Cuidar la piel es muy importante. No hay que olvidar que el cuerpo humano está completamente protegido por ella. Tener una piel hidratada, protegida contra el sol y con un tacto agradable es algo que a todos nos encanta. En este post queremos enseñarte cómo cuidar la piel de manera adecuada. Pero antes de empezar nos gustaría contarte algunos datos interesantes sobre esta parte tan importante del cuerpo. ¡Comencemos!

¿Qué sabes sobre la piel?

Es posible que no sepas que la piel es el órgano más grande del cuerpo. Para que te hagas una idea, en cada ser humano la piel ocupa aproximadamente unos dos metros cuadrados. Su espesor es diferente dependiendo de la parte del cuerpo en la que se encuentre. Por ejemplo, la piel más fina se encuentra en los párpados. Esta piel tiene más o menos medio milímetro de espesor. Sin embargo, la piel de los pies, concretamente la de los talones, tiene unos cuatro milímetros.

La piel es muy importante porque es una barrera natural que protege a nuestro organismo de los agentes externos. La piel se divide en tres capas principalmente.

  • La epidermis. Esta es la capa más externa de nuestra piel. Así que es la barrera más potente para protegernos contra las agresiones del exterior. Las cremas suelen actuar directamente sobre esta capa para protegerla y hacer que conserve durante más tiempo sus cualidades.
  • La dermis. Esta capa es la segunda capa de la piel y se encuentra debajo de la epidermis. Está firmemente conectada a la primera y es la segunda línea de defensa contra las agresiones externas hacia nuestro organismo. En esta capa es donde se encuentran los folículos pilosos y las glándulas sebáceas. Sus funciones son muchas y muy importantes. Por ejemplo, se encarga de mantener nutrida a la epidermis y tiene una función termorreguladora.
  • La hipodermis. Es la capa más protegida de nuestra piel y también se conoce como fascia superficial o tejido subcutáneo. Esta capa se encarga principalmente de almacenar la grasa. Las células adiposas de esta parte de la piel pueden llegar a alcanzar un grosor de 3 centímetros. Por ejemplo en el abdomen.

¿Cuidar la piel es difícil?

No, no te preocupes. Cuidar la piel no resulta excesivamente complicado. Eso sí, hay que ser muy constante y seguir las indicaciones que te damos cada día. Uno de los principales problemas a los que se ha de enfrentar la piel es la falta de hidratación y el contacto directo con el sol. Estos dos elementos son sin duda los que más afectan a la epidermis y más avejentan nuestra piel. En doncomos queremos darte unas orientaciones muy sencillas para que sepas cómo cuidar la piel tanto del cuerpo como de la cara.

Recuerda que no somos médicos. Así que siempre puedes consultar a un facultativo experto en la materia para que te ayude y aconseje sobre tu caso particular. Si tienes alguna alteración importante de la piel, por ejemplo psoriasis, consulta a tu médico para saber cómo tratarla.

Esperamos que estos consejos te resulten muy útiles y que nos cuentes tus propios trucos en el apartado de comentarios.Cómo cuidar la piel

¿Que necesitas para cuidar la piel?

  • Leer el siguiente post
  • Tener constancia con los tratamientos
  • Consultar a un médico especializado si te surge cualquier duda. Un facultativo siempre podrá ofrecerte una visión más amplia y acorde a tu propio caso.

Cómo cuidar la piel de la cara

  • Leche limpiadora
  • Tónico facial
  • Crema hidratante
  • Contorno de ojos
  • Discos de algodón

Cómo cuidar la piel del cuerpo

  • Jabón suave
  • Crema hidratante

Instrucciones para cuidar la piel

Cómo cuidar la piel de la cara

La piel de la cara es una de las partes de nuestro cuerpo, junto con las manos, que más ataques sufre cada día. Al estar en contacto directo con el exterior es normal que sufra más directamente las agresiones externas. En este apartado vamos a explicarte cómo cuidar la piel de la cara para que siempre se encuentre hidratada y en perfecto estado. Este tratamiento está pensado para que se convierta en un ritual de belleza diario. Si lo haces de forma permanente en muy poco tiempo notarás los resultados. Si quieres hacer una limpieza de cutis casera verdaderamente intensiva no dejes de leer nuestro artículo Cómo hacer una limpieza de cutis casera.

