Las arañas vasculares son bastante frecuentes entre las personas que tienen una mala circulación sanguínea. Es más común que se padezca entre las mujeres. Tienen diferentes denominaciones. También son conocidas como telangiectasias, varices finas o varices estéticas.

Se trata de una dilatación excesiva de los vasos sanguíneos en la capa anterior de la piel. Debido a ello la sangre se acumula en su interior y no sale adecuadamente. Como consecuencia terminan por ser visibles en la parte más superficial de la piel.  Es frecuente que aparezcan en las piernas y en la cara. En este último caso sobre todo en las mejillas.

Cuando todavía la circulación sigue avanzando por estos vasos sanguíneos, las arañas vasculares son de color ligeramente morado. Una vez que la sangre ya no llega hasta estos vasos que no funcionan adecuadamente, las arañas vasculares se quedan de color blanco.

Son muy poco atractivas a nivel estético y a nivel físico son un aviso de que nuestra circulación puede estar sufriendo graves fallos.

¿Es posible prevenir las arañas vasculares?

Sí, es posible prevenir las arañas vasculares. Solo hay que saber cómo hacerlo. En este artículo te vamos a enseñar todos los pormenores para que tu circulación funcione mucho mejor y no aparezcan estas antiestéticas telangiectasias por tu cuerpo.

Recuerda, como te decimos siempre, que en doncomos no somos médicos. Es decir, que si notas que comienzan a aparecer en tu cuerpo lo mejor es que consultes con un experto. Tu médico de cabecera sabrá orientarte y enviarte al especialista adecuado para tratar tu problema.

Si el caso está muy avanzado y te provoca serios problemas puede que tengan que operarte.

¿Que necesitas para prevenir las Arañas Vasculares?

  • Leer el siguiente artículo
  • Cuidar de tu circulación
  • Prestar atención a las instrucciones
  • Tener una vida más activa

