Las cejas son el marco de los ojos, por tanto esencial no olvidarnos de maquillar también las cejas para conseguir un resultado perfecto.

En numerosas ocasionas nos olvidamos de maquillar las cejas, siendo esta una parte muy importante del maquillaje total. También está el caso de las mujeres que no saben cómo maquillar las cejas.

Si tú te encuentras en este apartado sigue leyendo el siguiente artículo de doncomos.com donde te enseñamos todo lo que necesitas saber sobre cómo maquillar las cejas.

Depilación de cejas

Para que el resultado del maquillaje quede perfecto es importante que comencemos por una depilación de cejas. Aunque puede que muchas mujeres lo consideren innecesario o no quieran sufrir dolor lo cierto es que una depilación de cejas, por mínima que sea despeja la mirada y hace mucho más llamativo y bonito al rostro.

Para la primera vez siempre es mejor acudir a un profesional de la esteticien para que te las depile. No obstante también te las puedes hacer tú misma en casa. A la hora de depilar hay muchas formas y grosores para darle a tus cejas. En principio te recomiendo que sigas la forma principal de tus cejas y le quites los excesos que tengas por encima o por debajo. Si te depilas las cejas dejándolas demasiado finas corres el peligro de que no te vuelvan a salir pelos, y si más adelante quieres unas cejas un poco más gruesas porque le pueden quedar mejor a tu cara será más difícil conseguirlo. Por ello deja tus cejas siguiendo su grosor natural y solo perfila un poco la forma para darle la forma. Por supuesto tampoco debes olvidarte del entrecejo, ya que es la parte más importante y la que no se debe olvidar de depilar para conseguir el mejor acabado.

Es más si no te animas a hacerte las cejas por completo comienza depilando el entrecejo, en cuanto veas los buenos resultados te animarás a depilarte las cejas por completo la siguiente vez.

Por otro lado ayúdate de un peine para cejas y desde la mitad hacia el extremo externo de la ceja peina los pelitos hacia abajo y recorta la longitud excesiva con unas mini tijeras. La longitud adecuada es unos milímetros más abajo del grosor de tus cejas. Haz lo mismo con los pelitos de la otra mitad hacia el entrecejo, pero en este caso peinaremos los pelos hacia arriba.

Proporcionalidad de las cejas

Además de quitar los excesos de bello debemos darle la forma y proporción correcta a nuestras cejas. Para ello vamos a ayudarnos de un pincel o de un lápiz, de forma que podemos colocarlo para seguir la línea. El extremo interior de la ceja (el que se une al entrecejo) debe quedar en línea al lagrimal y la aleta de la nariz.

¿Dónde hacemos el arco de la ceja? Pues para saber dónde darle la forma de arco a la ceja nos ayudaremos otra vez del lápiz. El arco debe quedar en línea con el iris del ojo y la aleta de la nariz.

Por último la ceja debe terminar siguiendo la línea empezando por la aleta de la nariz y pasando por extremo externo del ojo. No obstante si te fijas en el extremo externo del ojo solamente también podrías acabar bien la forma, pero piensa que si te fijas en la línea completa el acabado sí será perfecto.

Diseña tus cejas teniendo en cuenta la forma de tu rostro

A la hora de depilar y perfilar nuestras cejas también podemos definirlas teniendo en cuenta qué forma nos quedará mejor según nuestro tipo de rostro. Además podemos perfeccionar este diseño más adelante gracias al maquillaje.

Si tienes el rostro alargado entonces es mejor que te dejes las cejas casi rectas y largas, siempre debes seguir el arco natural de tus cejas.

Si tienes el rostro redondo entonces debes acentuar mucho más el ángulo de tus cejas para conseguir contrastar las características del rostro redondo.

Si tienes el rostro cuadrado también debes acentuar el ángulo de tus cejas, de este modo tu rostro parecerá más alargado.

Productos para maquillar las cejas

Sombras cremosas. Podemos encontrar en el mercado diversos dúos de sombras para cejas. Deberemos elegir los tonos que más se parezcan a nuestro color de pelo en las cejas para que el resultado sea lo más natural posible. Este tipo de producto fija muy bien el pelo de las pestañas y diseña muy bien la forma de la ceja.

Máscara de cejas. La máscara de cejas es un producto que se aplica usando un goupillón, y gracias a él podemos dominar los pelitos de las cejas consiguiendo que se queden fijos. Además podemos escogerlos en color de forma que fijemos y demos color a las cejas al mismo tiempo o podemos optar por dar color usando otro método y aplicar luego una máscara de pestañas transparente.

Lápices para cejas. Los lápices son ideales para dar color a las cejas y perfilarlas, así como diseñarlas y dejarlas peinadas.

Qué color escoger para maquillar las cejas

Debes escoger el color adecuado para maquillar tus cejas, puesto que si no, el resultado no será del todo agradable, para ello deberás escoger una sombra o lápiz cuyo tono de color sea dos tonos superior al color de tu cabello si tu cabello es de color oscuro. En cambio, si eres rubia o tienes el pelo de color muy claro entonces escoge un tono de maquillaje que sea dos veces menor que el color de tu pelo.

