Cómo hacer perfumes caseros

Siempre se ha dicho que la primera impresión es la más importante. De ahí que muchas personas se esfuercen por verse bien en situaciones específicas. Por ejemplo, cuando van a asistir a una entrevista de trabajo, cuando van a una primera cita, al trabajar atendiendo al público, a grandes eventos corporativos, etc.

Un buen look no solo comprende estar bien combinado y que la ropa sea llamativa. También es necesario estar limpio y acicalado, lo que incluye llevar la ropa planchada, los zapatos limpios y, de ser necesario, con brillo, el cabello bien peinado, en el caso de las mujeres, llevar maquillaje apropiado, etc.

Para muchas personas la guinda del pastel es ponerse un buen perfume, uno que, al entrar en cualquier lugar, todos puedan percibir y volteen buscando quién lo lleva puesto. Por supuesto, en este particular juega un papel importante la calidad y el tipo de esencia, más bien que la cantidad de perfume que te apliques, ya que ponerse demasiado podría causar el efecto contrario.

perfume

En el caso de algunas personas, llevar perfume es indispensable. De hecho, suelen colocárselo justo después de bañarse y se sienten extraños si no lo hacen, pues forma parte de su rutina de belleza diaria. Sin embargo, usar un buen perfume todos los días puede ser un hábito costoso, por eso no todos pueden hacerlo.

Pero, ¿qué te parece la idea de hacer tu propio perfume en casa? Puede que la idea te parezca un tanto descabellada, en vista de que no tienes idea de qué hacer o por dónde empezar. Pero, no tienes de qué preocuparte. A través de este breve post te mostraré una manera sencilla de hacer tu propio perfume casero. De esta manera, podrás usarlo cuando quieras y, si supera tus expectativas, podrías llegar a comercializar con él.

Instrucciones para hacer perfumes caseros

Hacer un perfume casero es muy sencillo. Para lograrlo, no solo basta con que sigas al pie de la letra las instrucciones que te daré a continuación, también debes tener algo de conocimiento previo sobre la composición del perfume.

perfume

Cada perfume está conformado por 3 notas diferentes, las cuales se consiguen al combinar diferentes aceites esenciales:

  • La nota principal. Esta es la más importante porque es la que se encargará de causar la primera impresión. Si bien es cierto que actúa como la carta de presentación del perfume, su aroma es el menos durable. Entre los aromas más recomendados están los cítricos, debido a sus características particulares, como el pomelo, el limón, la mandarina, etc.
  • La nota central. Esta es conocida como la seña de identidad del perfume. Entre los que mejor van están los aromas florales, como el de la lavanda. No obstante, la intensidad de los mismos dependerá de tus gustos.
  • La nota de fondo. Esta es la que se queda más tiempo impregnada en la piel. Por ello, la recomendación es que sea un aceite de nota ligero.

perfume

Aunque la cantidad de ingredientes dependerá de cuánto perfume quieras hacer y de tus gustos particulares, sí debes tener en cuenta que la nota media y la de fondo siempre deben ser el doble que la nota principal.

Para elaborar tu propio perfume casero debes hacer lo siguiente:

  1. En primer lugar, diluye el alcohol con un poco de agua, usando el recipiente final que usarás para almacenar tu perfume.
  2. Agrega la cantidad de cada uno de los aceites esenciales que hayas seleccionado. La recomendación es que empieces con poca cantidad y, a medida que vayas avanzando en el proceso de elaboración, si notas que el aroma es muy ligero o no te satisface, puedes agregar más cantidad hasta que perfecciones la receta.
  3. A medida que vayas agregando los ingredientes, mueve el frasco con suavidad para que se mezclen bien.
  4. Finalmente, déjalo macerar por 3 o 4 semanas, congélalo y fíltralo con la ayuda de un filtro de papel y ¡listo! Ya puedes utilizarlo.

