Cuidar las uñas es algo importante si quieres lucir unas manos de infarto. A todos nos gusta tener unas uñas bonitas y sanas. Pero estos requisitos son imposibles de conseguir si no cuidas adecuadamente esta parte de tu cuerpo. En doncomos queremos enseñarte cómo cuidar las uñas. Y para hacerlo vamos a explicarte muchas cosas interesantes sobre esta parte del cuerpo. ¡Comencemos!

¿Sabes qué son las uñas?

Puede que te las hayas pintado miles de veces, incluso que te las hayas mordido para recortarlas. Pero también es posible que no sepas qué son exactamente las uñas. Pues bien, las uñas están formadas en su mayor parte de células muertas que se han endurecido y que contienen queratina. La queratina es una proteína fibrosa que está compuesta en su mayor parte de azufre. La queratina está presente en muchas partes de nuestro cuerpo. Por ejemplo en el cabello e incluso en los ojos. En el resto de los animales vertebrados también está presente en los cuernos y en las plumas. Esta proteína se fabrica de manera natural en nuestro cuerpo. ¿Sabes de dónde proviene el mayor aporte de esta sustancia? ¡De los huesos!Cómo cuidar las uñas

La uñas nos ayudan a proteger las regiones distales de las manos y de los pies. Tiene una forma convexa y según la persona son más o menos duras de manera natural. En general las uñas crecen a diferente ritmo según cada persona. Pero por norma común lo habitual es que una uña crezca aproximadamente unos cuatro milímetros cada mes. Si tienes un accidente, por ejemplo, si te pillas la uña con algo y esta se te cae, las uñas de las manos tardan unos ocho meses en crecer por completo. Si te pasa con las uñas de los pies, estas tardan un poquito más en crecer. Aproximadamente un año o año y medio. No obstante, puede que a ti te crezcan un poco más rápido. En mi caso, por ejemplo, que tuve un accidente en un pie, la uña del dedo gordo me tardó en crecer aproximadamente nueve meses. Todo depende de diferentes factores. Por ejemplo de la edad, de la estación del año, de factores hereditarios y de la cantidad de calcio de la que disponga tu cuerpo. No obstante, en general las uñas de las manos crecen como cuatro veces más rápido que las de los pies. Si no se cortan adecuadamente pueden llegar a alcanzar un tamaño verdaderamente considerable. En Japón, por ejemplo, las mujeres dejaban sus uñas muy largas y estas podían llegar a ocupar más de cinco centímetros.

A nivel médico las uñas se usan como una manera de diagnosticar diversos problemas o enfermedades.

El cuidado de las uñas de las manos es conocido bajo el término de manicura. Sin embargo, el cuidado dedicado a las uñas de los pies se conoce como pedicura. Tanto en la manicura como en la pedicura se trata también el resto del miembro, no solamente la uña.Cómo cuidar las uñas

¿Que necesitas para cuidar las uñas?

  • Leer el siguiente post
  • Mimar nuestras uñas
  • Acudir de cuando en cuando a una manicura y a un pedicura. De esta manera tendremos un tratamiento profesional que nos ayudará a mejorar la salud de nuestras uñas. Lo más recomendable, si podemos permitírnoslo económicamente, es acudir una vez al mes.Cómo cuidar las uñas