  1. Aplicar leche limpiadora sobre el rostro. Para hacerlo verdaderamente bien es conveniente que tengas el pelo recogido y la cara lavada. Puedes encontrar leche limpiadora en una farmacia o incluso en supermercados. La marca Deliplus de los supermercados Mercadona tiene leche limpiadora a muy buen precio y que da excelentes resultados. Aplícala sobre tu rosto con las manos y extiéndela suavemente haciendo círculos. Intenta seguir la dirección de las agujas del reloj y evita tirar de los músculos hacia abajo. Así no se descolgarán. No es aconsejable que extiendas la leche limpiadora por los párpados.
  2. Retirar el exceso con un disco de algodón. Utiliza un disco de algodón para retirar la crema. Hazlo también con movimientos circulares en sentido a las agujas del reloj. Insiste en la zona de las aletas de la nariz y en los mofletes. Básicamente donde te veas más puntos negros. De esta manera la crema penetrará mejor y podrá eliminar el exceso de suciedad de tu piel. Notarás que funciona porque el algodón terminará un poco oscuro.Cómo cuidar la piel
  3. Aplicar el tónico facial. Una vez hayas retirado la leche limpiadora con el disco de algodón deberás aplicarte el tónico facial. Es imprescindible para mantener la piel bien hidratada. Utiliza un disco de algodón y empápalo con el tónico. Al igual que antes extiéndelo por tu rostro siempre con movimientos circulares y de arriba abajo para evitar que los músculos se descuelguen. Hay personas que prefieren dar pequeños toquecitos. Elijas el método que elijas, hazlo con suavidad para no dañar la piel. Puedes aplicarla también sobre los párpados.
  4. Aplicar el contorno de ojos. Una vez que notes que tu piel ha absorbido el tónico facial es el momento de aplicar el contorno de ojos. Hazlo con suavidad y desde la zona del lagrimal hacia afuera.
  5. Aplicar la crema hidratante. Ahora solo falta terminar de nutrir el resto de tu piel. Utiliza la crema que más se adecúe a tu tipo de piel (mixta, grasa, seca). Puedes comprarla en una farmacia para que los farmacéuticos te aconsejen. Igual que antes has de extenderla con movimientos circulares y con mucha suavidad. En ningún caso eches exceso de crema pues evitarás que los poros respiren y no conseguirás nada. Lo ideal es que mientras la extiendas notes cómo la piel la va absorbiendo con tus masajes circulares. Si no consigues que se absorba es que has echado demasiada. Intenta extender el exceso por el resto de la cara. Haz este tratamiento todas las mañanas. Si también lo repites por las noches los resultados serán espectaculares.Cómo cuidar la piel

Cómo cuidar la piel del cuerpo

Para cuidar la piel del cuerpo es importante que mantengas una hidratación adecuada y que la protejas del sol siempre que salgas a la calle. De esta manera evitarás que sufra innecesariamente y lograrás que tu piel esté siempre perfecta. Respecto a los consejos de belleza para aplicar a diario, sin duda pueden interesarte los siguientes.

  1. Usar un jabón suave. Para asegurarnos una piel suave y en buen estado es recomendable utilizar un jabón suave. Si te acostumbras a utilizar jabones algo fuertes tu piel puede terminar por volverse muy seca y sensible. Usa jabones ricos en lípidos para asegurarte de que estará protegida.
  2. Ducharse con agua templada. Tanto nuestro pelo como nuestra piel sufren mucho con las duchas de agua muy caliente. Es uno de los principales motivos de la sequedad en estas dos partes. Evita estar en el agua mucho tiempo para que la piel no se estropee. Si te gustan los baños, no te prives de ellos pero no permanezcas en la bañera mucho tiempo.
  3. Aclarar y secar con cuidado. Asegúrate de retirar todo el jabón de tu cuerpo para que este quede perfecto. Si quieres secar correctamente la piel, hazlo propinando suaves golpecitos con la toalla. No la restriegues por tu cuerpo. Da toques suaves y rápidos para secarte completamente.Cómo cuidar la piel
  4. Aplicar crema hidratante. Aunque al principio puede costar y lleva algún tiempo, hidratar la piel a diario es muy importante. Igual que sucede con el rostro, tienes cremas hidratantes para cada tipo de piel. Busca la mejor para tu caso.Cómo cuidar la piel

Consejos para cuidar la piel

Comer adecuadamente, beber mucha agua y no pasar frío son tres consejos que debemos darte. No pases frío cuando estés en la calle ni dejes que el sol y el viento dañen tu piel. Los climas extremos hacen que nuestra piel sufra mucho. Si hace frío, abrígate. Si hace calor, intenta llevar ropa ligera.beber agua

Come bien. Añade a tu dieta, sí o sí, cinco piezas de frutas y verduras al día para estar sano. Si comes equilibradamente no solo lo notarás por dentro sino también por fuera. Tu organismo estará mucho mejor y esto se reflejará en tu piel. Evita los dulces, las comidas grasientas y el consumo excesivo de productos y harinas procesadas. Pásate a lo integral y aumenta el consumo de frutas, verduras y legumbres.Cómo cuidar la piel

Y por último, ¡bebe mucha agua! La hidratación es imprescindible para tener una piel perfecta.

¿Te ha gustado?