Son incómodos, feos, te hacen sentir inseguro y en muchas ocasiones son hasta dolorosos. Hablamos de los granos en la cara. Esos seres que aparecen sin saber muy bien por qué y que deciden quedarse con nosotros durante varios días.

Es complicado tener una cara libre de ellos si no se cuida la piel.  Lo primero que hay que tener en cuenta es el tipo de piel de cada persona, ya que los productos que se usan suelen variar. Hay tres tipos de pieles:

  1. Secas. No tienen grasa en la cara, por lo que se pueden usar productos que contengan aceites
  2. Grasas. La propia piel es propicia a crear grasa, por lo que los productos que usemos tienen que estar libre de aceites (oil free) o se empeorará el rostro.
  3. Mixtas. Para este tipo de piel suelen valer todo tipo de productos.

En una piel seca es más difícil encontrar acné, aunque no imposible. Por norma general las grasas tienen más tendencia acnéica y no suelen tener arrugas con los años, justo lo contrario de lo que ocurre con las pieles secas. Aunque, como todo, siempre hay excepciones. Por eso aquí damos algunos consejos para evitar que salgan y en el caso de que aparezcan, cómo hacer que se vayan en el menor tiempo posible.

Estos dos artículos seguro que también serán de tu interés: 

  1. Cómo Quitar un Grano de la Cara
  2. Cómo Eliminar Definitivamente los Granos de la Cara

En el caso de que el grano haya salido y estemos a punto de explotarlo, es importante tener a mano un algodón y alcohol, para desinfectarlo correctamente y que el pus no se extienda al resto del rostro.

Instrucciones para evitar los granos en la cara

Habría varios tipos de productos según en el punto en el que nos encontremos. Si los granos todavía no han aparecido y lo que se quiere es evitar que salgan: aquí englobaremos los productos llamados para prevenir; y luego cuando el acné ha salido y lo que se quiere es acabar con él: en este caso es para curar o eliminarlo.

Para prevenir:

  1. Limpia diariamente tu rostro. Por la mañana para preparar la cara para el resto del día y por la noche, que es el momento en el que la piel aprovecha para descansar y recuperarse. A la limpieza con algún gel, es conveniente sumarle un producto que absorba la grasa (en el caso de las pieles con tendencia acnéica) por la noche y solo un par de veces por semana.
  2. Irse sin maquillaje a la cama. En el caso de las mujeres, o de algún hombre que se aplique algún producto de maquillaje, es importante quitárselo todo con una buena limpieza antes de irse a dormir. Con el maquillaje los poros de la piel quedan cubiertos y no pueden respirar, por lo tanto la piel absorbe parte de ese maquillaje que no se ha quitado y favorece la aparición de granos, de pieles grasas e incluso de puntos negros.
  3. Bebe mucha agua. Es una forma de limpiar el organismo, en este caso mediante la orina. Lo recomendable es beber unos dos litros diarios, lo que equivaldría a 5 o 6 vasos de agua al día.
  4. Aliméntate. Come frutas y verduras. Éstas son antioxidantes y favorecen a una piel más sana y bonita y sin granos. Así como evita el exceso de fritos y comida basura, que perjudican a nuestro organismo, incluyendo la piel.

Cómo evitar los granos en la cara

Para eliminar:

  1. Exfoliante. Este producto lo que hace es arrancar la piel muerta, lo que limpia nuestro rostro y elimina la grasa. Estos productos o cremas suelen tener un cepillo para arrastra o limpiar; tener textura en la crema; o incluso con un guante.
  2. Alcohol. Y productos que resequen la piel. De este modo absorben la grasa y evitan que salgan granitos. Estos productos no pueden usarse asiduamente, porque el alcohol acaba resecando la piel e incluso puede escamarla si se abusa del producto.
  3. Vapor (para abrir poros). El problema del grano es que se ha formado porque por dentro la piel está sucia. Lo que hay que hacer es limpiarla y así favorecer que no salgan. Para ello hay que abrir los poros y extraer la suciedad. Esto se hace con un baño de vapor: se coge un recipiente y se hierve agua, después cogemos una toalla y nos cubrimos la cabeza para que entre el recipiente y nuestro rostro no haya lugar por el que se escape el vapor. Y cuando los poros se abran será mucho más fácil explotar el molesto acné.
  4. Mascarilla. Otra opción es preparar una mascarilla casera. Esto es una masa que, tras su elaboración, se aplica en la cara, se deja actuar unos minutos y más tarde se retira, como es el caso de la zanahoria: pártela en trozos, cocínala con agua y hazla un puré; o también algo menos engorroso: machaca una aspirina y mézclala con agua, consigue que se forme una pasta y aplícala únicamente en los granitos para que desaparezcan.
  5. Pasta de dientes. Es un remedio muy utilizado. Cuando aparece un grano hay que secarlo, conseguir quitar la grasa que hay dentro, el famoso pus. Muchas veces el grano acaba de salir y no tiene ese punto blanquecino que nos permite explotarlo, entonces hay que conseguir que salga para que sea más fácil, sino únicamente nos haremos daño, quedará una marca rojísima en la cara y el grano seguirá en el mismo sitio. Una buena técnica es usar pasta de dientes. Este remedio ha de usarse por las noches mientras uno duerme. Se aplica una pequeña cantidad de dentífrico y se deja toda la noche. Cuando la crema pastosa lleva un rato en la piel empieza a ponerse dura y eso es lo que seca el grano para que, a la mañana siguiente nos levantemos (probablemente sin crema porque el rostro la habrá absorbido casi entera) y podremos acabar con el grano del que ya veremos el punto blanco.

¿Que necesitas para evitar los granos en la cara?

  • Gel o crema limpiadora
  • Exfoliante. Puede ser en crema, con un cepillo limpiador que arrastre la suciedad o con un guante.
  • Alcohol
  • Algodón
  • Agua
  • Recipiente con agua hirviendo
  • Toalla
  • Pasta de dientes

Consejos para evitar los granos en la cara

  • Ten a mano algodón para explotar el grano y alcohol o desinfectante para limpiar bien la zona y tus manos una vez hayas terminado, sino el pus puede extenderse a otra zona de la cara y habrá que repetir el mismo proceso pasados unos días.
  • Se constante. La limpieza es muy importante y ello ha de hacerse cada día en varias ocasiones. Si uno no es constante, la limpieza no habrá servido para nada.
  • No te olvides de desmaquillarte antes de irte a dormir. Es casi más importante que la limpieza, puesto que si limpiamos el rostro por la mañana pero nos acostamos con el maquillaje, cuando nos levantemos la cara estará doblemente sucia y los poros habrán absorbido muchas impurezas, por lo que la piel estará más sensible a producir acné.
  • No explotes el grano si no hay un punto de pus. Muchas veces la zona se enrojece e hincha, pero no hay punto para explotar. Si intentamos acabar con el grano en ese momento, solamente conseguiremos hacernos daño y ponernos la cara roja. Si el punto de pus no está, es mejor esperar a que aparezca para quitarlo de una vez y con menos dolor.
  • Cuando exfolies tu piel intenta hacerlo con movimientos circulares. Si desplazas la crema, el guante o las cerdas exfoliantes de arriba abajo no estas arrancando bien la suciedad. Los movimientos circulares facilitan que los poros se abran y que la piel se limpie más fácilmente.
  • Mira con atención la etiqueta del producto. Si tienes una piel grasa no compres nada que tenga aceites, puesto que empeorará tu piel. Fíjate que en la descripción del producto ponga oil free o libre de aceites.

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
31 usuarios han opinado y a un 93,55% le ha gustado.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.