Cómo hacer el jabón líquido

De todos aquellos productos de higiene que puedes tener dentro de tu hogar está el jabón líquido en sus múltiples presentaciones. Para lavar tus manos, tu cara o tu ropa. Dependiendo del uso, dependerá también su composición, pero es sin duda un producto útil que no debe faltarnos.

Actualmente se ha incrementado la demanda de este tipo de producto. Tanto que muchas personas se están animando a preparar su propio jabón líquido. Si quieres hacer tu propio jabón líquido para uso personal,o eres emprendedora y estás pensando en elaborar jabón líquido casero para ponerlo a la venta y sacarte unos euros, en este post te contamos cómo hacer jabón líquido.

Úsalo para lavar la ropa, para lavar tus manos, o tu rostro. O haz jabón líquido para gel de baño. Dependiendo de qué ingredientes le pongas, puedes darle muchos usos.

El jabón líquido es un producto que no es tan complicado de hacer y tampoco se requiere de experiencia, por lo tanto si deseas aprender te enseñamos cómo hacer jabón líquido bien sea para la limpieza de tu casa, como también para el uso personal, para que así puedas ahorrar un poco de dinero o para iniciarte en un nuevo negocio y tener ingresos extras.

¿Que necesitas para hacer el jabón líquido?

como-hacer-jabon-liquido

Para elaborar un jabón líquido partiendo de una base de alguna pastilla de jabón que no uses. vas a necesitar lo siguiente:

  • Una pastilla de jabón que nocontenga ningún aroma, es decir, que sea completamente neutra o también puedes usar algunos restos de jabón que te hayan quedado de alguna otra cosa.
  • Un rallador de orificios finos.
  • Un embudo
  • Glicerina
  • Agua
  • Para que el jabón tenga un aroma agradable puedes usar aceites esenciales.
  • Aceite preferiblemente de oliva.

En dado caso de que quieras una mejor calidad para el jabón líquido, una elaboración de cero siempre es ideal y para eso vas a necesitar lo siguiente:

  • Hidróxido de potasio o soda cáustica preferiblemente en escamas unos 300 gramos
  • 300 mililitros tanto de jojoba en aceite, aceite de ricino, aceite de coco y también en aceite de oliva.
  • 980 mililitros en agua destilada.
  • Una olla que pueda ser usada para cocinar los ingredientes lentamente.
  • Báscula que se usa para la cocina.
  • Una licuadora manual.
  • Gafas de protección y un par de guantes.
  • Aproximadamente un litro de agua.

Instrucciones para hacer el jabón líquido

como-hacer-jabon-liquido

  1. Para preparar un jabón líquido usando como base algunos restos de jabón viejo o alguna barra que no tenga aroma, lo primero que tienes que hacer es rallar dicho elemento usando un rallador que tenga unos orificios lo suficientemente finos para que quede bastante triturado. Y también para que se pueda derretir con mucha más facilidad.
  2. Una vez que tengas el rallado de jabón, lo siguiente será poner a hervir una taza de agua, que después vas a agregar dentro de la licuadora junto con la ralladura. Procesa todo hasta que se haya formado una pasta lo suficientemente homogénea.
  3. Haz que la mezcla quede homogénea, para luego añadir la glicerina, de la cual solo vas a echar aproximadamente una cucharada. Una vez echada la glicerina, usa otra vez la licuadora para seguir mezclando.
  4. Se trata de un producto que vas a utilizar para tu cuidado personal, por lo que puedes darle un toque personal usando la fragancia que más te guste. Por ejemplo, algún aceite esencial, un buen aceite de oliva para humectar la piel, o usar una crema en lugar del aceite,e  incluso puedes darle un toque de color con algún colorante que no contenga químicos.
  5. Cuando ya hayas decidido cómo personalizar el jabón, será necesario conseguir la consistencia más apropiada al agregar agua conforme vayas mezclando la preparación. Si ya has logrado la consistencia perfecta solo tienes que esperar a que la mezcla esté lo suficientemente fría para colocarla en los envases.

Segunda receta

En este caso estarás haciendo un jabón líquido completamente de cero por lo que vas a trabajar con ingredientes químicos que pueden ser peligrosos. Por eso será necesario tomar ciertas medidas de seguridad, como son usar gafas protectoras y unos guantes.

  1. Lo primero será calentar cada uno de los aceites en la olla específicamente pensada para cocciones lentas. Es importante que tengas la seguridad de que estás trabajando con las proporciones exactas, ya que esto puede hacer que la preparación salga mal si se hace de manera incorrecta.
  2. Al tener todo lo necesario para tu protección, ya estarás listo para proceder a usar el hidróxido de potasio, siempre y cuando te encuentres en un lugar con la ventilación adecuada. Con una jarra lo suficientemente grande, tienes que medir el agua destilada y en otra jarra, la soda cáustica que después tienes que añadir al agua y mezclar conforme vayas agregando el químico.
  3. Una vez lista esta mezcla, se añade a la que tiene los aceites evitando que alguna gota llegue a tocar tu piel. Al haber hecho esto en la olla, procede a coger la licuadora manual para procesar todos los ingredientes.
  4. Lo siguiente es dejar que se cocine toda la mezcla por aproximadamente unas seis horas, manteniendo vigilancia en intervalos de 30 minutos. Podrás saber cuándo todo esté completamente listo al colocar unos 30 gramos de dicha mezcla en unos 60 mililitros de agua previamente hirviendo.  Tiene que salir la mezcla. Al tener esta apariencia de leche ya sabrás que tienes que continuar con la cocción.
  5. Una vez que tengas completamente lista la pasta, tienes que pesarla para saber si pesa al menos unos 400 gramos y devolverla a la olla nuevamente para agregar 980 mililitros de agua destilada que va a servir para que todo esté correctamente diluido.
  6. Por último solo tienes que colocar el color y el aroma que más te guste para añadir todo a sus respectivos envases.

Consejos para hacer el jabón líquido

  • Cuando hayas terminado de usar el hidróxido de potasio, es necesario que  puedas cerrarlo completamente, que tenga la identificación necesaria y lo coloques en un lugar seguro donde los niños no puedan alcanzarlo.
  • En todo momento de la preparación del jabón hay que usar las medidas de seguridad necesarias que constan del uso de los guantes, gafas para la protección y también mascarilla. Pero además, debes usar ropa que te cubra lo suficiente para que no te caiga ni una sola gota en la piel.
  • Si por alguna razón ocurrió una salpicadura, tienes que lavarte lo más pronto posible con mucha agua. Y si es muy grave, acudir a un médico de urgencias.
  • Recordar que siempre se tiene que hacer primero la medida del agua y luego medirás la sosa cáustica para proceder a mezclar. Este es un procedimiento que va a despedir unos cuantos vapores por algunos segundos, por lo tanto, necesitas mantenerte alejado hasta que se hayan disipado. Además, tienes que recordar que toda la preparación tienes que llevarla a cabo en un ambiente que tenga la ventilación adecuada para evitar la concentración de esos vapores tóxicos.
  • El jabón que has hecho partiendo de ingredientes de cero no puede ser usado hasta que por lo menos hayan pasado unas cuatro semanas de reposo.
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.