La creación de jabones caseros es una manualidad muy agradecida, ya que puedes obtener productos de belleza e higiénicos con grandes propiedades y a un módico precio. Con cuatro ingredientes y un poco de dedicación puedes fabricar jabones que serán de gran utilidad diaria para toda la familia. Y es que son muchas los tipos de jabones que puedes hacer tu mismo en casa, pero precisamente hoy en doncomos.com te queremos enseñar cómo hacer jabón de romero. 

El romero es una especie aromática con incontables beneficios: antiséptico, estimulante, cicatrizante, fortalecedor del cuero cabelludo, tonificante para los músculos y la piel, etc. De hecho, es una planta indicada tanto para el tratamiento del acné y de las impurezas como para la relajación muscular y la reducción de los calambres y dolores asociados al esfuerzo. De este modo, el romero hecho jabón está indicado para todo tipo de pieles y está recomendado para utilizarse tanto en el cabello como en la cara y el cuerpo. El jabón de romero casero será el aliado perfecto para los problemas de piel familiares, desde el más pequeño hasta el mayor de la casa.

¿Que necesitas para hacer jabón de romero?

  • Aceite esencial de romero -lo puedes comprar en cualquier droguería o tienda especializada-, con unas gotas será suficiente así que puedes comprar una sola botella.
  • Ramas de romero seco -4 o 5 ramas-, puedes cogerlo tu mismo si tienes campo cerca o plantado en casa; en su defecto comprarlo a algún herborista.
  • Aceite de oliva -recomendablemente- sino puedes usar de girasol.
  • Barra de glicerina natural -asequible en droguerías, farmacias o tiendas especializadas-.
  • 2 cazuelas de acero inoxidable -una más grande para poder introducir la otra para el Baño María-.
  • Pala -a poder ser de madera- para remover la mezcla.
  • Cuchillo o rallador -para cortar la barra de glicerina-
  • Moldes de silicona de la forma que tu prefieras.

Instrucciones para hacer jabón de romero

  1. Para empezar, debes rallar o cortar la barra de glicerina natural. Si los trozos son pequeños se derretirán más rápido, por lo que te recomendamos que si tienes un rallador en casa utilices este método para cortar la pastilla. Mientras, puedes poner a calentar la cazuela grande llena hasta la mitad de agua. Debes tener preparada la otra cazuela en la que pondremos la glicerina troceada para que se derrita al Baño María.
  2. Una vez tengas toda la barra de glicerina cortada, ya puedes poner toda la glicerina en una cazuela para que se derrita al Baño María. Deberás ir removiendo los trozos con la pala de madera para que vayan derritiéndose sin crear burbujas.Cómo hacer jabón de romeroa
  3. Una vez esté toda la glicerina líquida, procederemos a hacer la mezcla con el aceite de oliva o de girasol. Sin apartar la cazuela del fogón, añade una cucharada sopera de aceite y remueve todo hasta que observes que se ha mezclado bien.
  4. Una vez puedas ver que la glicerina y el aceite están bien empastados -después de haber removido 1 o 2 minutos con la pala-, puedes añadir el aceite esencial de romero. En este caso con 5 gotas será suficiente, ya que es un producto que viene muy concentrado. En este momento, también debes trocear manualmente una cuchara de romero seco y añadirlo a la mezcla. Puedes remover todo de forma manual -muy enérgicamente para que quede totalmente homogéneo- o bien con una batidora eléctrica. Cómo hacer jabón de romeroa
  5. Cuando observes que todo está bien empastado, ya puedes proceder a vaciarlo en los moldes de silicona. Hazlo de un modo muy lento y tranquilo, ya que de lo contrario podrían quedar burbujas.
  6. En estos moldes deben permanecer hasta que empiecen a solidificarse -la glicerina es un producto que llega a temperaturas muy altas pero que se enfría rápidamente-. Cuando puedas ver que la capa superficial está dura, ya puedes sacar con cuidado la pastilla de jabón de romero de su molde y dejar que acabe de secarse en un lugar frío y seco durante medio día. Después de esto… ¡Ya tendrás jabón de romero listo para usar!Cómo hacer jabón de romeroa

Consejos para hacer jabón de romero

  • Decora las pastillas tal y como más te guste; ten en cuenta que puedes poner en su interior conchas, pétalos y otros objetos que te agraden. Solo debes ponerlo en el molde en el momento de introducir la mezcla líquida. Además, en el momento previo de añadir el romero, también puedes complementarlo con aloe vera o cualquier otra planta aromática: el resultado será un jabón aún más hidratante y saludable.
  • Las pastillas de jabón serán una buena opción para utilizar como regalo; es un presente útil y muy original. Ten en cuenta que estará hecho por ti, por lo que podrás decorarlo tal y como tu quieras, dependiendo de tus preferencias y los gustos de la persona que lo va a recibir. Envuélvelo de un modo coqueto y tendrás un detalle muy original y económico.
  • Ten en cuenta que el romero sube la presión, por lo que debes tenerlo en cuenta cuando añadas el aceite esencial de romero si tienes tendencia a sufrir hipertensión.
¿Te ha gustado?
38 usuarios han opinado y a un 97,37% le ha gustado.