Las estrías son marcas en la piel producidas por el estiramiento repentino de la misma y suelen aparecer cuando engordamos o adelgazamos rápidamente. Un claro momento en el que aparecen las estrías es en el embarazo, en el que el vientre de la mujer empieza a crecer más de lo normal y la piel comienza a estirarse.

Los dos puntos donde suelen asentarse las estrías son en el vientre y en los muslos y afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque estas segundas lo sufren más debido a sus cambios hormonales como el ya mencionado embarazo o durante la menstruación o menopausia, momentos en los que se producen mayores cambios de peso y, por lo tanto, pueden aparecer las estrías.

Una vez aparecen es bastante complicado quitarlas porque una estría es el resultado de una piel que se ha estirado más de lo debido, por lo que aunque esa piel vuelva a su ancho normal, es decir, si hemos engordado mucho y luego adelgazamos, esa estría va a seguir ahí porque la piel ya ha sido estirada. Es difícil quitarlas, pero tampoco imposible.

Estos dos artículos también te pueden interesar: Remedios Caseros para las Estrías y Cómo Eliminar las Estrías con Remedios Caseros

Hay tratamientos que mejorar visiblemente el aspecto de la piel, pero como ocurre en todo, no les sirve a todas las personas por igual. Lo que hay que tener en cuenta es que los tratamientos para quitar las estrías son lentos, es decir, hay que ser muy constantes en la aplicación de las cremas recomendadas porque si no no servirá de nada.

Aquí te damos algunos trucos y medicamentos para que sepas cómo quitar las estrías en caso de que sufras de ellas, eso sí, tendrás que tener paciencia.

Instrucciones para quitar las estrías

  1. Bebe mucha agua. Tanto si ya las tienes como si las quieres evitar es muy importante que bebas agua. El agua ayuda al cuerpo a estar hidratado y cuando más hidratado estés, más difícil es que salgan estrías. Esto ocurre porque la estría aparece por la falta de elasticidad de la piel y con el agua la piel se vuelve más elástica.
  2. Realiza ejercicios. Como se ha mencionado una estría aparece porque la piel no era lo suficientemente elástica en la zona y se ha producido esa marca en la dermis. Si realizas ejercicios para favorecer a que tu piel sea más elástica, aunque engordes tu piel estará preparada para ello y si te acaban saliendo, no serán ni tantas ni tan grandes como si no hubieras ejercitado.
  3. Exfolia tu piel. Para ello puedes comprar productos ya hechos o prepararte tú mismo el exfoliante. Con la exfoliación eliminas la piel muerta y las toxinas de tu cuerpo, si preparas un ungüento y te lo aplicas un par de veces por semana, verás como poco a poco eliminas las estrías. Como para exfoliar necesitas algo grueso que arrastre, usaremos azúcar, aunque también puedes usar sal si lo prefieres. Mezcla el azúcar con jugo de limón y échalo por la zona afectada y frota durante cinco o diez minutos. Cuando ya lo hayas hecho, lava la zona. Puedes aprovechar para hacerlo antes de la ducha, y así después del baño puedes echarte también alguna crema para calmar la piel.
  4. Aloe vera. La planta de aloe vera es conocida por tener beneficios medicinales. Cuando una persona se hace una herida en la piel y le ha quedado marca se echa un poco de aloe vera y con el tiempo la marca se va reduciendo. Es más efectiva cuando más reciente es la herida. Pues lo mismo ocurre con las estrías. Cómprate una crema de aloe vera, pero evita las de supermercado que tienen demasiado proceso químico, cuanto más natural sea la crema, mejor, incluso si puedes, cómprate una planta y extrae tú mismo el líquido de sus hojas para hacerte tu propio aloe vera. Échate la crema varias veces al día haciendo que absorba bien la piel con estrías el ungüento y hazlo hasta que veas que las marcas en la piel van desapareciendo. Este artículo te puede interesar: Cómo Usar Aloe Vera para las Estrías
    Cómo quitar las estrías
  5. Patatas. Estos tubérculos tienen vitaminas, minerales y ayudan a restaurar la piel. Por lo que puedes pelar una patata y restregarla por la zona afectada. Aunque para que sea más cómodo también puedes hacer un puré con ella y echártelo por la zona afectada durante unos diez o quince minutos para que surta efecto.
  6. Usa aceite de oliva virgen extra para acabar con las molestas estrías. El aceite mejora la circulación sanguínea. Así que calienta un poco de aceite y aplícatelo en la piel para que absorba sus vitaminas A, D y E. Si además quieres usarlo como crema, lo que puedes hacer es una mezcla con aceite, agua y vinagre, para que te lo puedas echar todas las noches antes de irte a dormir y que actúe mientras descansas.
  7. Cirugía. Si tienes unas estrías que te molestas mucho, no por el dolor ya que no duelen, sino por su efecto visual, también puedes recurrir a la cirugía. Del mismo modo que el láser acaba con la tinta de los tatuajes, también existen operaciones para quitar las estrías.
  8. Claras de huevo. Tienen muchas proteínas y aminoácidos y ayudan a reestructurar la piel. Así que coge dos huevos y separa las claras. Ahora bátelas y, con la zona afectada limpia, aplícatelo con un pincel o con la misma mano. Espera a que se seque la mezcla y entonces ya puedes lavarte la zona.

