Depilarse con cera es un método económico y eficaz para quitarte los pelos del cuerpo, tanto si eres hombre como mujer. Sin embargo, es un método que requiere de cierta preparación y cuidados para que sea totalmente efectivo.

La piel es una parte del cuerpo muy grande y muy sensible y por lo tanto, ha sido cubierta por vello para protegerla.Sin embargo,en estos tiempos que corren, el vello ha dejado de ser necesario y es hasta antiestético, así que una depilación puede permitirte aumentar tu atractivo en cuestión de minutos.

La depilación con cera te llevará poco tiempo y será muy efectiva y barata. Lo único malo que te dolerá, pero te dolerá sólo durante un rato y será más grande la impresión que el dolor real que te causará después.

Este artículo seguro que también te interesará: Cómo reducir el dolor en la depilación.

Si siempre te has querido depilar y no sabes cómo hacerlo, no te preocupes, ya que hoy te vamos a enseñar con todo detalle y paso a paso, cómo te puedes depilar con cera, para que este verano luzcas un cuerpo espectacular y libre de vello corporal.

Instrucciones para depilarte con cera

  1. Preparar y exfoliar la piel:
    Lo primero que debemos saber a la hora de depilarse, es que no podemos depilar directamente, es decir,que antes tenemos que hacer una pequeña preparación de la piel. Esto se hace por dos motivos: En primer lugar, vamos a facilitar que los poros de la piel se abra, algo que va a causar que el pelo salga mucho más fácil y en segundo lugar, vamos a evitar que la piel se irrite, ya que al hacer menos esfuerzo a la hora de arrancarlo, vamos a evitarlo. Lo que debemos hacer es hacer una exfoliación de la piel, algo que podemos hacer fácilmente con una solución a base de granos de azúcar o sal y agua, junto con un poco de zumo de limón. Gracias a esto, vamos a abrir el poro y a hacer que luego no haya ni pelos enquistados, ni nada parecido, así como eliminar los puntos negros y los granos, algo que sin duda nunca está de más.
  2. Preparar la cera:
    La depilación con cera es la más efectiva que existe, tanto por la duración,como por la eficacia, no dejando ni un solo pelo si se hace bien. Sin embargo,hay que realizar una preparación especial, ligeramente distinta y más complicada que preparar otro método de depilación. Te vamos a explicar los dos métodos más conocidos para depilar, es decir, cera fría y cera caliente.

    1. Cera fría:
      La cera fría es el solución más rápida y económica, la cual aunque no sea tan eficaz como la cera caliente, es más rápida y fácil de usar. La cera fría viene en tiras, las cuales venden en cualquier supermercado o establecimiento especializado en estética. La cera fría se debe calentar un poquito frotando con las manos y luego simplemente se debe poner sobre la piel, justo como explicaré más abajo. No calientes este tipo de cera de otra forma, ya que quedará inservible.
    2. Cera caliente:
      La cera caliente en cambio es el método más eficaz, el cual se realiza con cera a una temperatura mayor, la cual se agarra mejor al pelo. Esta cera se debe preparar calentándose, pero no demasiado, ya que si cometes el error de hervirla, se puede deshacer y abrasarte la piel en el peor de los casas. Calienta la cera hasta que esté tibia, a la temperatura a la que te sueles duchar aproximadamente y luego aplícala antes de que se enfríe, ya que sino no agarrará correctamente.
  3. Cómo poner las tiras:
    Ahora es el turno de poner las tiras o la cera, ya que vamos a proceder a depilarnos ya de una vez por todas. El truco está en colocar la cera en la dirección en la que crece el pelo, ya que de esta manera vamos a poder arrancar el pelo de raíz, es decir, permitir que salga todo de la mejor forma posible. Si lo ponemos mal, se van a quedar pelos sueltos,algo que no nos interesa sin lugar a dudas, en cambio, si lo ponemos bien, vamos a hacerlo más rápido y no vamos a tener que repasar tanto,algo que evitará la irritación de la piel y nos quedará un mejor resultado.
  4. Depilar:
    Ahora que ya lo hemos colocado,es el turno de depilarnos para que todo nos quede bien y así podamos lucir un cuerpo estupendo sin ningún tipo de pelo. Básicamente hay que tener en cuenta dos cosas.

    1. Tirar de una sola vez:
      En primer lugar, debemos hacer un tirón fuerte para que arranque los pelos, es decir, olvídate de eso de tirar a medias o de tirar suave y aguanta el dolor. El tirón debe ser de una sola vez y te aviso que te dolerá, pero también te digo que el dolor se va enseguida. Si todo ha salido bien, debería haberse quitado el pelo de esa zona sin ningún tipo de problema, aunque no siempre es así.
    2. Repetir y repasar las zonas que han quedado mal:
      Por este motivo debemos mirar este segundo punto, es decir, repasar las zonas en las cuales no ha quedado del todo bien nuestra depilación. Una vez que hayamos realizado el primer paso en todo el cuerpo que queramos depilar, hay que repasar a ver si han quedado pelos sueltos o zonas mal depiladas. Aquí puedes quitar los pelos con pinzas si son pocos o pasar la cera otra vez, aunque aumentará la irritación de la piel.
  5. Cuidados posteriores:
    Ahora ya podemos tener un cuerpo depilado y listo para lucir, sin embargo, hay que tener en cuenta todavía algunos cuidados más, ya que sin duda alguna, te va a ayudar a lucir mejor y a evitar daños en la piel a largo plazo.

    1. Aceite de lavanda e hidratación:
      La hidratación posterior es fundamental, ya que la piel está irritada por el esfuerzo de la cera. El aceite de lavanda es muy bueno para esto, ya que ayuda a disminuir la irritación de la piel. Además de usar aceite de lavanda, te aconsejo usar otro tipo de aceites hidratantes, como por ejemplo aloe vera, el cual te ayudará a reparar el daño en la piel. Date éstos aceite todos los días durante una semana y verás como no hay apenas irritación.
    2. Evitar el sol en unos días:
      Se que quieres ir a la playa ya de golpe a enseñar tu cuerpo, sin embargo,no debes correr tanto y debes esperar un poco antes de que te de el sol. La razón es de nuevo la irritación, ya que la piel debe de reposar un poco. Yo esperaría por lo menos tres días antes de pisar una playa, tiempo escaso realmente, ya que en estos días apenas te crecerá pelo y podrás lucir igual de estupendo y sin ningún tipo de irritación.
    3. Cremas reductoras:
      Si quieres que la depilación te dure más tiempo, puedes usar una crema reductora, la cual sirve para favorecer el que salga menos pelo, algo que te servirá para estar más tiempo sin recurrir a la cera. Esto te va a ayudar a poder aguantar más, incluso todo el verano en muchos casos, sin depilar y por lo tanto, sin irritar tanto la piel.

¿Te ha gustado?