarra un mechón y haz presión hacia abajo, coge una de las trenzas, pásala por encima del mechón y sujeta bien con una horquilla. Repite el mismo procedimiento con la otra trenza y ya lo tienes. Coloca bien el pelo para que la trenza quede por encima de la melena.
  5. Medias trenzas: Lo bueno de este tipo de trenza es que es cómodo y además remarca el largo de la melena. Es un peinado que nunca pasa de moda y muy práctico para situaciones casuales. Muy sencillo, divide el pelo en dos partes iguales y comienza haciendo trenzas comunes. No llegues hasta la punta del mechón y átalas con una goma fina.
  6. Trenza francesa:  Es una trenza muy común pero seguro que si no te has atrevido a hacerla es porque crees que es muy compleja. En realidad no lo es. Puede ser un poco complicado al principio, pero la base es una trenza normal. Para empezar coge un mechón no demasiado grueso y que vaya de sien a sien. Divide el mechón en tres partes más o menos iguales. De izquierda a derecha les llamaremos A, B y C. Trenzamos A sobre B. A continuación, C sobre A. Es decir, como una trenza común. Para hacer la trenza francesa tendremos que coger un mechón (del grueso que te parezca) primero del lado izquierdo y unirlo con B para luego trenzarlo con C. Del lado derecho cogemos otro mechón y lo unimos con A para luego trenzarlo sobre B. Repetimos en el lado izquierdo. Unimos un mechón con C y lo trenzamos con A.  Seguimos así hasta que ya no podamos incorporar más mechones a la trenza. Finalizamos con un trenzado común y agarramos con una goma fina.
  7. Trenza de flor: Con este recogido seguro que sorprendes en eventos sociales o reuniones de colegas. Vamos a empezar con una trenza estilo común (de tres cabos). Sacaremos los mechones de la parte de arriba de la cabeza e iremos enrollando en la coronilla. Es importante que agarres la trenza con una goma fina y pequeña. Una vez la tengas lista, pellizca los mechones de la trenza para que dé un aspecto alborotado. Ahora, enrollamos en círculo, como si se tratara de un moño y lo sujetamos con una horquilla o una pinza.
  8. Trenza griega: Este tipo de peinado es muy práctico para eventos de cierta elegancia como bodas, bautizos, comuniones o fiestas de gala. Comenzamos creando la separación del pelo a los lados en dos partes iguales. Peina bien para que los dos lados queden bien marcados. Agarra ambos lados en dos colas de caballo respectivamente, cuidando que estén ambas bien equilibradas y centradas. Es importante que estén ambas a la misma altura. Trenza las dos colas hasta el final como si fueran trenzas comunes. Agárralas con gomas finas y crúzalas para pasarlas por encima de la frente. Pasa la derecha para el  lado izquierdo y la izquierda para el lado derecho. Cuida que estén a cierta altura de la nuca. Sujétalas por la cabeza con horquillas, por la parte de abajo para que no se vean.

¿Que necesitas para hacer trenzas fáciles?

  • Gomas finas
  • Horquillas
  • Pinzas de pelo

Consejos para hacer trenzas fáciles

Recuerda que hacer trenzas fáciles es sencillo y rápido. Solo tienes que empezar por realizar trenzas comunes y luego evolucionar y darles formas para crear peinados un poco más originales.

Dales tu toque, despeina un poco el trenzado y crea peinados un poco más casuals y desenfadados. O bien apriétalas para que queden bien cosidas y sea más formal y serio.

Si tienes melena larga, mi consejo es que aprendas a hacer trenzas porque dan muchísimas posibilidades y tienen muchas combinaciones y formatos diferentes. Aprovecha para deslumbrar con tus recogidos y para lucir un pelo divino.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 0,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.