En Doncomos.com te enseñaremos cómo hacer jabón con aceite usado,  haciendo, como es lógico, gran economía. Pero antes te contamos un poco de historia sobre los orígenes del jabón.

Parece que el jabón viene de miles de años atrás ya que se han encontrado pruebas de su existencia. En la zona de la Mesopotamia obtenían algo similar al jabón haciendo hervir aceites con resinas, sal y potasio. A esto le daban uso medicinal.

También se dice que los fenicios lo fabricaban con aceite de oliva y soda cáustica que obtenían  de la combustión de ciertas plantas que viven en las salinas.

También hay información de que en  Siria el jabón se sigue fabricando con la misma receta antigua de los pueblos fenicios tanto con aceite de oliva y aceite de laurel.

En Europa, tanto los germanos como los celtas utilizaban grasa de cabra y cenizas de abedul para fabricar jabón mientras que los galos lo hacían con ceniza de haya y grasa de jabalí. En todos los casos aparece la grasa, aceites, cenizas de árbol, soda caustica y agua, todos elementos comunes.

En la actualidad hay muchas recetas para hacer jabones en casa, tanto en pastillas como líquidos; aromatizados con delicadas fragancias y también para lavar la ropa o los platos. Hoy veremos cómo hacer jabón con aceite usado. No sólo te permitirá hacer economía en tu hogar sino reciclar el aceite usado lo que beneficia a la Naturaleza y como todo lo artesanal produce mucha satisfacción. Ese aceite que has utilizado en la cocina varias veces, por ejemplo en la freidora, y que ya debes cambiarlo te servirá para hacer este jabón.

¿Que necesitas para hacer jabón con aceite usado?

  • Aceite usado y colado: 1litro
  • Hidróxido de sodio o soda cáustica o sosa cáustica: 160 gr
  • Agua destilada: 1 litro
  • Aceites esenciales para aromatizar: 30 ml
  • Moldes para jabones
  • Guantes, gafas, mascarilla.
  • Olla de  acero inoxidable, recipiente de plástico, cuchara de madera
  • Sal: una cucharadita
  • Envase para jabón líquido
  • termómetro

Instrucciones para hacer jabón con aceite usado

  1. Si no tienes un litro de aceite usado puedes hacerlo con menos y calcular proporcionalmente los demás ingredientes necesarios. Nuestra receta es  para un litro.
  2. Primero trabajaremos con la soda cáustica y el agua: en un recipiente  cómodo coloca el agua fría y agrégale la soda cáustica granulada. Procura hacerlo al aire libre y si no toma las medidas de precaución mencionadas en los consejos. Revuelve la mezcla hasta que se disuelva totalmente.
  3. La soda cáustica al estar en contacto con el agua (lejía) comenzará a levantar temperatura y llegará a unos 70ºC. OLYMPUS DIGITAL CAMERA
  4. Deja enfriar hasta la mitad de la temperatura mencionada,  si quieres puedes colocar en este momento la fragancia elegida o aceite esencial.
  5. Ahora es el momento de agregar el aceite de cocina usado y colado. Hazlo de a poco y comienza a revolver  constantemente durante una media hora siempre en el mismo sentido. La soda cáustica diluida y el aceite deben integrarse muy bien para que comience el proceso de saponificación.5
  6. Una vez que se vea bien homogénea la pasta colócala en el fuego y cocina por dos horas aproximadamente revolviendo cada tanto. Luego apagamos el fuego y dejamos enfriar.
  7. Debe verse como una pasta bien pareja y en ese momento, ya frío se puedes volcarla en los moldes que vienen especiales para jabones o colocarla en un molde grande rectangular y al día siguiente lo cortas con un cuchillo dándole la forma que  quieras.2
  8. Debes esperar al día siguiente para que el jabón esté consistente.
  9. Para poder utilizar el jabón deberás esperar un mes para que no queden restos de soda cáustica que puedan irritar la piel.3
  10. Otra opción es preparar un jabón líquido con aceite usado muy simple ideal para lavar los platos: debes hacer el mismo proceso con la soda cáustica en un recipiente de plástico y tomando las mismas precauciones. En un recipiente coloca 3 litros de agua y 75 gramos de soda cáustica. Luego le agregas de a poco ½ litro de aceite usado para que se vaya integrando bien con la soda cáustica  y el agua. Puedes utilizar aceite de oliva o  girasol usado y colado. Revuelve con una cuchara de madera siempre en el mismo sentido durante una media hora. Agrega una cucharadita de sal mientras revuelves. También en este momento puedes agregarle unas gotas de aceite esencial de eucalipto o de limón. Cuando esté frió lo colocas en una botella y ya lo tienes listo para utilizarlo. Es ideal para lavar platos aunque también puede utilizarse para lavarse las manos.GE DIGITAL CAMERA
  11. Nunca utilices recipientes de metal como ollas de aluminio o hierro, sólo acero inoxidable y revolver la mezcla con un palo de madera o de plástico.
  12. Cuando mezcles el aceite con la lejía (soda cáustica con agua) recuerda que deben estar a temperaturas similares para que no se corte el jabón, es decir si estás esperando que se enfríe la lejía entibia el aceite. Con la ayuda de un termómetro te asegurarás de que todo salga perfecto.

Consejos para hacer jabón con aceite usado

  • Visita nuestra catogoria de jabón para aprender cómo hacer jabón y aprender mucho mas sobre ellos.
  • Estos jabones no se pueden usar hasta pasado un mes desde su elaboración.
  • Si lo  usamos para lavarnos las manos o para bañarnos hay que medir su PH para evitar reacciones en la piel.
  • Recuerda que la soda caustica y el agua produce  una reacción espontánea peligrosa. Es necesario tener cuidado con los vapores y con los ojos así que usa barbijo, gafas y guantes de protección.
  • Cuando trabajas con la soda cáustica es mejor hacerlo al aire libre, si estás en el interior toma las medidas de precaución.
¿Te ha gustado?
69 usuarios han opinado y a un 95,65% le ha gustado.