Cuidar los pies debería de ser un ejercicio obligado en nuestra higiene diaria. Por desgracia los pies son casi siempre una de las grandes partes olvidadas de nuestro cuerpo. Y eso que los utilizamos a diario y han de aguantar un ritmo frenético. Nuestros pies sufren cuando caminamos, con un mal calzado o cuando hacemos deporte. Piensa que son los encargados de aguantar no solo nuestro ritmo sino también nuestro peso. Por eso es tan importante mantenerlos en tan buen estado.

En este post de doncomos queremos enseñarte cómo cuidar los pies para poder tenerlos perfectos tanto en invierno como en verano. Independientemente de que se te resequen o de que pasen frío. Antes de comenzar a ofrecerte unos sencillos consejos sobre cómo cuidar los pies, conozcamos algunos datos más sobre esta parte del cuerpo.Cómo cuidar los pies

¿Qué sabes de los pies?

Quizá nunca lo hayas pensado pero los pies son los encargados de sostenernos y ofrecer locomoción a nuestro cuerpo. No pienses que los seres humanos somos los únicos que tenemos pies. Otras especies de vertebrados también disponen de esta extremidad. En ciertos animales el pie está compuesto por uno o varios segmentos de huesos, e incluye en ellos las uñas, las pezuñas o las zarpas.

Respecto a los hombres, podemos decir que usan los pies para caminar de manera bípeda. Precisamente esta capacidad fue la que permitió al ser humano liberar los brazos y poder usarlos para otras cosas. Por este motivo las manos y los pies son muy parecidos anatómicamente. Aunque cada par se ha ido estructurando de manera diferente debido a los distintos usos que tienen.

Otra de las cosas más curiosas que podemos decirte sobre los pies es que son una de las estructuras óseas más complejas del cuerpo. Ahí donde los ves, los pies están compuestos por 26 huesos, 33 articulaciones y más de 100 músculos, tendones y ligamentos. Increíble, ¿verdad?

Respecto a la forma del pie se distinguen un total de tres tipos diferentes:

  • Pie egipcio. Se conoce como pie egipcio a aquel tipo cuya forma recuerda a la de las estatuas del Antiguo Egipto. En este tipo de pies el dedo gordo es el más largo y el resto va decreciendo proporcionalmente. Aproximadamente un 74 % de las personas en todo el mundo lucen este tipo de pie.
  • Pie griego. Estos pies son aquellos que recuerdan a los pies de las estatuas griegas de época clásica. En este caso el dedo más largo de todos es el segundo dedo. El que correspondería al índice en la mano. El siguiente más largo es el dedo gordo. El tercer dedo es un poquito más pequeño que el segundo y el cuarto y el quinto son los más pequeñitos. Solamente el 1 % de la población de todo el mundo dispone de este tipo de pie.
  • Pie cuadrado. El pie cuadrado es el segundo más numeroso a nivel mundial. El 25 % de la población mundial dispone de este tipo de pie. Las personas que tienen el tipo cuadrado son aquellas cuyos dedos están prácticamente a la misma altura.pies

¿Cuidar los pies es difícil?

Realmente no lo es. Cuidar los pies es muy sencillo si se tienen en cuenta una serie de indicaciones. Lo más importante a la hora de cuidar los pies es no olvidar que se trata de una parte importante de nuestro cuerpo. Y como tal hay que tratarlos. En este artículo de doncomos vamos a enseñarte los mejores trucos y consejos para cuidar los pies de manera sana y natural. Olvídate para siempre de las callosidades y durezas y disfruta de unos pies de infarto. No dudes en indicarnos en el apartado de comentarios tus propios trucos para cuidar los pies. ¡Nos encantará recibirlos!Cómo cuidar los pies

¿Que necesitas para cuidar los pies?

  • Leer el siguiente post
  • Prestar la debida atención a tus pies
  • Tener paciencia. El cuidado de los pies debe ser diario y para siempre. No vale prestarles atención un par de meses y olvidarse de ellos. Si eres perseverante en el tratamiento nunca más tendrás durezas ni te dolerán tanto.zapatos cómodos

