Solemos disfrutar del clima, durante primavera y verano nos encanta tomar el sol por largos periodos, en otoño amamos dar paseos en medio de vientos secos y en invierno nos encanta abrigarnos y ser parte del ambiente frío. Blanquear la piel ayuda a  que luzca mejor.

Sin embargo, la exposición constante a los cambios de clima puede llegar a arruinar nuestra piel y mancharla; incluso el paso de los años hace que nuestra piel pierda sus propiedades naturales y esto contribuye a que ésta se manche.

No te preocupes, no necesitas esconderte en casa para tener una piel hermosa, lo que necesitas es buscar en casa un par de productos para regresar el tono natural de tu piel, si te ha surgido la duda ¿Cómo blanquear la piel con remedios caseros? Te recomiendo que te quedes en este espacio porque tengo excelentes consejos.

Hoy te daré un par de tips para que aprendas cómo blanquear la piel con remedios caseros, lo mejor de estos consejos es que necesitarás productos que están al alcance de la mano, son naturales, baratos y son muy fáciles de aplicar.

Que Necesitas

Para responder tu duda sobre ¿cómo blanquear la piel con remedios caseros?, comenzaremos con una lista completa de los ingredientes naturales que necesitamos para blanquear la piel, toma nota para que tengas preparado tu kit de belleza natural:

  • 250 gramos de yogurt natural.
  • 1 pepino fresco.
  •  4 cucharadas de miel
  • 1 limón
  • 1 naranja
  • 200 mililitros de leche.

Suena delicioso y nutritivo, ¿cierto?, pero no lo vamos a comer ni beber, vamos a preparar nutritivas mascarillas naturales para aclarar nuestra piel.

Instrucciones

Como blanquear la piel con remedios caseros

Me imagino que ahora tu duda es ¿cómo blanquear la piel con remedios caseros tan variados? En primer lugar, no vamos a mezclar  todos los ingredientes, los vamos a utilizar de forma separada y utilizar sus propiedades de la mejor manera posible. Empecemos con la primera tanda de ingredientes.

Yogurt y pepino

Vamos a hacer del pepino un gran aliado para nuestra piel, el pepino contiene vitamina A, C y E, estas vitaminas son excelentes antioxidantes y renegadoras de la piel, nos ayudarán a recuperar el tono natural de nuestra piel y, no solo eso, obtendremos una piel más sana y tersa.

Por su parte, el yogurt contiene una gran cantidad de grasa natural, la cual, a diferencia de la grasa animal, ayuda a mantener nuestra piel hidratada y exfolia de manera natural las capas de nuestra piel.

Ahora que sabemos cómo funcionan los ingredientes, pasaremos a la preparación, la cual es muy fácil. En un recipiente limpio y seco, vamos a vaciar 50 gramos de yogurt, el resto lo vamos a colocar en una licuadora y vamos a mezclarlo con el peino fresco.

Antes de colocar el pepino, lo vamos a lavar perfectamente y le vamos a retirar la cáscara.

A continuación, en nuestra cara perfectamente limpia y seca, vamos a colocar la mascarilla. Esta mascarilla la vamos a tener en nuestro rostro por 20 minutos, cuando haya transcurrido ese lapso enjuaga con agua tibia.

Ahora seca perfectamente con una toalla limpia, asegúrate de siempre utilizar una toalla exclusiva para tu cara, ya que el PH del resto de tu piel es muy diferente al de tu rostro y puede contaminarlo con diferentes bacterias.

Es recomendable que esta mascarilla la utilices 3 veces por semana, en un par de días verás los excelentes resultados.

Miel y limón

  1. ¿Miel con limón? Sí, lo sé, suena a tónico para curar la tos y otras enfermedades de las vías respiratorias, pero no es así. La miel es un excelente exfoliante y además sirve para retirar las impurezas de la piel, tales como los puntos negros.
  2. Por su parte, el limón contiene grandes cantidades de vitamina C, y como ya te lo habíamos comentado, esta vitamina es renegadora de la piel. Ahora que entendemos cuál es la función de estos ingredientes, pasemos al siguiente punto que es la preparación.
  3. Vamos a exprimir el jugo de limón en un recipiente limpio y seco. Ahora vamos a agregar las cuatro cucharadas de miel, si la miel está muy espesa puedes ponerla unos minutos a fuego lento.
  4. Mezclamos perfectamente los ingredientes hasta obtener una mezcla uniforme, la colocamos en nuestro rostro limpio y seco, si lo deseas también puedes poner parte de la mezcla en tu cuello.
  5. Algo muy importante a tomar en consideración, es que cuando utilizamos cualquier mascarilla hecha con limón, es necesario aplicarla solo en las noches, pues el exponerte al sol mientras  tienes limón en la piel puede resultar contraproducente.
  6. Tu piel puede sufrir pequeñas quemaduras y lejos de aclarar tu piel harás que aparezcan manchas que no se eliminen de forma tan sencilla.
  7. Esta mascarilla puedes dejarla actuar durante toda la noche, y al amanecer la retiras con agua tibia. Si la mascarilla no se desprende fácilmente, te recomiendo utilizar jabón neutro.
  8. Es recomendable que apliques esta mascarilla sólo dos veces a la semana. Los cambios en la piel serán notables: piel libre de impurezas, piel libre de exceso de grasa, piel más clara y tersa.

Naranja y leche

  1. La naranja, al igual que el limón, tiene grandes cantidades de vitamina C y además tiene muchos minerales, lo cual lo hace un excelente ingrediente para aclarar la piel y mantenerla saludable. Por su parte, la leche contiene ácido láctico, el cual es recomendado  para exfoliar la piel y mantenerla bien hidratada.
  2. Jugo de naranja y leche no vamos a mezclar. Vamos a hacer algo mejor, vamos a rayar la cascara de la naranja que es donde se concentra la mayor cantidad de nutrientes.
  3. Colocamos la ralladura en un recipiente limpio y vaciamos los 200 mililitros de leche. A continuación  mezclamos perfectamente  los ingredientes y colocamos el recipiente en la nevera por 15 minutos.
  4. Sacamos el recipiente y con ayuda de una brocha de maquillaje  vamos a colocar la mezcla en nuestro rostro limpio. Dejamos reposar la mascarilla por 20 minutos y retiramos con agua tibia.
  5. Vamos a aplicar esta mascarilla tres veces por semana, recuerda seguir los pasos al pie de la letra para que los resultados sean los esperados.

Consejos

Aunque hayas recuperado el tono natural de tu piel y luzcas una piel tersa e hidratada, recuerda que es conveniente utilizar estas mascarillas al menos una vez por semana.

No te expongas a los cambios bruscos del clima, si vas a estar mucho tiempo en la intemperie, siempre lleva contigo bloqueador solar.

Una sana alimentación que incluya frutas, verduras y abundante agua ayudará a que tu piel se mantenga sana.

Utiliza maquillaje básico, no satures los poros de tu cara con mil productos de belleza, ya que generalmente éstos manchan tu piel por el exceso de químicos con los que fueron fabricados.

Ahora que ya no tienes dudas acerca de cómo blanquear la piel con remedios caseros, ya puedes crear tus propias mascarillas en la comodidad de tu hogar.

Como te has dado cuenta podemos aclarar nuestra piel en poco tiempo, sin gastar mucho dinero y lo mejor de todo es que lo lograremos de una forma natural. Ser bella es muy fácil, inténtalo y verás los excelentes resultados antes de lo que imaginas.

Aprende también cómo maquillarte la cara.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.