El oro es un elemento químico que ocupa la onceava posición de la tabla periódica. Se suele encontrar en estado puro formando pepitas o polvo de oro en los ríos. La palabra oro proviene del latín aurum y su símbolo químico es AU.

Es considerado el principal metal precioso y se utiliza en aplicaciones de todo tipo en nuestra vida diaria. Se usa desde tiempos inmemoriales en la creación de monedas y joyas. En la antigüedad se creía que ingerir alimentos combinados con polvo de oro podía alargar la vida de las personas. De hecho, durante la peste negra que asoló a Europa, muchos alquimistas pensaron que recetando oro podrían curar a las personas que contraían la peste. La codicia por conseguir este metal llevó a los alquimistas a una loca carrera contra reloj para hallar la sustancia alquímica por excelencia, la piedra filosofal, capaz de convertir cualquier metal en oro, además de tener propiedades regenerativas y de ser considerado un elixir de la vida. Aunque jamás lograron dar con ella, en su estudio hallaron muchos elementos químicos muy interesantes, como el plomo, el mercurio, el sulfuro o el cobre.remate de oro

El oro y sus usos

Es un metal conductor de electricidad muy codiciado y su resistencia a la oxidación ha permitido que se use para asegurar las conexiones eléctricas. Actualmente ha dado el salto a la estética, utilizando en tratamientos para mejorar el aspecto de nuestra piel a través de su uso en cremas. Sigue siendo un símbolo de riqueza y poder, por lo que no es de extrañar que hoy en día todavía haya muchos excesos que van asociados a su consumo. Por ejemplo, en las locas fiestas de Ibiza es común consumir botellas de champán de más de 6000€ con unas gotas de este metal. En repostería creativa y de alto standing también tiene su hueco. Y por supuesto no hay que olvidar su uso en la joyería, que sigue vivo a lo largo de los siglos.Cómo saber si es oro – 5 consejos

Siempre se dice que una forma de tener algo de dinero es adquirir oro. Su valor suele aumentar con el paso de los años, así que es una inversión bastante segura. Si tienes alguna pieza y no sabes si realmente se trata de este metal, aquí van 5 consejos que te sacarán de dudas. ¡Comencemos!

Instrucciones para saber si es oro

Estos pasos son infalibles para averiguar si es oro todo lo que reluceCómo saber si es oro – 5 consejos

  1. Muerde. No es extraño ver películas de gánsteres donde muerden anillos para averiguar si se trata de oro de verdad. Esto se hace porque el oro es un metal maleable en el que quedan fácilmente registradas las marcas. Si muerdes una pieza de oro con cuidado para no dañarte los dientes, en teoría debería de quedar la marca. Cuanto más profunda se ésta, mayor es la pureza de la pieza.
  2. Utiliza cerámica. Puedes hacer esta prueba usando cualquier suelo de cerámica de tu vivienda, aunque te advertimos de que quedará marcada. Si lo prefieres, puedes ir a cualquier centro tipo Leroy Merlin a comprar una pieza para tus experimentos. Lo único que tiene que hacer es rallar la superficie con tu objeto de oro. Si al hacerlo queda una marca dorada, eso significa que es auténtico. Si por el contrario la marca es negra estaremos ante un trozo de oro falso.
  3. Usa ácido nítrico. Ojo con esta técnica, este ácido es altamente corrosivo y puede ocasionar graves quemaduras en las personas que lo manipulan. Lo mejor, si quieres hacer esta prueba, es que acudas a un joyero especializado que se encargue de hacerla. Lo único que hay que hacer es someter tu pieza de oro al contacto con este ácido. Suele hacerse en un recipiente de acero inoxidable y con ayuda de un cuentagotas. Si al tocar el oro surge una especie de color verde, se tratará de una pieza falsa. Si por el contrario al contacto entre el ácido nítrico y tu pieza el líquido se torna en color blanco, estaremos ante una pieza de oro.
  4. Utiliza un imán. Necesitarás un imán fuerte que podrás adquirir en cualquier ferretería. Sólo has de aproximarlo a tu pieza de joyería y esperar la reacción. Si ésta se siente atraída, sin duda tu objeto será falso. El oro no es magnético, por lo tanto no debería de suceder absolutamente nada. Ten en cuenta que no se trata de una técnica infalible, pues se pueden utilizar otros metales que no sean magnéticos para hacer una buena imitación.
  5. Mira con detenimiento y busca decoloración. Si ves que tu objeto tiene algunas partes descoloridas, ten por seguro que no se trata de oro. Las piezas falsas pierden el baño de oro con el paso de los años y dejan al descubierto su verdadera naturaleza. Una auténtica pulsera de oro, por ejemplo, jamás se decolorará aunque tenga 100 años de antigüedad.

Consejos para saber si es oro

Una última curiosidad.

¿Sabes cuál es el oro más caro? Si, El oro blanco.

¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.