En estos tiempos que corren, usar productos de bienestar y belleza de calidad pero a su vez económicos se ha convertido en un tema tan indispensable como complicado. Y es que, sobre todo para las mujeres, cuidar nuestro cuerpo con buenos productos es un tema de vital importancia, ya que normalmente todo aquello que podemos encontrar por módicos precios no se acaba de adaptar a las necesidades cambiantes de nuestro delicado cuerpo. Por todo ello, cada vez más, la tradicional práctica de hacer jabones y productos de higiene personal y belleza caseros se ha convertido en una alternativa muy valorada. A la vez que pasamos un tiempo relajado haciendo esta entretenida manualidad, estamos creando un producto para nosotras mismas -y para el uso de toda la familia- que de bien seguro será natural y beneficioso para nuestro organismo.

La verdad es que existen numerosas variedades de productos naturales con los que poder hacer jabón, pero hoy vamos a centrar nuestra atención en el jabón de rosa mosqueta. Y es que la rosa mosqueta es un vegetal que tiene innumerable propiedades y beneficios para nuestro cuerpo y mente. De hecho, la rosa mosqueta tiene beneficios hidratantes y regeneradores para nuestra piel, es un magnífico aliado frente al envejecimiento, combate las manchas y las marcas -ya sean a causa de una herida, un hongo, del sol o bien, estrías-. Además, también por otro lado ayuda al sistema inmunológico y evita problemas con enfermedades del corazón. Pues, la rosa mosqueta es sin duda un aliado perfecto para fabricar nuestro propio jabón casero. Por ello, en doncomos.com te explicamos todo lo que debes saber acerca de cómo hacer jabón de rosa mosqueta.

¿Que necesitas para hacer jabón de rosa mosqueta?

  • Pastilla de glicerina natural.
  • Aceite esencial de rosa mosqueta.
  • Un ramillete de rosa mosqueta o, en su defecto, puedes recurrir a otros ingredientes para fomentar el olor y decorar -romero, aloe vera, pétalos de flor, etc.-.
  • Agua -3/4 de litro-.
  • Dos ollas -una más grande que la otra, ya que una debe entrar dentro de la otra para hacer el Baño María-.
  • Cuchara sopera o pala -a ser posible de silicona-.
  • Molde, recomendablemente de silicona.
  • Alcohol -opcional-.

Instrucciones para hacer jabón de rosa mosqueta

  1. En primer lugar, debes llenar la olla más grande hasta la mitad con agua; pon a calentar esta olla en un fogón a temperatura media-alta. A su mismo tiempo, ya puedes introducir también la olla más pequeña en su interior para que vaya calentándose también al estilo Baño María.Cómo hacer jabón de rosa mosqueta
  2. Cuando el agua de la olla haya adoptado una temperatura suficientemente alta -el agua esté en ebullición– y, consecuentemente también la olla más pequeña, ya podrás introducir en la más pequeña la pastilla de glicerina natural. Ten en cuenta que puedes comprar la glicerina en droguerías, farmacias e incluso en tu supermercado habitual. Ahora bien, para que el bloque de glicerina se derrita de un modo más rápido, te recomendamos que antes de verter la glicerina en la olla, la cortes en pequeños cuadrados-rectángulos.
  3. En este momento, ahora ya podrás ir poniendo poco a poco esta glicerina troceada en la olla pequeña. Debes ir removiendo lentamente los trozos de glicerina con la pala o la cuchara sopera de un modo continuado, para que se disuelva homogéneamente y no se enganche ni por los lados ni en el fondo de la olla.
  4. Una vez esté toda la glicerina líquida -tardará unos 4 o 5 minutos-, podrás verter ya el aceite esencial de rosa mosqueta. En este caso, con una cucharada sopera o dos cucharadas pequeñas será suficiente. Con los dos ingredientes ya en la olla, deberás remover durante un par de minutos la mezcla para que quede bien compacta.Cómo hacer jabón de rosa mosqueta
  5. Con todo ello en la olla y sin parar aún el fuego, deberás verter los ramilletes de rosa mosqueta o bien, las especias y/o pétalos que desees. También puedes recurrir a agregar una cucharada sopera de leche o miel. Ten en cuenta, que puedes darle tu toque personal tal y como desees, así, estos dos productos que hemos indicado son muy saludables para tu jabón casero, pues hidratan mucho.Cómo hacer jabón de rosa mosqueta
  6. Deja que la mezcla se haga más compacta y unida, removiendo todo lentamente y constantemente. En un par o tres de minutos ya podrás parar el fuego. Entonces, será el momento de que viertas con mucho cuidado la mezcla en los moldes de silicona. Ten especial cuidado en este paso; debes intentar que la mezcla caiga lentamente para evitar que queden la pastillas de jabón casero con burbujas.
  7. Con la mezcla en el molde, debes esperar unos 20-30 minutos para que la pastilla se enfríe. Cuando haya transcurrido este tiempo, puedes poner los moldes en la nevera o, en su defecto, debes dejarlo secar en un lugar frío y seco.
  8. En unas 5 o 6 horas la glicerina ya estará mucho más compacta, entonces será momento de sacar con mucho cuidado tu pastilla de jabón del molde para que no se rompa. Una vez las tengas todas fuera, te recomendamos que dejes reposar y acabar de secar tus pastillas durante un par o tres de días. ¡Después ya podrás disfrutar de unas pastillas de jabón de rosa mosqueta hechas por ti mismo!Cómo hacer jabón de rosa mosqueta

Consejos para hacer jabón de rosa mosqueta

  • Te recomendamos que cuando tengas tu mezcla vertida en los moldes de silicona, le eches por encima un poco de alcohol con un pulverizador; así, evitarás que aparezcan burbujas.
  • Atrévete a innovar con tus pastillas de jabón caseras; puedes decorar y perfumar con tus propios gustos y preferencias. ¡Deja volar tu imaginación!
¿Te ha gustado?
18 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.