TRUCO 1: Manzanilla,nogal, henna y café.

Tonos claros o rubios: 1 litro de agua y 3 bolsitas de manzanilla (de infusión).

Hervir el agua, y añadir las tres bolsitas de manzanilla, dejar reposar unos 3 minutos. Retirar del fuego y dejar que se enfríe. Echar sobre el cabello y masagear, asegurándonos de que quede bien repartido por todos lados. En el caso que solo queramos reflejos, escoger los mechones de pelo y utilizar una brocha.

Mantener en el pelo durante unos 40 minutos y aclarar con agua, posteriormente lavar de manera normal. Podemos repetirlo un par de veces por semana..

Tonos castaños: 1 litro de agua y Tres cucharadas de hoja de nogal (30 g).

Hervir el agua y agregar las hojas de nogal, dejar que hierva durante 20 minutos. Pasado el tiempo apagar el fuego, retirarlo y dejar que se enfríe. Colarlo y aplicarlo en el cabello. Dejar actuar durante 30 minutos y aclarar con abundante agua. Podemos repetirlo 3 veces al mes.

Lavar el cabellos con agua templada y cuando estemos terminando echar unos chorros de agua fría tanto en la raíz como en el resto del pelo, así se activa su crecimiento. Al secarlo con la toalla, no frotarlo de manera brusca. Es preferible evitar el secador y dejarlo secar al aire libre.

Tonos rojizos: 50 gr de henna en polvo  y 60 ml de agua.

Lo mezclamos en un recipiente, lo cubrimos con un plástico, y lo dejamos reposar durante 12 horas. Pasado el tiempo lo destapamos y echamos un poco más de agua, hasta conseguir una consistencia espesa para esparcir por el cabello. Es importante, que el cabello este limpio, a continuación echamos la henna por el cabello, como si fuera un tinte, cubrimos el cabello con un gorro o con un plástico y dejamos actuar durante 4 horas, y por último aclaramos con abundante agua.

Tonos oscuros: 2 vasos de agua (500 ml) y 5 cucharadas de café molido (50 g)

Preparar café y dejar que se enfríe. Con el pelo seco, aplicar el café por todo el cabello y esperar 30 minutos. Pasado el tiempo enjuagar con agua y después lavar normalmente. Podemos repetirlo 1 vez a la semana

TRUCO 2: Aceites esenciales.

Aceite de jojoba: es muy bueno bueno para el cabello seco y ayuda a mantener el color, pues la mayoría de los tintes se van perdiendo fácilmente con los lavados. Es uno de los mejores aceites capilares.

Echamos una buena cantidad en las manos y lo frotamos con las palmas, lo aplicamos por todo el cuero cabelludo y nos ayudamos de un peine para repartirlo de manera uniforme.Se puede aplicar en el cabello húmedo o en el cabello seco, en ese caso solo se echaría en las puntas.

Aceite de argán: debe ser 100% puro, pues así sus beneficios serán mayores. Restaura y rejuvenece el cabello y ayuda a que el color del tinte dure por mucho más tiempo, dándole intensidad y aportándole brillo.

Lo usamos echándolo directamente en el cuero cabelludo, desde la raíz hasta las puntas, siempre de arriba a abajo. Dejarlo actuar durante 1 hora y enjuagar con agua, posteriormente lavar con champú.

Aceite de coco virgen extra: se caracteriza por tener ácido hialurónico y ácidos grasos, que restauran el cuero cabelludo además de contar con propiedades antimicrobianas, ayuda al crecimiento del cabello, lo fortalece y revitaliza y es muy beneficioso para normalizar el color del pelo.

Echamos el aceite por todo el pelo, y lo dejamos actuar durante 1 hora, a continuación aclaramos con agua tibia y lo lavamos normalmente. Podemos repetir el tratamiento dos veces por semana.

Los beneficios que aportan los aceites esenciales son muchos, además de mantener y mejorar el color,aportan fuerza, son muy saludables, lo mantienen nutrido, y tienen numerosas propiedades calmantes, antinflamatorias, antisépticas e hidratantes.

TRUCO 3: Limón y canela.

Limón: Es un cítrico muy usado para el aclarado del cabello, y obtener reflejos dorados y aportar brillos y luminosidad al cabello.

Cogemos un medio litro de agua 2 limones y una cucharada de sal. Exprimimos los limones, lo colamos eliminando la pulpa y los pipos, lo mezclamos con el agua y la sal, lo introducimos en un spray y lo esparcimos por el cabello, o por los mechones que queramos aclarar. Dejamos actuar durante 30 minutos y enjuagamos con agua. Este proceso lo podemos repetir una vez por semana.

Es recomendable que durante el tiempo que se tiene el limón en el pelo, lo pongamos al sol, pues ayudara a que el aclarado sea más rápido.

Canela: se usa también para aclarar el pelo y conseguir bonitos reflejos color miel.

Cogemos 2 cucharadas de canela en polvo, 1 de miel y medio litro de agua, lo mezclamos todo hasta que quede homogéneo y lo echamos en un pulverizador , lo repartimos por todo el pelo y lo dejamos actuar durante 2 horas.Posteriormente lo enjuagamos con abundante agua.

Todos estos trucos son naturales y usándolos con constancia,conseguiremos cuidar nuestro cabello y podremos conseguir un color de pelo bonito sin necesidad de recurrir a productos químicos ni peluquerías

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.