Instrucciones para cuidar los pies

  1. Haz baños de pies con sal gorda. La sal gorda es excelente para recuperar la hidratación y el buen aspecto de tus pies. Si cada semana haces un baño de pies con sal gorda y agua caliente, tus pies te lo agradecerán. Piensa que los baños con sal marina se han usado desde hace siglos para curar diferentes tipos de enfermedades, incluidas las de la piel. Sustituir la mezcla por agua del grifo y sal gorda será suficiente para poder aprovecharte de los múltiples beneficios de este tratamiento. Gracias a la gran cantidad de minerales que incluye la sal marina se elimina el exceso de toxinas, logramos rejuvenecer la piel y relajarnos. Si te apetece que tus pies, además de quedar hidratados y suaves tengan un olor suave, sustituye la sal gorda por sales de baño. Estas sales se componen de tintes de colores, sal marina y aceites esenciales y aromáticos. Toma estos baños relajantes durante al menos treinta minutos y tus pies te lo agradecerán.sales de baño
  2. Combina baños de agua fría y caliente para mejorar la salud de tus pies. Este es un truco increíble para lucir unos pies no solamente suaves e hidratados, sino también mucho más relajados. Lo único que tienes que hacer es, cada quince días, combinar un baño de agua caliente para tus pies seguido inmediatamente por otro de agua fría. Solo han de estar unos pocos minutos dentro del agua. Unos tres minutos en cada baño. Añade el zumo de limón a la mezcla para eliminar los restos de olores.zumo de limón
  3. Usa la piedra pómez. La piedra pómez es ideal para acabar con las durezas y las callosidades de los pies. Puedes hacerte con este complemento para la higiene de tus pies en cualquier supermercado o en una farmacia. Este producto se compone de roca volcánica, la cual se caracteriza por su gran porosidad. Es excelente para limar las durezas que van apareciendo en los pies por culpa de un mal calzado o por una manera inadecuada de caminar. Puedes usarla mientras te duchas pasándola suavemente por las durezas de los pies. Una vez terminado no olives secarlos suavemente con la toalla y aplicar crema hidratante. Ponte unos calcetines después para evitar manchar los suelos de grasa. ( Estos dos artículos te pueden interesar: Causas de las Durezas en los Pies y Cómo Quitar los Callos de los Piespiedra pomez
  4. Seca adecuadamente tus pies. Al igual que sucede con el resto de la piel del cuerpo, es conveniente que seques muy bien tus pies. Hazlo con una toalla suave de algodón y presionando suavemente sobre ellos. Olvídate de restregar la toalla sobre la piel para no dañarla. Asegúrate de que los huecos entre los dedos quedan perfectamente secos si no quieres que la piel se ablande y estropee. Si no lo haces pueden terminar por aparecer hongos entre los dedos de los pies. Aquí aprende a eliminar los hongos de los pies.secar los pies
  5. Usa crema hidratante para los pies. Lo ideal es que te apliques crema hidratante en los pies antes de irte a dormir. Hazlo con los pies bien limpios. Es decir, que antes de aplicarla no olvides lavarlos en el bidé o en la ducha si no tienes. Acompaña este acto con un suave masaje para relajar tus pies y que la crema penetre adecuadamente en la piel. Usa movimientos circulares y haz un poco de presión para que el masaje sea perfecto. Existen cremas especialmente pensadas para esta parte de nuestro cuerpo. Recuerda usar calcetines después de ponerte la crema para no manchar todo el suelo con la grasa.usa crema hidratante
  6. Usa zapatos cómodos y plantillas acolchadas. Tanto si pasas muchas horas de pies, caminando o sentado, lo más recomendable es que siempre utilices calzado cómodo. SI eres una chica y te encantan los tacones, utiliza unas plantillas que hagan más adecuado para tus pies este tipo de calzado. Y evita abusar de este tipo de zapatos a lo largo del día. Puedes usarlos para ocasiones especiales y sustituirlos por cuñas a diario. Las cuñas siguen estilizando tu figura y son menos dañinas para tus pies. No utilices zapatos demasiado apretados para que el pie pueda desplazarse cómodamente y respire.zapatos cómodos
  7. Prueba la reflexología. ¿Sabes que es la reflexología? Se trata de una terapia alternativa consistente en estimular los puntos conocidos como zonas de reflejo sobre los pies (también sobre la nariz, manos y orejas). Esta estimulación se realiza a través de un masaje muy beneficioso para distintas partes de nuestro organismo. Según los especialistas de este tipo de medicina alternativa este tipo de masajes es capaz de aliviar numerosas dolencias en el resto del cuerpo. No hay que olvidar que en estos puntos se encuentran terminaciones nerviosas que conectan todas las partes del organismo.reflexología

Consejos para cuidar los pies

¿Sabías que los plátanos tienes unas propiedades excelentes para el cuidado de la piel y de tus pies? Pues así es. Son capaces de dejar tus pies como nuevos. Para hacer este tratamiento de belleza solo necesitas pasar por la licuadora dos plátanos lo más maduros posible. Una vez licuados notarás que se crea una especie de masa pastosa.Cómo cuidar los pies

A continuación solo necesitas aplicarla sobre la planta de tus pies y mantenerla ahí durante unos diez minutos para que los pies absorban todas las propiedades del plátano. Retira la mezcla con agua tibia y seca suavemente los pies. Si repites este tratamiento una vez a la semana notarás unas plantas de los pies increíblemente suaves e hidratadas.

Recuerda que tanto para este tratamiento como para cualquier otro que apliques sobre la piel es importante que lo hagas con la piel limpia (preferiblemente recién lavada) y seca.

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.