Cómo depilarse el pene

Hoy en día, la depilación ya no es solo para las mujeres. Cientos de hombres se han atrevido a experimentar esta medida para eliminar el molestoso vello de su cuerpo. Y, hablamos del cuerpo, porque ya no solo se limitan a quitarse el vello facial. Van más allá y deciden depilárselas zonas más íntimas, entre ellas, el pene.

Sí, podría parecer curioso, pero hay hombres que se sienten incómodos con el vello en esa zona. Por esa razón han decidido erradicarlo para siempre. Sin embargo, esto podría ser una tarea más difícil de lo que podemos imaginarnos.

La piel del pene es muy fina y delicada, tal como lo es la piel de la zona íntima de la mujer. Es por ese motivo que no se puede aplicar cualquier técnica de depilación a la hora de depilar el pene. Tampoco puedes usar cualquier producto.

Si es primera vez que quieres incursionar en esta área de tu cuerpo, lo mejor que puedes hacer es buscar algunas sugerencias de cuál sería el paso a paso para la depilación correcta del pene.

Es cierto que puedes acudir a algún centro de estética. Ellos son profesionales y saben cuál es la mejor manera de trabajar cada parte de nuestro cuerpo. Pero si te da vergüenza acudir a los profesionales por ayuda, siempre está la opción de buscar información por Internet.

Sin embargo, debes tener en cuenta que no todas las recomendaciones tienen el mismo resultado en todas las personas. Por ello, la recomendación es que tengas paciencia y que no tires la toalla al primer intento.

Este artículo se ha escrito pensando en aquellos hombres que se sienten inconformes con el aspecto de su zona íntima. Si deseas depilarte el pene, esto es justo lo que estabas buscando. Presta atención.

Instrucciones para depilarte el pene

pene

Hoy en día son muchas las razones por las cales los hombres deciden depilarse el pene. Algunos lo hacen por higiene, piensan que el vello es desagradable y hasta sucio; otros lo hacen por salud, están convencidos de que pueden contener bacterias o alguna otra cosa nociva para la salud y otros lo hacen por estética, les parece que el vello es desagradable y poco atractivo.

Sin importar cuál sea la razón por la cual quieras depilarte el pene, lo importante es que sepas cómo lo puedes hacer. La finalidad es que quedes satisfecho y que no pongas en riesgo tu salud.

Quizás pueda parecer extraño que un hombre decida cuidarse hasta ese punto. Sin embargo, hay que recordar que las mujeres también lo hacen y no se les critica por eso. De manera que, si luchamos por la igualdad de género, es necesario darle libertad al hombre para que decida qué hacer con su aspecto físico y cómo cuidarse.

Puesto que la piel que recubre al pene es muy delicada y sensible, una de las mejores maneras de depilarlo es utilizando una cuchilla para depilar. Procura que tenga un mínimo de dos o tres hojillas.

Lo primero que debes hacer es darte una ducha con agua caliente. Esto hará que los poros puedan abrirse, lo que facilitará la depilación ya que hasta los vellos encarnados saldrán con facilidad. Luego de bañarte, deberás secar muy bien cada parte de tu cuerpo, lo que incluye el pene.

En caso de que tengas vello en abundancia, lo mejor que puedes hacer es rebajarlo. Para ello, puedes valerte de unas tijeras. Corta el vello lo más bajito que puedas, pero ten mucho cuando lo hagas, en especial con los testículos.

Tómate todo el tiempo que sea necesario. Recuerda que nunca debes depilarte si estás apresurado. Esto podría ocasionar un accidente muy doloroso, cosa que no querrás que suceda y menos en tu zona genital.

Una vez que hayas podido reducir el tamaño de los vellos en tus genitales, es hora de comenzar a depilarlos. Aplícate un poco de espuma o, si lo prefieres gel con un PH bajo. El gel te permitirá visualizar mejor la parte que estás depilando.

Comienza primero con la parte superior, por encima del pene y ve por partes. No intentes quitar todo el vello con una sola pasada de la hojilla, recuerda que la piel del pene no es igual a la del resto de tu cuerpo.

Cada vez que pases la cuchilla, aclárala y quita los vellos de ella con ayuda de un recipiente con agua caliente.

Posteriormente, debes repetir el procedimiento con los testículos, pero esta vez con cuidado extremo. Para facilitar la tarea, lo mejor que puedes hacer es sostenerlos en posición elevada con una mano, mientras que con la otra comienzas la depilación.

Rasura de abajo hacia arriba con mucho cuidado y delicadeza. Muy lentamente, ya que se trata de una zona muy delicada y con muchos pliegues. Después, puedes lavarte como lo haces de costumbre con abundante agua y jabón.

