El jabón de Alepo, junto con el jabón de azufre, es recomendado incluso por dermatólogos para diferentes afecciones de la piel, entre las que se encuentran el acné, quemaduras, dermatitis o eczema. El jabón de Alepo tiene propiedades relajantes, antisépticas, antioxidantes y antinflamatorias, es un gran humectante y desinfectante. Es llamado el jabón más puro de todos los jabones, ya que no produce efectos secundarios sobre la piel.

Se recomienda al ser aplicado, dejarlo sobre el cuerpo por 5 minutos antes de enjuagarse. Se puede hacer un tratamiento usándolo diario por tres semanas.

Se dice que este jabón fue el primero de tipo sólido en todo el mundo. Está hecho a base aceite de oliva y laurel, soda cáustica y agua. El laurel le da un buen aroma, evitando que se le tengan que añadir perfumes, la soda cáustica se obtiene de la sal marina o de una planta llamada “Salsola Kali” y es la que se encarga de endurecer el jabón.

Este jabón tiene su origen en el norte de Siria, más específicamente en la ciudad e Alepo y por eso recibe su nombre; fue inventado hace más de 2000 años y hoy en día sigue siendo un jabón con alto prestigio y muy recomendado; su receta sigue siendo prácticamente la misma. A Europa llegó en el siglo XII por medio de las cruzadas, inicialmente al Mediterráneo, llegando luego a España, Francia e Italia.

Es un jabón muy especial ya que mezcla los productos naturales y los métodos más antiguos de fabricación. No tiene ningún tipo de conservantes, colorantes, productos sintéticos, derivados animales u otros productos químicos. Es biodegradable, lo que también hace que sea ideal para cuidar el medio ambiente.

Este jabón posee una larga duración, es muy rendidor, produce una espuma cremosa, es apto para todo tipo de piel y tiene nivel de maduración, lo que quiere decir, que mientras más tiempo pase, mejor será.

Este jabón tiene una gran capacidad regeneradora, por lo que es útil para ayudar a cicatrizar heridas y estimular las proteínas elastina y colágeno.

Sirve para el antienvejecimiento debido a que es rico en vitaminas E y A.

Se puede utilizar como champú, ayudándole a dar brillo y cuerpo al pelo y para regular el cuero cabelludo. También ayuda a eliminar el exceso de grasa y la caspa.

Se puede utilizar para reemplazar la espuma de afeitar, ayudando así a reducir las irritaciones que puede provocar el afeitado en las pieles sensibles. Pueden darle esta utilidad tanto hombres como mujeres.

Este jabón también puede ser utilizado para evitar que las polillas se coman la ropa, para esto se pone un jabón de Alepo dentro del armario.

Otra uso que se le da es para la ropa, puede ser utilizado para lavar la ropa y así evitar usar jabones químicos; cuando la piel es sensible, es muy indicado lavar la ropa con este jabón.

Te dejamos una de las recetas más comunes de cómo hacer jabón de Alepo, para que lo hagas en casa.

¿Que necesitas para hacer jabón de alepo?

  • 4 cucharadas de aceite de laurel
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de soda cáustica en granos. (La cucharita más pequeña, la de té)
  • 300 ml de agua pura desmineralizada
  • Moldes para jabón en silicona
  • Vaselina líquida
  • Guantes de látex, gafas, tapabocas y delantal (por seguridad)Cómo hacer jabón de alepo

Instrucciones para hacer jabón de alepo

  1. Ponte la indumentaria de seguridad como delantal, guantes de látex, gafas y
  2. Caliente los aceites a una temperatura de 60°c.
  3. Mientras los aceites se calientan toma el agua pura y métela dentro de un frasco de vidrio bien limpio, busca que tenga la boca ancha.
  4. Cuando los aceites estén bien disueltos y calientes, bájalos del calor y ve incorporando el agua mientras vas revolviendo constantemente, hasta mezclar bien los ingredientes.
  5. Este es el momento donde debes agregar esencias o colorantes si lo deseas (ver en consejos).
  6. Revuelve enérgicamente hasta que los ingredientes estén fríos y tomen una consistencia pastosa.
  7. Toma los moldes y échales un poco de vaselina líquida (para luego poder desmoldar con facilidad).
  8. Vierte la preparación a los moldes y con una cuchara de madera empareja y quita las burbujas.
  9. Mete los moldes a la nevera durante mínimo 12 horas.
  10. Desmolda los jabones, pero déjalos en la nevera por dos días más.
  11. Envuelve el jabón en papel mantequilla y ya tendrás tu jabón, listo para usar.Cómo hacer jabón de alepo

Consejos para hacer jabón de alepo

  1. Puedes incorporar aceites naturales de olor a tu gusto.
  2. Si lo quieres de color puedes agregar tan sólo dos gotas de colorante vegetal.
  3. La soda cáustica también es llamada sosa cáustica.
  4. No abuses de la soda cáustica, puede ser un agente peligroso si no se maneja con precaución o si se usa en abundancia; en caso de reacciones alérgicas acude inmediatamente a tu médico.
  5. Elabora el jabón en un sitio con buena ventilación.Cómo hacer jabón de alepo
¿Te ha gustado?
137 usuarios han opinado y a un 85,40% le ha gustado.