Instrucciones para cuidar las uñas

  1. Come sano. Al igual que sucede con nuestro cabello o con cualquier otra parte del cuerpo, si queremos que nuestras uñas luzcan bellas es necesario comer bien. Si tienes una mala alimentación esto se verá reflejado en tus uñas. Lo mejor para lucir unas uñas de infarto es consumir alimentos ricos en vitaminas A y B. Conseguir unas uñas fuertes es fácil si aumentas la ingesta de cereales (en el desayuno o en forma de pan), zanahoria, nueces, almendras, pimientos rojos o tomates. ¡No olvides el calcio! Toma alimentos ricos en calcio para mejorar la calidad de tus uñas. Los quesos, los yogures o la leche son una fuente inagotable de calcio. También puedes encontrarlo en otros alimentos e incluso en mayor medida que en los lácteos. Por ejemplo en los garbanzos, las espinacas, el repollo, los calamares o las sardinas en lata.
    Cómo cuidar las uñas
  2. Protege las uñas para que siempre estén perfectas. Las agresiones externas son letales para el aspecto de nuestras uñas. Si quieres contar con unas uñas preciosas protégelas de los agentes externos siempre que puedas. Por ejemplo, no friegues sin guantes y usa guantes especiales para la jardinería, el bricolaje y otras actividades que puedan estropearlas.proteger con guantes
  3. Hidratar, hidratar e hidratar. La mayor parte de nuestro cuerpo está compuesto de agua. Y este es uno de los motivos principales por los que necesitamos contar con una hidratación adecuada. Si no bebes la suficiente cantidad de agua se notará en todo tu cuerpo. Además de beber por lo menos un litro y medio de agua al día, puedes hidratar tus uñas directamente. Un truco excelente para que tus uñas se hidraten de manera natural es bañarlas en aceite de oliva. Sumérgelas en un poco de este líquido reparador durante aproximadamente cinco minutos. Lo ideal es que uses para este tratamiento aceite de oliva virgen o aceite de oliva virgen extra. El motivo es que estos aceites conservan todas las propiedades naturales frente a los que no son virgen. Después de cinco minutos masajea bien las uñas para que absorban todo lo posible el aceite y sus ricos nutrientes. Si quieres terminar este tratamiento con un truco para endurecerlas todavía más, aplica un poco de aceite de ricino sobre ellas. Es excelente para que tus uñas sean un poquito más duras. Puedes realizar este tratamiento reparador cada quince días o cada mes. Dependiendo de tus gustos y necesidades.hidratar con aceite de oliva
  4. No olvides las cutículas. Mucha gente, cuando piensa en cuidar las manos, se acuerda de las uñas pero se olvida pro completo de las cutículas. Un truco genial para que tus cutículas se mantengan hidratadas es aplicarlas crema hidratante. No es necesario que se trate de ninguna crema especial. Simplemente, cuando te eches crema de manos, recuerda insistir en la zona de las cutículas. Masajéalas suavemente con la crema para que la absorba bien. Igualmente, cuando vayas a hacer algún tratamiento en casa para las uñas, recuerda ablandar las cutículas antes de empezar a tratarlas. Puedes hacerlo con aceite de oliva o con algún producto especial para las cutículas. En ningún caso cortes las cutículas. Esto solo es necesario si encuentras algún padrastro. En el resto de los casos no debes de hacerlo.Cómo cuidar las uñas
  5. Recorta tus uñas o límalas con frecuencia. Se acabó eso de morderte las uñas. Nunca más deberías de hacerlo. Lo mejor es que utilices un cortaúñas o una lima. Si quieres mantenerlas un poco largas pero darles forma y reducir su tamaño, nada mejor que la lima. Sin embargo, si quieres recortarlas y cambiar de look, usa el cortaúñas. Para cortar correctamente las uñas es conveniente seguir la forma de las cutículas. Esta es la forma natural de tus uñas. En caso de bebés o niños muy pequeños se aconseja cortar las uñas con forma cuadrada y no redonda. De esta manera evitarás que las uñas se le claven.Cómo cuidar las uñas

Consejos para cuidar las uñas

CONSEJOS

Curiosidades sobre la uña. ¿Sabes de qué parte se componen a nivel externo?

Si te fijas probablemente te habrás dado cuenta de que las uñas de las manos y de los pies tienen una forma muy particular. Muchos de nuestros dedos tienen una especie de media luna en la base de la uña. ¿Sabes cómo se llama cada una de las partes de la uña? Vamos a explicártelo a continuación.

  • Cuerpo ungueal. Este es el nombre técnico que reciben nuestras uñas. Toda la uña en sí es el cuerpo ungueal.
  • Matriz o raíz. La raíz es el punto a partir del cual nace la uña. En su parte inferior está situada bajo la piel. A partir de aquí crece hacia arriba y se aproxima hasta la punta de los dedos.
  • Lúnula. Antes hablábamos de la media luna que tenemos en algunos de nuestros dedos. Pues este es el nombre técnico de esta parte de la uña. Esta parte nace desde la raíz de la uña y es más o menos pronunciada en los dedos. No siempre se tienen lúnula en todas las uñas. En mi caso, por ejemplo, solo está presente en el pulgar, el índice y el corazón. El color es diferente al resto de la uña porque esta parte está compuesta de tejido vivo.
  • Lecho ungueal. El dedo se conecta con la uña o cuerpo ungueal gracias a este tejido. Una especie de tejido viscoso que hace la función de “pegamento” entre la uña y el dedo.
  • Este tejido sirve para proteger el lecho ungueal de las infecciones.
  • ¿Te has fijado en ese pequeño pliegue de los laterales de nuestras uñas? Justo donde el dedo y la uña se unen. Pues este pliegue se conoce técnicamente como paronniquio.
  • El pliegue que se sitúa en la raíz de la uña, justo donde nace el cuerpo ungueal, es conocido bajo la denominación de eponiquio.Cómo cuidar las uñas
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.