Cómo definir y maquillar tus cejas

Como ya hemos comentado con anterioridad depilar las cejas es el primer paso para lucir unas cejas perfectas, y seguro que ahora, con la información que te hemos dado ya sabes cómo hacerlo a la perfección. Tan solo recuerda no dejar demasiado finas tus cejas, y dejar que tengan un aspecto muy natural que quede a la perfección con tus ojos y tu rostro.

A continuación es importante peinar tus cejas antes de ponerte a maquillarlas. Normalmente los lápices de cejas incluyen una parte con un cepillito para cejas, si no lo tienes puedes hacerte con uno en cualquier perfumería o tienda de maquillaje, y son bastante económicos. Con la ayuda de este cepillo para cejas comienza por peinarlas de abajo hacia arriba y hacia el lado en el que se dirigen de forma natural. Normalmente la ceja de la derecha se peina hacia arriba y hacia la derecha y la ceja izquierda hacia arriba y hacia la izquierda. Si están muy desordenadas y te cuesta que se peinen a la primera, puedes pasarte el cepillito por encima con movimiento de derecha a izquierda un par de veces, sí, se quedarán todos los pelitos desordenados, pero ahora podrás peinarlos sin problema pues se han soltado.

Comencemos con el maquillaje de cejas propiamente dicho. Como hemos comentado puedes escoger el formato que más te guste para pintar tus cejas, ya sea sombra o lápiz, pero recuerda que siempre deberás poner muy poco producto. Los excesos siempre son malos, y si crees que necesitas más cantidad siempre podrás añadirle un poco más de color.

Con tu lápiz o tu sombra vamos a realizar pequeños trazos en las zonas más despobladas de tus cejas para colorearlas y rellenarlas. Intenta que estos trazos sean lo más parecido posible a los vellitos de tu ceja, de esta forma conseguirás que luzcan un poco más natural. A continuación, con el pincel que estás usando (sacudiendo un poco el exceso de producto con las manos) o con uno para cejas si has coloreado con un lápiz (también hay algunos lápices que ya incorporan un difuminador, lo que ya te ahorra tiempo y dinero) vamos a difuminar el color. Empezaremos siempre desde la parte más ancha e interna de la ceja hacia arriba y hacia el extremo exterior, de este modo, la mayor cantidad de producto se quedará en el principio de la ceja y menor cantidad de producto irá a parar a la zona más finita de la ceja, ya que aquí casi no vamos a necesitar producto.

Ahora que estamos aplicando el color, este nos servirá para perfeccionar la forma y el perfil de nuestras cejas, por tanto, si tienes las cejas muy finas o sutiles puedes maquillar un poco más por encima de los pelitos haciendo la forma de una ceja más ancha. Si vas haciendo pequeños trazos  y luego difuminas sutilmente no se verán tan irreales como puedas pensar.

Si tienes unas cejas rebeldes o que no presenta una forma definida entonces ayúdate del lápiz o del pincel para perfilar una forma que te favorezca, y rellenar el resto de las calvas o de la ceja en general.

Como hemos mencionado, si tienes cejas despobladas será muy importante que rellenes estas calvitas con trazos pequeños que simulen los pelitos, y después difumina, así conseguiremos la apariencia de una ceja bien rellena y definida de forma natural.

Recuerda que si mientras difuminas crees que necesitas más color entonces puedes aplicarte nuevamente algunas rayitas en la ceja y difuminarla bien después.

Por último vamos a señalar que la mayoría de las cejas son rebeldes, por tanto es preciso fijarlas para que los pelitos se queden en su sitio. Esto lo conseguiremos aplicando una máscara de cejas transparente. Comienza aplicando el producto con el goupillón desde la parta más ancha y cercana al entrecejo hacia el final y extremo más fino de las cejas.

Si has decidido que quieres maquillar tus cejas usando una máscara de cejas con color, entonces no hará falta que hagas el paso anterior a no ser que tengas grandes calvas en tus cejas o estén muy despobladas. Aplícate la máscara de cejas siempre siguiendo la posición natural de tus cejas comenzando por la zona más anchar. Mueve el goupillón desde abajo hacia arriba y hacia la orientación natural de los pelitos.

¡Y ya está con esto ya podrás lucir una cejas perfectas! Y no hace falta que te gastes tanto dinero o demasiado tiempo en ellas. Además como truco final he de decirte que si estás comenzando en el mundo del maquillaje, podrás apañarte con una sombra de ojos que ya tengas del tono que necesitas. Podrás aplicarte un poco de la sombra con un pincel en la ceja y difumar. Esto no es del agrado de todo el mundo, pues estas sombras son un poco más polvorientas y no deja el mismo resultado, pero siempre podrás empezar por ellas y mejorar tu técnica.

Con esto ahora ya saber cómo maquillarse las cejas, este proceso te llevará tan solo unos pocos minutos cuando aprendas a cogerle el truco, pero conseguirás dar carácter y expresión a tu mirada. Recuerda que unas cejas depiladas, peinadas y bien cuidadas pueden marcar una gran diferencia. Gracias a tener unas cejas bien cuidadas y definidas podrás cambiar tu mirada y enfatizarla, e incluso dándole mayor personalidad.

¿Te ha gustado?