Los ojos son demasiado importantes, se dice que reflejan el alma y así mismo nuestros estados de ánimo, pueden expresar alegría, tristeza, rabia u otras emociones; se hace significativo que podamos resaltar nuestra mirada, independientemente de la forma que sean nuestros ojos, por eso hoy te explicamos cómo maquillar los ojos hundidos, para que luzcas sensacional.

Los ojos hundidos son aquellos que tienen el párpado que es fijo algo más salido en comparación con la otra parte del ojo, esto hace que tengan la apariencia de hundidos.

Los ojos hundidos también son llamados ojos saltones o caídos y como ya lo dijimos, su característica se da debido a que el párpado es salido y tiene bastante profundidad en la concavidad del ojo.

El lado negativo de este tipo de ojos es que hacen que la persona se vea triste, aunque su estado de ánimo sea lo contrario, que esté feliz.

En términos generales, el maquillaje en tonalidades oscuras son las que hacen que el ojo se marque y a la vez le dé profundidad, mientras que las tonalidades claras se encargan de iluminarlos y agrandarlos.

Existen muchas mujeres que tienen los ojos hundidos y buscando disimular esto utilizan sombras de tonalidades oscuras, pero esto realmente es un gran error en la que caen muchas, porque lo que se está haciendo, cuando se maquilla la concavidad del ojo con una sombra oscura, realmente es todo lo contrario, aumentar el efecto de la profundidad de nuestros ojos y lo que se logra es que se vean aún más hundidos.

Si tienes los ojos hundidos, acá te dejamos algunos trucos de maquillaje que te pueden servir, toma lo que más te guste.

La base

Empieza lavando tu cara para luego aplicar la base; en términos generales los párpados hundidos tienden a tener un tono que es más oscuro comparado con el resto de la piel, esto hace que se vean algunas sombras que harán que los ojos se vean aún más pequeños, por eso es importante aplicarse una base por toda la piel, incluyendo los párpados, para así buscar un buen efecto; de esta manera no será necesario utilizar el corrector.

Sombras de tonalidad clara

La aplicación de las sombras es lo más importante cuando de disimular ojos hundidos se trata; los colores deben ser claros como por ejemplo el lila, el verde, el amarillo, entre otros; puedes buscar el color que más te guste siempre y cuando sea claro. Toma la sombra y aplícatela con una pequeña esponja, verás que de esta manera podrás difuminarla mucho mejor.

Debes maquillar bien toda la concavidad del ojo, haciendo énfasis en aquella parte que es la hundida, para de esta manera lograr más volumen.

Debes aplicarla desde donde está la base de tus pestañas y llegar hasta el hueso de la ceja, teniendo cuidado de no ir a aplicar sombra por encima de la ceja.

Luego deberás maquillarte el párpado móvil; para esto utiliza tonalidades que sean un poco más oscuras como por ejemplo el café (marrón), dorado o azul, entre otros.

Cuando lo apliques hazlo con el aplicador en extremo en pico para que de esta forma busques más precisión y buscar así un contraste para que los ojos no se vean hundidos.

Aplica sombra en la esquina que está en el exterior de tus ojos, mezcla un poco de algún color y mira que vaya hacia las líneas de tus pestañas, tanto las de abajo como las de arriba; es importante que no te apliques esta sombra más allá de tu iris.

Empieza a ensayar y a combinar colores para que descubras qué es lo que más te gusta y lo mejor para ti.

Delineador

No es recomendable que utilices tonalidades oscuras, pues esto haría que tus ojos se vean un poco más pequeños y en caso de que se te corra, tus ojos aparentarán ser aún más hundidos, así que no estarías disimulando la forma de tus ojos, sino todo lo contrario, empeorándola.

Utiliza un color café (marrón) o gris para que te delinees la parte de arriba de los ojos (sólo esto); en caso de que te guste maquillar más, hazte una línea en la parte externa del ojo hasta la mitad (hazlo a ras de tus pestañas), así lograrás un efecto que hará que los ojos se vean más alargados y más abiertos.

La cejas

Toma un cepillito y péinate las cejas para que les des su forma y para que elimines el polvo que puede haber en ellas; si tus cejas son de un color claro o son despobladas, puedes proceder a pintártelas con una sombra que tenga el mismo tono de tus cejas, también lo puedes hacer con un lápiz especial para este sector, en este caso no le debes sacar mucho filo.

Cuando le des forma a tus cejas será muy importante que no queden muy angulosas, porque esto hará que tu párpado aparente ser más grande, lo que hará que a la vez tus ojos se vean más hundidos, y pues eso es lo que no quieres, ¿verdad?

Pestañina, máscara o rímel

Es importante también darle ese toque a tus pestañas para que así obtengas una mirada que sea mucho más llamativa.

Antes de aplicarte la pestañina, máscara o rímel, dependiendo como le digan en tu país, toma un rizador o encrespador de pestañas y comienza a rizarlas, después sí procede a aplicarte el rímel, lo más adecuado es adquirir uno que sea especial para dar volumen.

Contrario al resto de maquillaje, sí puedes usar un color oscuro en tus pestañas, busca el que más te guste.

La aplicación del rímel hará que la mirada aparente ser mucho más abierta, aplícate esto fijándote que quede una cantidad mayor en los extremos y menos en la parte del centro, pero sin recargar mucho.

Otros tips

  • No es recomendable que enmarques tus ojos con un delineador de color oscuro, pues se verán más pequeños; mejor dicho, el maquillaje de tonalidad oscura no debe pasar por los extremos interiores de tus ojos, pues lo que buscamos es mantenerlos abiertos.
  • Si tienes unas ojeras muy marcadas y visibles, aplica un corrector de un tono más claro que tu piel.
  • Las mejores tonalidades son las nacaradas, pues de esta manera le estarás aportando luz a la mirada, puedes probar con rosados, blancos, beige o con un azul pastel con brillo ligero, verás que así tu mirada se verá más amplia y tus ojos más elevados.
  • Aplícate un iluminador bueno en tus pestañas, en la parte inferior, también en tu lagrimal y por la parte superior del iris, esos son los puntos donde deberás darle algo de luz a la mirada.

Más tips 

  • Usa un lápiz especial para ojos, de color blanco, aplícatelo en la parte interna de tus ojos; recuerda que los colores oscuros no son para ti, pues tus ojos se verían más pequeños y la mirada quedaría más endurecida.
  • Si perteneces al grupo de mujeres con los ojos hundidos, el eyeliner no es para ti; si quieres enmarcar tus ojos lo deberás hacer muy levemente y sólo en la parte superior de las pestañas; el color deberá ser marrón o gris.
  • Ya mencionamos que es importante peinar y definir las cejas con un buen lápiz, debes rellenar los huecos que puedas tener, pero después de esto es bueno que te apliques un gel para que las fijes y las mantengas en su punto.
  • Aplicar sombra para ojos, de color blanco en el lagrimal, puede ayudar mucho, puesto que levanta la mirada y le da luminosidad.
  • Recuerda que no es bueno para ti el maquillaje recargado, ni los colores intensos y fluorescentes, mucho menos oscuros.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.