Desde hace mucho tiempo las mujeres comenzaron a pintarse el pelo. Básicamente lo hacían para ocultar el paso de los años en su cabello, es decir, las canas. Para ello se valían de diferentes métodos, entre ellos y los más frecuentes, eran los naturales.

Por ejemplo, si querían aclararlo, usaban infusiones de manzanilla. Era un método lento pero que producía resultados efectivos. Pero, si deseaban oscurecerlo, podían usar infusiones de Quina o Tapara.

Otras usaban métodos más radicales como el papel crepé. Esto, para obtener lo que hoy conocemos como colores fantasía, como el morado, fucsia, verde, azul, etc.

Sin embargo, en la actualidad, no solo se pintan el cabello las mujeres, también lo hacen los hombres. Además, ya no lo hacen para ocultar los años, sino por otros motivos, como estar a la moda.

Incluso, algunos jóvenes se pintan el pelo color perlado para simular las canas, ¡qué ironía! Mientras que unos las quieren ocultar, otros desean tenerlas. Lo cierto es que, pintarse el pelo, se ha vuelto una tendencia que pareciera que durará mucho tiempo.

Pero, siendo razonables, no todo le va bien a todo el mundo. Los tintes no son la excepción. Para determinar el color de pelo que puedes usar es necesario que tomes en cuenta ciertos aspectos de tu físico, ¿estabas al tanto de ello? De lo contrario, en lugar de llamar la atención por lo bien que te ves, lo harías porque desentonas con el resto de la gente.

No queremos decir con esto que debes regirte por los estereotipos. Más bien, lo que queremos decirte es que puedes verte bien variando el color de tu pelo. En vista de eso, ¿cómo puedes elegir el color de tu pelo? Te estaremos dando algunos tips que puedes tomar en cuenta.

Instrucciones para elegir color de pelo

Como lo hemos señalado anteriormente, puede gustarte mucho un color de pelo, pero eso no significa que te vaya a quedar bien, y esta regla abarca hasta los colores fantasía. Hay diferentes factores, que debes tomar en cuenta, para que puedas tomar la mejor decisión y no arrepentirte, sino de no habértelo pintado antes.

Esta es una decisión que no debes tomar a la ligera. Por ello, trata de pensarlo con anticipación y considera muy bien factores como, por ejemplo, el color de tus ojos y tu color de piel.

Si es el caso que tus ojos son de color negro, entonces te quedarían muy bien los tintes color chocolate, negros y castaños. Si tus ojos no son negros pero sí marrones oscuros, podrías usar un color caoba con total seguridad de que se te verá muy bien.

Si tienes una piel muy blanca, entonces adicional a eso, puedes hacerte unas mechas en colores castaños, con el propósito de suavizar tu rostro.
En caso de tener los ojos color marrón, puedes aplicarte tintes castaños, pero si tu piel es blanca, también podrías aplicarte un rubio cenizo o rubio cobrizo. Si el tono de tus ojos es más bien marrón miel, podrías hacerte unas mechas doradas conservando una base castaña, esta sería una excelente opción para ti.

Ahora bien, las personas con ojos color verde y tez blanca, pueden usar tintes rubios, mientras que los que son morenos, con un tono de piel bronceado, pueden llevar el cabello castaño, bronde, es decir, color caramelo, o rubio ceniza.

Pero si fuiste favorecido con unos hermosos ojos azules y tu piel es pálida, tienes dos opciones. Podrías usar el rubio tradicional o contrastar el color de tus ojos con un tono negro o color chocolate.

Si tu piel es más bien bronceada, entonces podrías usar un tono dorado o bronde.

Si aún después de esto te quedan dudas al respecto, entonces podrías considerar el color de tu piel. Aquellas personas de piel blanca, pueden usar con mucha seguridad toda la gama de colores rubios pero también los dorados, caobas y los castaños más claros.

En caso de que el color de tu piel sea medio y te gusten los tonos rubios, la mejor opción para satisfacer tu deseo es usar los tonos dorados. Aléjate de los rubios más claros. También podrías considerar los matices cobrizos, los tonos caobas y los castaños chocolate.

Pero si tu piel es bronceada, entonces mejor quédate con los colores castaños, los tonos chocolate y los negros. Claro, si deseas suavizar tu rostro, siempre puedes optar por hacerte unas iluminaciones en el pelo.