Si quieres eliminar las estrías tendrás que ser muy constante y sobre todo no preocuparte de que esas marcas estén en tu piel porque muchas personas las tienen. Solamente aprende a vivir con ellas e intentar quitarlas con el remedio que mejor se adapte a tu piel.

Consejos para quitar las estrías

  • Si ves que tienes estrías no esperes más tiempo. Cuanto más tiempo pase desde que aparecen hasta que haces algo para acabar con ellas, más tiempo van a tardar en irse, porque no es lo mismo cuando la herida está reciente que cuando se ha asentado en la piel. Así que si ves que tienes las marcas en la piel, prueba con alguno de los remedios mencionados.
  • Es posible que por muy constante que seas no te sirva ninguno de los remedios porque cada tipo de piel es diferente. Por regla general las cremas de aloe vera siempre suelen hacer efecto, pero como en cada piel tiene unos resultados diferentes no se puede asegurar del todo.
  • Antes de decantarte por la operación para quitarte las estrías, piénsatelo muy bien. Considera que si ahora tienes estrías porque has engordado o has perdido peso y te las quitas, si tu cuerpo vuelve a sufrir cambios de peso es probable que de nuevo vuelvan a aparecer. Por lo que te habrás gastado mucho dinero de manera innecesaria. Puede que te salgan en el mismo lugar o en otro, pero si cada vez que te salgan decides recurrir a la operación tendrás que estar más pendiente de tu peso para que no vuelvan a aparecer.
  • No te preocupes por esas marcas en la piel. No son bonitas pero son inevitables. Asume que las tienes y aplícate cremas y ungüentos para intentar reducirlas, pero tampoco te obsesiones. Casi todo el mundo tiene estrías, es algo muy común, y aunque te parezca horroroso es algo natural.
  • Puedes preguntar a tu círculo cercano si se aplica algún tipo de crema para las estrías. Quizá la respuesta más común sea aloe vera, pero puedes llevarte alguna sorpresa y que sus consejos te ayuden.
  • Si decides comprar una planta de aloe vera para hacer tú mismo la crema y usar su líquido, antes de llevártela a casa mira los años de la planta. Tiene que tener por lo menos tres años para que puedas usar sus hojas y cuando vayas a cortarlas para extraer el líquido tendrás que hacerlo desde las hojas del fondo a las primeras, así cortarás primero las más viejas y dejarás crecer a las más jóvenes para siguientes usos.
  • Hay que ser muy constante y persistente con estos remedios. La mayoría hay que aplicarlos varias veces al día y requieren de tiempo porque hay que hacer la mezcla, aplicarla, esperar a que se seque y después limpiar la zona. Por lo que puedes estar una media hora con ello. Pero si no eres constante y lo haces solamente cuando te acuerdas no va a servir de nada.
  • Si no tienes mucho tiempo para preparar los ungüentos, también puedes dejarlos hechos, eso sí, como mucho un día antes. Aprovecha la noche anterior para preparar la mezcla del día siguiente. En el caso de la aloe vera puedes hacerlo para varios días, eso sí, después tienes que guardar la mezcla en la nevera con papel de aluminio o transparente. El resto de mezclas también las puedes guardar del mismo modo y sacarlas de la nevera un poco antes de que las vayas a aplicar.
  • Puedes consultar a un dermatólogo para que te aconseje, según tu tipo de piel, qué remedio es el que mejor se adapta a ti. Del mismo modo puedes acudir a él para que, tras unas semanas de remedios, si vea que tu piel presenta mejorías o no te están haciendo efecto.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.