Luego que hayas terminado, aplícate alguna crema humectante. Las más recomendables, en estos casos, son las que contienen Aloe vera. Esta planta tiene propiedades antinflamatorias por lo que la recuperación de la piel será mucho más rápida y también evitarás que se irrite o se infecte algún poro.

También puedes usar un poco de polvo talco cada día para refrescar el pene. Usa ropa interior holgada para evitar las rozaduras, estas podrían irritar tu piel y causar muchas molestias.

Pero, ¿qué más necesitas para depilarte el pene?

¿Que necesitas para depilarte el pene?

Si ya has tomado la decisión de depilarte esta zona íntima, te diremos qué cosas necesitas para una depilación perfecta:

  • Necesitarás una cuchilla o una máquina para depilar. En caso de que sea una cuchilla, la ideal para este trabajo es la que tiene más de dos hojillas. Procura que también tenga una banda lubricante, esto hará que la cuchilla pueda deslizarse por tu piel con mayor facilidad.
  • Calienta un poco de agua y colócala en un recipiente para aclarar la cuchilla y eliminar el exceso de vello tras cada rasurada.
  • También necesitarás espuma o gel para depilar. Si decides usar gel, trata de que este sea transparente. Eso te ayudará a visualizar bien la parte que estás depilando y, como se trata de una zona muy delicada, es más que necesario que así sea.

pene

Además, no uses cualquier espuma o gel para depilar. Existen unos que son especiales para las zonas íntimas. Su composición es ideal para el cuidado de ese tipo de piel. Esas son las ideales para la depilación del pene.

  • Quizás necesites usar un espejo. Esto es para que puedas ver el pene desde cualquier ángulo, hasta las partes más complejas y así garantizar una depilación perfecta. Puede que al principio te cueste manipular el espejo y la cuchilla al mismo tiempo, pero a medida que te vayas depilando irás dominando la técnica.
  • También vas a necesitar una crema humectante para aplicarla luego de la depilación. En el mercado hay muchos tipos de cremas, pero procura que la que elijas tenga propiedades antinflamatorias, ya que esto ayudará a la recuperación de tu piel.
  • Usa polvo talco para refrescar tus partes íntimas. Aplícalo después de la crema humectante.
  • Escoge tu ropa interior más cómoda. Así evitarás las dolorosas rozaduras y también que pueda infectarse un poro por causa de ellas.

Como ves, depilarse el pene puede ser pan comido. Pero recuerda que esta tarea no debe hacerse apresuradamente. Depílate el día que tengas libre o, si te parece mejor, puedes hacerlo en la noche, cuando no tengas planificado salir nuevamente.

Consejos para depilarte el pene

Si después de depilarte el pene por primera vez te quedan ganas de seguir haciéndolo, debes tener en cuenta algunas cosas. Por ejemplo, la frecuencia de la depilación.

pene

Es importante que le permitas a tu piel que se recupere. Depilarte con mucha frecuencia podría debilitar tu piel y causar irritaciones. Tal vez observes que comienzan a aparecer puntos rojos, el color de tu piel cambie y sientas mucho ardor.

Es cierto que la frecuencia de la depilación va a depender de tus gustos. Sin embargo, si quieres lucir siempre impecable, tendrás que someterte a esta rutina con pocos días de diferencia.

Recuerda que, como estás usando una cuchilla, el vello demorará poco tiempo en volver a salir y, la próxima vez que lo haga, será más grueso que como lo era al principio, antes de que decidieras depilarte.

Ahora bien, si no te importa llevar un poco de vello y quieres dejar que tu piel descanse, puedes depilarte cada 15 o 20 días. Tal vez para alguna ocasión especial que tengas programada, quizás una noche romántica con desayuno incluido.

No uses la misma cuchilla que tienes para depilar tu cara. Lo más recomendable es que tengas una cuchilla especialmente para depilarte el pene. Luego que la hayas usado, sécala bien y guárdala hasta la próxima depilación, pero no la uses muchas veces.

A medida que las vas usando, las cuchillas tienden a perder el filo y esto te ocasionarían irritaciones. Una cuchilla nueva tiende a hacer la depilación mucho más sencilla porque quizás solo necesite una pasada.

Para ir preparando tu piel, días antes de la depilación, puedes exfoliarla usando alguna crema especial o una mascarilla casera. Puedes hacer una a base de avena y azúcar. Esto permitirá que los poros se abran y que salgan los vellos encarnados.

Si sigues al pie de la letra cada una de las sugerencias que te hemos dado, de seguro la experiencia de la depilación será satisfactoria. Podrás tener un pene libre de vello y sentirte cómodo para cualquier encuentro íntimo. Eso sí, recuerda ser muy cuidadoso.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.