Tal como has podido darte cuenta, hacer un perfume es un proceso muy sencillo. Ya no tienes que preocuparte si no consigues una fragancia que te satisfaga o que vaya con tu personalidad, pues ahora tienes los conocimientos suficientes como para crearlo por ti mismo. Pero, ¿qué necesitas para ello?

¿Que necesitas para hacer perfumes caseros?

perfume

Contrario a lo que podrías imaginar, no necesitas demasiados recursos para hacer tus perfumes caseros. Entre lo que debes ubicar está lo siguiente:

  • Alcohol puro y sin ningún olor.
  • Un poco de
  • Aceites esenciales de tu preferencia.
  • Un recipiente de cristal oscuro.
  • Un filtro de papel.
  • Un gotero o dispensador.

Tal como ya lo he mencionado anteriormente, la cantidad de aceite que vayas a utilizar dependerá en gran manera de cuánto perfume vayas a hacer y de tus preferencias personales, recordando de que la nota media y la de fondo siempre debe doblar a la nota principal, con el fin de que este sea el aroma que quede por más tiempo sobre tu piel.

Pero, además de este consejo, ¿qué otros debes tomar en cuenta a fin de tener éxito en la realización de tus perfumes caseros?

Consejos para hacer perfumes caseros

Si quieres sacarles el máximo provecho a tus perfumes hechos en casa, es necesario que te asegures de aplicarlos en los lugares adecuados. En este caso, se trata de las zonas en donde la circulación de la sangre es más superficial.

perfume

¿Cuáles son esas zonas? En la parte interna de la muñeca, en la nuca, las rodillas, los codos, en las sienes, en la base del cuello y, en el caso de las mujeres, entre el busto.

Por lo general, se piensa que se debe vaporizar un poco de perfume detrás de las orejas. Sin embargo, es interesante el hecho de que, en ese sitio, la epidermis en ese sitio, suele falsear el aroma. En especial, si es grasa.

El mejor momento para aplicarse el perfume es antes de vestirse. Así, te aseguras de no manchar tu ropa con él y de aplicarlo correctamente y con facilidad en las partes que te he sugerido.

Con relación al cuidado del perfume, hay que recordar que todo perfume es sensible al efecto de la luz. Por ello, siempre se recomienda guardarlo dentro de su estuche de cartón. Pero, si esta te parece una alternativa poco estética, mantenlos lejos del sol o de las fuentes luminosas. De ahí la recomendación de almacenarlos en recipientes oscuros.

Por otra parte, también debes proteger tus perfumes del calor. Las temperaturas más riesgosas son las que sobrepasan los 30°C.

Si tienes perfumes que solo usas en ocasiones especiales, lo mejor que puedes hacer por ellos es guardarlos en el refrigerador para que no se deterioren tan rápidamente.

Una recomendación que nunca debes pasar por alto es el cerrar muy bien el frasco luego de usar el perfume. De esta manera, evitas que se evapore y que se oxide, ya que cuando el perfume entra en contacto con el aire, se altera su estado natural y pierde su olor.

No te apresures a juzgar a tu perfume por como huele sobre la piel de otra persona. Hay que tener en cuenta que cada persona tiene una química corporal diferente y, por lo tanto, los aceites actúan de diferentes formas.

Mientras más tiempo dejes macerando tu perfume, mayor será la intensidad de su aroma. No obstante, si luego de la preparación estás satisfecho con su fragancia, no hay problema en que lo uses enseguida y sin remordimientos.

La próxima vez que termines un perfume, resiste el impulso inicial de desecharlo en la basura. Puedes aprovecharlo poniendo el frasco en tu armario y el tapón en uno de los cajones de tu ropa. De esta manera, tu ropa quedará impregnada con el olor del perfume.

Si pones en práctica estas recomendaciones, podrás sacarles el máximo provecho a tus perfumes caseros. Recuerda que, con esta fórmula, puedes comercializar con ellos o personalizarlos de acuerdo con los gustos particulares de tus amigos o familiares para dar un regalo super exclusivo y original.

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.