Actualmente, no hay sitio que no te puedas perforar. Hacerse un piercing en el pene puede llegar a intensificar tu vida sexual. Es un lugar que solo verá quien tu quieras que lo vea, por lo que será algo muy íntimo y personal. No es para todos los hombres, ya que supone soportar cierto grado de dolor. Pero si te gusta y siempre has querido hacerte uno, aquí te explicamos como.

Tipos de piercing en el pene

Píncipe Alberto

Este tipo de piercing es uno de los más socorridos. Para hacerlo, el experto tendrá que perforar tu uretra en la base del glande y después meterá un anillo en el agujero que te ha hecho. Muchos hombres dicen que ven incrementado su placer sexual hasta cuatro veces.

Imagen de: http://www.tatuantes.com/

Imagen de: http://www.tatuantes.com/

Apadravya

Este es otro de los que más se suelen hacer los hombres. Es muy flexible y suelen hacérselo quienes practican todo tipo de posturas sexuales, ya que les permite una gran comodidad. Parece ser que este piercing no supone ningún daño para la vagina de la mujer en las relaciones sexuales y que, en cambio, es un gran estimulador vaginal. Para hacerlo, se atraviesa la punta del pene en sentido vertical. Al pasar exactamente por el punto donde sale la orina y el semen, corre un riesgo mayor de infecciones. Por eso, tiene una curación más larga y complicada.

El frenum

En este caso, se perfora la piel de la base del glande y se coloca un anillo. Es el más fácil de hacer y, según comentan los que ya se lo han hecho, proporciona mucho placer.

El ampallang

Este es uno de los más antiguos y famosos, ya que se dice que se lo hacían  las tribus de Borneo. Para hacerlo, se atraviesa la punta del pene horizontalmente. Puede pasar o no por la uretra, según lo quiera la persona que se lo haga. Requiere unos cuidados bastantes intensivos, y pueden llegar a prolongarse hasta seis meses. Es muy delicado, pero a la hora de mantener relaciones sexuales, resulta ser un gran estimulante tanto para el hombre como para la mujer.

Dydoes

Consiste en dos bolas de acero que se colocan el borde del glande. Los hombres que se lo hacen suelen decidirse por el porque resulta atractivo estéticamente a la hora de mantener sexo.

¿Cómo se hace un piercing en el pene?

Instrucciones para hacer un piercing en el pene

  1. Lo primero que tienes que hacer es informarte. Más arriba tienes los tipos de piercing más habituales que suelen hacerse. Cuando elijas uno y estés seguro de que es el más adecuado para ti, puedes pasar al siguiente paso.
  2. Es hora de elegir el tamaño. Normalmente, los piercing genitales varían desde un tamaño 12 a uno 16, donde el número más grande representa el tamaño más pequeño según la American Wire Gauge. Para que te hagas una idea, el tamaño 14 mediría unos 1,5 mm aproximadamente.
  3. Lo más recomendable es que te lo hagas en un sitio especializado. Donde un profesional que entienda y tenga experiencia te hará las perforaciones sin problemas y con un riesgo menor que si te lo hicieras tú mismo.
  4. En el caso de que quieras practicártelo tú mismo, en primer lugar debes conseguir todos los materiales. Agujas para piercing de acero quirúrgico, una joya de titanio o de acero quirúrgico de la forma que más te guste, un par de pinzas y productos de limpieza.
  5. Prepara el lugar. Lo mejor es que te lo hagas en un sitio plano y amplio, como una mesa de trabajo. Limpia todas las superficies que vayas a utilizar. Para ello puede utilizar una mezcla de una parte de lejía y cuatro de agua. Limpia todo a conciencia. No queremos que se infecte. Si las joyas y las pinzas que compraste no están esterilizadas o no estás seguro, una buena forma de lograrlo es hervirlas en una olla de agua. Después límpialas con el compuesto de lejía y agua.
  6. Ponte un par de guantes y prepara todos los instrumentos. Es hora de limpiar la piel circundante. Coge toallitas de alcohol y limpia el área donde vayas a perforarte.
  7. Con un rotulador negro marca la zona de entrada y de salida del piercing. De esta forma, te resultará mucho más fácil hacerlo. Mide la distancia con la joya que te vas a poner. Ten en cuenta que estas marcas son orientativas, ya que si te mueves cuando estés haciéndotelo, podrá cambiar el lugar de salida.
  8. Deshazte de los guantes y ponte otros nuevos. Ahora, con las pinzas, estira la piel donde has hecho la marca de entrada. Alinea ambas marcas (entrada y salida) y sujeta la piel con las pinzas de forma delicada para no hacerte daño.
  9. Saca la aguja del paquete. Es de vital importancia que esté esterilizada, ya sea que venga así de fábrica o que lo hiciste tú mismo como se indicó antes. Aplica un poco de ungüento o crema en la zona donde vayas a perforar. Esto hará el siguiente paso más fácil.
  10. Alinea las marcas con las pinzas con una mano. Con la otra, coge la aguja y alinéala con las marcas. Sujeta la aguja de forma que esté firme y cómoda en tu mano. Es muy importante que esté así para que no se mueva cuando empiece a travesar la piel.
  11. Es hora de perforar la piel. Es mejor que lo hagas en un movimiento preciso y rápido. Presiona la aguja en la piel y empújala sin dudar hasta que la veas asomar por el otro extremo uno o dos centímetros. No la saques del todo porque te servirá para pasar la joya. Ten en cuenta que te va a doler, pero una vez sientas el dolor inicial, empuja hasta que lo atravieses del todo. Si lo quedas a mitad te dolerá más.
  12. La parte más difícil ya está hecha. Ahora solo tienes que entrar la joya. Desenrosca un lado del piercing e introduce este lado por la parte posterior de la aguja hueca. Ves empujando con la joya la aguja hasta que termine todo el recorrido.
  13. Cierra el extremo del piercing y limpia todo el área con alcohol para evitar que se infecte. Desecha la aguja y ya has terminado.
Imagen de: http://www.yorokobu.es/

Imagen de: http://www.yorokobu.es/

Cuidados posteriores

Ahora debes aplicarte alcohol varias dos o tres veces al día para evitar que se infecte la herida. Según el tipo de piercing que te hayas hecho, tardará más o menos en curarse.

¿Te ha gustado?
22 usuarios han opinado y a un 45,45% le ha gustado.