Las uñas suelen ser una parte muy sensible del cuerpo y por ello hay que tener especial dedicación con ellas. Algunas personas las tienen muy sensibles y se les parten fácilmente y a otras casi no le crecen. Para acabar con las incomodas fisuras de uñas y para huir de su aspecto descuidado aquí te dejamos algunos trucos para que sepas cómo fortalecer las uñas.

Instrucciones para fortalecer las uñas

  1. Mete las uñas en aceite. Coge un cuenco y hecha un poco de aceite del de cocinar. Deja las uñas metidas en el cuenco un rato y cuando termines, lávate las manos y sécalas a golpecitos, nunca arrastrando.
  2. Coge un poco de algodón y en lugar de meter las manos en un cuenco, empapa el algodón. Pásalo uña por uña y si esto lo haces antes de irte a dormir no te laves las uñas, así su efecto endurecedor y reparador hará surtido en la noche. En caso de que no te vayas a la cama es mejor que te pases un trapito para secarlas y limpiarlas, sino lo llenarás todo de aceite.
  3. Pintauñas. Olvídate de comprar pintauñas que no sean buenos porque muchas veces es eso lo que hace que la uña sea más débil. Incluso algunos pueden ser buenos pero de tanto pintarte las uñas, éstas se van poniendo amarillas y eso es señal de que la uña se está debilitando. Si ves que esto te ocurre, lo mejor es que dejes de pintarlas por un tiempo, hasta que la uña regrese a su color habitual y desaparezca el amarillo tan antiestético.
  4. Crema hidratante. Cada poco tiempo y del mismo modo que haces con el resto del cuerpo, échate crema hidratante. Esto las irá dando más fortaleza poco a poco. Sobre todo aprovecha cuando te vayas a la cama que ya no vas a tocar tantas cosas y se te puede ir la crema.
  5. Córtalas. En cuanto veas que están un poco largas, córtalas. A algunas personas se les rompen las uñas muy fácilmente y eso es porque es una uña débil. Si sigues todos los pasos notarás como tu uña cada vez está más fuerte y entonces ya no tendrás que estar tan pendiente de cortarlas. Sino es probable que haciendo cualquier actividad se te partan y eso hace aún más daño a la uña.
  6. No te las muerdas. Lo peor que puedes hacer es morderte las uñas, así no estás dejándolas crecer con normalidad y no te quedarán fuertes.
  7. Cuídalas (cutículas). Cada semana o casi dos, pero nunca más, dedícale tiempo al cuidado de las uñas. Córtalas, límalas, quítate la cutícula, corta los padrastros y échales algún esmalte fortalecedor. A la larga tus uñas te agradecerán estos cuidados.
  8. Come proteínas. La alimentación es la base para unas uñas fortalecidas, por eso come alimentos ricos en proteínas y notarás tus uñas más fuertes.
  9. Ponte guantes. Si estás en contacto con productos químicos es mejor que te pongas guantes, es decir, si al fregar o limpiar usas productos que puedan dañar tus uñas.

Consejos para fortalecer las uñas

  • Lleva siempre una lima, tijeras o cortauñas contigo porque si sientes la tentación de morderlas o se te rompe alguna, la podrás dejar bien y no que se enganche y vaya a peor.
  • Evita comprar pintauñas que sean malos. Al principio puede que no lo notes, pero con el tiempo tu uña se irá poniendo de color amarillenta y ese color cuesta mucho que se vaya porque los químicos ya están haciendo sus efectos en tu uña, por eso es mejor que si te pintas las uñas, lo hagas con esmaltes de calidad. Tampoco son muy caros y te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza si las uñas se te empiezan a poner mal.
  • Para lucir un esmalte bonito es imprescindible tener unas uñas cuidadas y se verán mucho más sanas si sigues las pautas para fortalecerlas.
  • Si tu problema era que no te crecían verás como poco a poco y cuidándolas irán estando más largas; y si lo que te pasaba era que se te partían con nada también, porque habrás fortalecido la uña desde la raíz.
  • Ten mucha paciencia con el cuidado de las uñas. Es un proceso lento, para tenerlas a punto debes dedicarles bastante tiempo. El día que te pongas con ellas necesitarás cerca de una hora entre que las limas, le quitas el esmalte, te quitas las cutículas, los padrastros, le das crema hidratante, te las pintas y las dejas a punto. Por eso te paciencia, ya que su cuidado es lento, pero cuando veas el resultado te darás cuenta de que ha merecido la pena.
  • Si tienes las uñas muy mal, lo mejor que puedes hacer es ir a un centro de estética para que te las intenten arreglar y para que te den consejos. Una vez ya lo hayas hecho, el resto ya te lo podrás hacer sola en casa, pero en un principio a lo mejor es conveniente la ayuda de un profesional.
¿Te ha gustado?