¿No te has quedado alguna vez mirando la estupenda piel de algunas chicas que ves por la calle y te has preguntado a ti misma, “Guau, ¿cómo lo consiguen?”. Está claro que la genética tiene en muchas ocasiones algo que ver, pero desde doncomos podemos asegurarte que el 90% de esas pieles tan estupendas están basadas en una buena hidratación. Elegir correctamente una crema hidratante es verdaderamente importante para nuestro rostro y cuerpo, pero, por desgracia, a veces no sabemos cómo hacerlo. No todas las personas, hombres o mujeres, tenemos el mismo tipo de pieles por tanto no a todas las personas nos funcionan por igual las mismas cremas. Piensa que no puede ser que, una persona con la piel seca, utilice la misma crema hidratante que otra persona que tiene la piel mixta o algo grasienta. El mundo de las cremas hidratantes es verdaderamente amplio pero no resulta tan complejo como puede parecer a primera vista.

¿Existen trucos para elegir una crema hidratante?

Sí, efectivamente, como casi todo en esta vida, existen algunos trucos que te pueden orientar a la hora de seleccionar la crema hidratante que más se adapte a tu tipo de piel, tanto para tu rostro como para tu cuerpo. Si quieres saber cuáles son estos trucos y dar, por fin, con la hidratante que convertirá tu piel en la de un bebé, has llegado al lugar adecuado. Veamos cómo hacerlo en el siguiente post. ¡Comencemos!elegir una crema hidratante

¿Que necesitas para elegir una crema hidratante?

Para elegir una crema hidratante vas a necesitar

  • Coger lápiz y papel para apuntar nuestros consejos
  • Tomar nota
  • Leer detenidamente el siguiente post

Instrucciones para elegir una crema hidratante

Paso a paso para elegir una crema hidratante

Crema hidratante para la cara

Si tienes que elegir una crema hidratante para la cara ten en cuenta los siguientes consejos

  1. ¿Sabes qué tipo de piel tienes? ¿No? Pues en ese caso, debes de averiguarlo. Las pieles más habituales son las secas, aquellas que necesitan por tanto de una máxima hidratación, las mixtas, que tienen partes secas y partes con más nivel de grasa. Normalmente la zona más grasa es conocida como la “zona de la t”, y comprende la frente, la nariz y la barbilla. Po último existen también las pieles grasas, que necesitarán una crema que no aporte más oleosidad a este tipo de cutis.
  2. ¿Qué años tienes? Cuantos más años vamos cumpliendo, más necesario resulta que, además de aportar hidratación a nuestra piel, comencemos a incluir en el tratamiento del rostro cremas que luchen contra las arrugas y la flacidez de la piel. Es aconsejable que a partir de los 30 años tu crema, además de hidratar, luche contra los problemas que generan el paso de los años.
  3. ¿Vives en un lugar con muchos cambios climáticos? En España es cada vez menos fuerte la diferencia entre unas estaciones y otras. Ya resulta poco común que nieve en ciertas zonas que no eran ya de por sí propensa o que vivamos una diferencia climática entre el río y el calo muy contrastada. No obstante, es importante tener en cuenta el lugar en el que vivimos antes de decantarnos por una u otra crema hidratante. Por ejemplo, si vives en un clima seco y además tu piel es de por sí seca, necesitarás el doble de hidratación. Es posible, por este motivo, que te toque combinar dos tipos de hidratantes según la estación del año en la que te encuentres.
  4. Combina un tratamiento de día con otro de noche. Las cremas de día y de noche son completamente diferentes. Las de día, por ejemplo, suelen incluir un factor solar que proteja a tu piel de las condiciones climáticas externas y las de noche, por su parte, suelen tener una acción reparadora mucho más intensa aprovechando las largas horas de vigilia.
  5. No olvides el contorno de ojos. Por desgracias, no podemos utilizar la misma crema para el contorno de ojos que para el resto de nuestro rostro. Piensa que la piel que rodea a los ojos es mucho más fina, por este motivo existen cremas hidratantes específicas para esta zona de la cara.elegir una crema hidratante

Crema hidratante para el cuerpo

  1. ¿Qué tipo de piel tienes? Al igual que sucede con la piel del rostro, debemos de saber el tipo de piel que tenemos en el resto del cuerpo para utilizar el tratamiento más aconsejable para nuestra dermis. Si tienes una piel seca necesitarás aumentar la hidratación. De hecho, si tu piel es excesivamente seca y tienes tendencias a cierto tipo de dermatitis, lo más aconsejable es que la hidratante que elijas tenga cierto contenido en urea.
  2. Condicionantes externos. Muchas veces nuestra piel se ve afectada por los condicionantes externos. Es posible que de por sí no tengas una piel muy seca, pero que, quizá debido al agua de la ducha, ésta termine por secarse en exceso. Ten en cuenta estos condicionantes a la hora de comprar una crema.elegir una crema hidratante

Consejos para elegir una crema hidratante

Un último consejo para elegir una crema hidratante

Si notas que tu piel no termina de reaccionar positivamente al tratamiento que has seleccionado o si has comenzado a desarrollar algún tipo de dermatitis, no lo dudes y consulta con un dermatólogo, podrá sugerirte un tratamiento totalmente a la altura de tus necesidades.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.