Es importante que no desligues una cosa de la otra, es decir, toma en cuenta tanto tu color de piel como el color natural de tus ojos. Si deseas usar colores fantasía, los de la gama del rojo, lo que incluye el fucsia, rosado y naranja, le vienen bien a las personas de tez blanca, de igual manera el color gris cenizo.

pelo

Los colores fríos pueden quedar muy bien para las personas con piel más morena, al igual que el color blanco.

Sea como sea, si persisten las dudas, lo mejor que puedes hacer es acudir a un experto en decoloración y tintes, antes de decidirte a comprar algún tono.

¿Que necesitas para elegir color de pelo?

Si consideras que ya es hora de cambiar tu estilo, puedes considerar variar el tono de tu cabello y, puesto que hay mucha variedad para escoger, lo más sensato sería tomarte el tiempo necesario para acertar con la elección.

No esperes estar en la peluquería para ver la cartilla de colores. De ser necesario, acude al estilista con anticipación para que, tomando en cuenta  tu color de ojos y color de piel, te ayude a determinar cuál es el mejor tono de cabello para ti.

En pocas palabras, decide basándote en la opinión de un verdadero experto. Muchos, con buenas intenciones, quizás te den su opinión sobre lo que te quedaría mejor pero recuerda que, a la final, quien llevará ese color de pelo serás tú. Lo mejor entonces será considerar lo que dice quien más sabe sobre el tema.

Puesto que pintar tu pelo genera maltrato a la hebra, después de haberlo tinturado debes procurar mantenerlo hidratado. Para eso hay muchas alternativas. Podrías usar crema para peinar o aceites naturales como el de coco, el de oliva o el de argán.

pelo

Así te asegurarás que el impacto que reciba sea menor y pueda recuperar su aspecto sedoso y natural mucho más rápido.

Por otra parte, también podrías decidirte a usar tintes si amoníaco, de esa manera maltratarás menos tu cabello. De seguro él te lo sabrá agradecer. Ahora, qué consejos sobre cómo elegir el color de tu pelo debes considerar. Veámoslo…

Consejos para elegir color de pelo

Algo que debes tener muy presente es que pintarse el pelo suele ser temporal. Es decir, si no te gusta como te quedó el tono que te aplicaste, siempre está la opción de cambiarlo o de volver al que tenías anteriormente.

Sin embargo, debes tener en cuenta que el cabello necesita descansar. No es bueno que lo sometas a varios procesos químicos tan seguido. Habla con tu estilista y pregúntale cuánto es el tiempo prudencial que debes esperar para poder aplicar un tinte nuevamente.

Si no deseas correr riesgos, también podrías aplicarte tintes semipermanentes. A medida que vayas lavando tu cabello, el color irá desapareciendo y también sufrirá menos tu pelo, ya que tienden a ser menos fuertes.

Es cierto que, en ocasiones, uno quiere un cambio radical en su vida, y muchas veces pensamos que pintarlo es la mejor opción. Y sí, realmente te puede ir bien pero ten presente que no todos los colores van con todos los tonos de piel.

Si no quieres lucir mal, lo mejor que puedes hacer es aceptar las sugerencias de los expertos, así no te convenza del todo. Si aun así deseas un cambio más radical y definitivo, puedes probar con diferentes cortes de pelo o, en su defecto, peinados.

Las mechas también son una buena opción. Puedes aplicarlas sobre tu base natural y así el impacto será menor, aunque no pasará desapercibido. De hecho, los colores fantasía pueden ser grandes aliados en este particular.

Hoy en día también existen aplicaciones para teléfonos inteligentes, que te permiten editar fotos. Entre las opciones que tienen disponibles, está el cambiar el color de pelo. Si no te quieres arriesgar, puedes aprovecharte de esta maravillosa herramienta.

Incluso, puedes pedir la opinión de otros, presentando diferentes alternativas, y la que tenga mayor aceptación puede ser la escogida por ti. De ese modo vas sobre seguro con respecto a la decisión final.

Además, podrás tener cierta idea de cómo será tu look y así estar más conforme con el resultado.

¿Qué esperas para cambiar? Ya sabes las pautas que debes tomar en cuenta. En vista de eso, es el momento de darle a tu vida un giro de 180º. Recuerda que esta decisión no es permanente, siempre tendrás la opción de cambiar el color o revertirlo. Claro, siempre se requerirá paciencia de tu parte.

Prueba cambiar el color de tu pelo. Ahora lo puedes hacer, ya que tienes muchas herramientas a tu disposición. Además, puedes asesorar a otros que también deseen cambiar.

Recuerda que es importante tomar en cuenta tu color de piel y de ojos. Y, si tus cejas desentonan, lo más recomendable es que las pintes también.

 

 

¿Te ha gustado?