Instrucciones para prevenir las Arañas Vasculares

  1. Mejora tu circulación sanguínea. Sin duda una de las principales causas que provocan la aparición delas arañas vasculares es una ineficaz circulación sanguínea. De ahí que si la mejoras, tengas menos tendencia a padecer este problemilla. Y nada mejor para tu circulación que seguir estos sencillos trucos:
    1. Descansar con las piernas ligeramente elevadas. Uno de los problemas de la mala circulación es que la sangre no es capaz de fluir adecuadamente. Esto suele afectar principalmente a las piernas. Para evitar este problema nada mejor que descansar con las piernas ligeramente elevadas. Por ejemplo, si te sientas en una silla o en el sofá no olvides poner las piernas en una banquetita. Si te tumbas coloca una almohada o cojines bajo los tobillos para que las piernas se eleven. Este truco también es muy bueno para las mujeres embarazadas.
    2. Al sentarte, no cruces las piernas. No hay nada peor para la circulación que sentarse con las piernas cruzadas. Esto empeora el riego sanguíneo y puede llegar a provocar no solo arañas vasculares, sino también moratones.
    3. Estimula la circulación cuando pases muchas horas sentado o de pie. Tan malo es estar mucho tiempo sentado como mucho tiempo de pie. Por ello, si tu trabajo te obliga a mantener estas posturas no olidas realizar ejercicios para facilitar la circulación sanguínea. Puede ser algo tan sencillo como cambiar la posición en la que estés si te encuentras de pie. O realizar movimientos circulares con las piernas si estás sentado.
    4. Duerme con las piernas elevadas. Además de elevar las piernas cuando estés sentado o de moverlas cuando lleves mucho rato de pie, no hay nada mejor para tu circulación que dormir con ellas elevadas. Puedes conseguirlo con la explicación que te dimos antes: colocando cojines o un almohadón bajo tus tobillos para mejorar el riego sanguíneo. Puede que te resulte un poco incómodo los primeros días pero pronto te acostumbrarás.
  2. Practica algún tipo de actividad física. Normalmente las personas tendemos a tener vidas muy sedentarias. Los trabajos que se suelen desarrollar de manera habitual nos incitan a ello. Si trabajas muchas horas sentado frente al ordenador sabrás de lo que te hablo. Igual te sucederá si trabajas muchas horas de pie de cara al público. Esto es malísimo para la circulación de nuestro cuerpo y puede provocar la aparición de las arañas vasculares. Si quieres prevenirlas nada mejor que hacer ejercicio. El running está ahora muy de moda y resulta bastante económico. Sin duda correr es una gran opción. Conoce cuáles son los beneficios de correr en este artículo. Si eres de los que corren únicamente cuando pierden el autobús otro ejercicio muy completo es caminar. Puedes comenzar dando paseos de una hora diarios por tu barrio y terminar convirtiéndote en un amante del senderismo. Todo es posible. La natación también puede ayudarte a mejorar la circulación de todo tu cuerpo. Otro truco es comenzar a caminar siempre que puedas. Desde pasear al perro a ir caminando al trabajo.
  3. Bebe mucha agua y mejora tu alimentación. No hay nada que resulte más eficaz para prevenir las arañas vasculares que mejorar la alimentación y beber mucha agua. Recuerda que en tu dieta debes de tomar por lo menos un litro y medio de agua al día. Es importante si quieres mantenerte perfectamente hidratado y que tu cuerpo funcione como un reloj. Si quieres que tu dieta sea más adecuada para conseguir una buena circulación te recomendamos aumentar la ingesta de alimentos antioxidantes y de alimentos que contengan vitamina A y C. En general puedes conseguirlo tomando menos sal y comiendo más frutas y verduras.
  4. Evita el sobrepeso. ¿Sabías que tener unos kilitos de más es una de las principales causas de la aparición de las arañas vasculares? Pues así es. Cuanto mayor es nuestro peso más dificultad tiene el organismo de mantener una buena circulación sanguínea. De ahí que las arañas vasculares aparezcan con frecuencia en personas con obesidad o algo de sobrepeso. De ahí que sea tan importante que controles tu dieta y no engordes de más. Si tienes tendencia a engordar lo mejor es que acudas a un endocrino para que te marque las pautas adecuadas para evitar este problema. Si no tienes tendencia al sobrepeso simplemente cuida tu alimentación. Ya sabes, consumiendo más cantidad de frutas, verduras y legumbres que de carnes y pescados o huevos. No olvides tomar tu litro y medio de agua al día para que todo funcione mucho mejor.
  5. Tonifica tus piernas. ¿Qué mejor para prevenir la aparición de las arañas vasculares que tonificar las piernas? Tienes multitud de ejercicios que puedes hacer tanto por la calle como desde la comodidad de tu hogar. Así que no hay excusa para practicarlos. Prueba a pedalear, a saltar a la comba, a caminar, a hacer steps o incluso a subir y bajar las escaleras cuando tengas que utilizarlas.
  6. Masajes para mejorar la circulación. No hay nada mejor para la circulación que este tipo de masajes. Si te los das de manera regular verás cómo las arañas vasculares se mantienen a raya. Los masajes circulatorios ayudan a nuestro organismo a hacer que la sangre fluya correctamente. Puedes aplicártelos tú mismo o ir a un experto. Si pruebas a hacer este tipo de masajes recuerda que son de tipo circular y que siempre han de aplicarse a la dirección de músculo. Si lo haces del revés los descolgarás. Esto es válido para todo tipo de masajes e incluso para aplicarte cremas. Si quieres un resultado mucho mejor prueba a masajear las zonas afectadas con un poquito de vinagre de manzana. Una vez termines con el masaje aplica unas compresas con este mismo vinagre en las zonas donde veas que tienes alguna de estas arañitas. Otro truco consiste en usar gel de aloe vera. Si tienes aloe vera en tu casa usa directamente el líquido que contiene cuando partes sus hojas. Debes dejar que el gel o el vinagre impregnen tu piel durante al menos 15 minutos.
  7. Usa ropa y calzado cómodo. Para prevenir las arañas vasculares ya has visto que en todos los casos los consejos que te hemos dado sirven para mejorar tu circulación. Pues este, aunque no lo creas, también. Evita la ropa muy ajustada para que la sangre circule libremente por tu organismo. Lo mismo sucede con los pies. Has de utilizar un calzado cómodo para que la sangre circule adecuadamente. Además de cansarte menos te encontrarás mucho mejor. En cuanto al calzado no te lances a por zapatos completamente planos. Esto es malísimo para tu espalda. El calzado siempre ha de tener algo de suela. Por lo menos unos tres centímetros. Si eres chica lo mejor es que lleves un calzado cómodo con un tacón bajo. Sin embargo has de evitar los tacones algos y muy finos pues no ayudan para nada a tu circulación. Puedes ponértelos de vez en cuando pero no de forma habitual. Si eres de llevar taconazos prueba con las cuñas o los zapatos con algo de plataforma. Tus piernas te lo agradecerán.
  8. Usa protección solar. Sí, has leído bien. La protección solar es imprescindible para prevenir la aparición de las arañas vasculares. Si de hecho ya las tienes y no proteges la zona afectada terminarás por empeorar el problema. Las venas quedarán más marcadas y tu piel se afeará más. De ahí que siempre, siempre, SIEMPRE, salgas con protección solar. Además es mejor que no tomes el sol de 12.00 a 16.00. En este horario los rayos solares son verdaderamente peligrosos para tu piel. Usa siempre un factor 50. De este modo no solo evitarás la aparición de manchas en la piel y el empeoramiento de tu problema con las arañitas. Sino que además te servirá para prevenir un cáncer de piel. Recuerda usar crema hidratante tras la exposición al sol.

Consejos para prevenir las Arañas Vasculares

Esperamos que estas instrucciones te sirvan para evitar las arañas vasculares. Un último consejo es que no consumas alcohol. Es más frecuente que este tipo de problema circulatorio aparezca en aquellas personas que toman alguna bebida alcohólica. Incluso en aquellos que lo hacen solo de forma puntual y no de manera habitual.

El alcohol afecta mucho al aspecto de nuestra piel y a nuestro sistema circulatorio. De ahí que sea mejor no consumirlo para prevenir la aparición de las arañas vasculares. Si eres un consumidor ocasional no te costará nada dejar de tomar una cerveza u otra bebida. Puedes sustituirla fácilmente por cualquier refresco. Cuida que este no tenga un nivel elevado de azúcar en su composición.

Esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda. Si quieres conocer otros igual de interesantes te animamos a que visites nuestra sección de belleza.

Igualmente, si tienes otros consejos sobre cómo prevenir este problema, no dudes en compartirlos con nosotros. Puedes hacerlo por medio del apartado de comentarios. Lo encontrarás justo al final de este artículo. Tus consejos pueden ser muy útiles para que otra persona sepa cómo luchar contra este antiestético problema.

Como siempre, te damos las gracias por leernos.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.